Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

Más reciente

El ángel exterminador en el Teatro Español

Adaptar una gran novela o una película reconocida como de las mejores de la historia es un gran reto. Se puede caer en la complacencia y reproducir de algún modo la narrativa y estética, craso error. Y se puede dar un punto de vista personal, en función del equipo que aborde la revisión de ese material. Evidentemente, la película de Buñuel no ha perdido fuelle a día de hoy y tal vez, la mejor forma de que siga viva es que llegue una adaptación de la misma al teatro ya que es una película que transcurre en interior y eso facilita la traslación a un escenario. Lo más importante es mantener el espíritu y lo que la obra original plantea. En esta propuesta que se ha estrenado en el Teatro Español, se nos muestra en encierro a un grupo de personajes cargados de máscaras tras las que esconden sus miserias y podredumbre. En los interludios de su declive, van apareciendo en el patio de butacas invertido, unos personajes que parece están experimentando la decadencia de este grupo que, una vez liberado, volverá a refugiarse en los brazos de la fe. Aunque el final vuelve a darnos la sensación de que todo sigue igual o que los cambios no serán posibles mientras no haya una autentica extinción.
Adolfo Simón

Anuncios

La manada en La puerta estrecha

Dentro de los múltiples rincones que tiene La puerta estrecha, la cocina comedor es uno de los más sugerentes, allí espera el público antes del inicio de las funciones y allí, en algunas ocasiones también se han mostrado allí escenas, pero nunca se había hecho una pieza entera en ese lugar. La manada es un tiempo en la vida de unos seres que viven con sus propias reglas, aquí les vemos en un momento de intimidad donde la comida es un elemento que les comunica y expone. La frontera entre la realidad y la ficción es muy fina, apenas imperceptible, a un palmo de nuestras narices, vemos y escuchamos la complicidad y maquinación de un triángulo complejo.
Adolfo Simón

Hablar por hablar en el Teatro Bellas Artes

La radio ha sido y será una pieza fundamental en la comunicación. Muchos de nosotros hemos crecido oyendo radio, a veces más relacionada con el teatro y otras, con la música o las historias. Los oyentes han sido fundamentales y en un formato como el de Hablar por hablar…esencial!. Ahora le ha llegado el turno a este programa de ser traslado a la escena, por un lado, con historias extraídas de la narradas por los oyentes y otras escritas para la ocasión. La escena juega con la idea del programa en directo en el que, a veces, las historias cobran vida y se escenifican frente al ojos del espectador. La realidad se da la mano con la ficción…y los protagonistas de la radio terminan siendo también, protagonistas de la obra de teatro. Un juego de espejos social.
Adolfo Simón

¿Fin? en Nave 73

Jorge y Alicia son una pareja aparentemente consolidada que llega a su FIN. Ponen el punto y final a una relación que, desde el principio, vemos que está rota. Ninguno de ellos se resiste, son conscientes de que la herida es demasiado profunda como para seguir poniendo tiritas. Y tras muchas discusiones, tras haberlo hablado, meditado… Deciden emprender caminos por separado. Pero…¿Qué pasaría si el final fuese un principio en el que poder replantear todo lo que hemos experimentado como seres humanos?. Todo se puede reinventar pero hay cosas que tienen que ver con los sentimientos, que serán eternos, ocurra lo que ocurra. Un viaje en el tiempo y el corazón.
Adolfo Simón

A %d blogueros les gusta esto: