Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

Más reciente

36 Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid: recuperando su esencia

El Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid recuperará esta temporada su formato original

  • 9 espacios escénicos de referencia de la Comunidad de Madrid acogerán 21 espectáculos y 5 laboratorios de creación
  • Estarán presentes imprescindibles como Teatro La Re-sentida, Simon Stone, Sergio Blanco, Kristian Lupa y Joël Pommerat

El Gobierno regional ha presentado hoy una nueva edición del Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid, una cita escénica de referencia que regresa esta temporada a su formato original y tendrá lugar del 15 de noviembre al 2 de diciembre.
El consejero de Cultura, Turismo y Deportes, Jaime de los Santos, ha sido el encargado de desglosar hoy la programación del festival, junto con el director artístico, Carlos Aladro, en un acto que ha tenido lugar en la Sala Negra de los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid.
Durante su intervención, De los Santos ha explicado que “volver al otoño es darle de nuevo la identidad, el lugar y el reconocimiento de un encuentro único”. Además, el consejero ha destacado que el Festival de Otoño mantiene este año “su voluntad de seguir acercándose a todos los gustos y edades, de contar con las novedades y realidades ocultas del teatro internacional, y de apoyar la creación escénica madrileña y española”.
Y es que el cartel de esta trigésimo sexta edición apuesta por la sorpresa y el descubrimiento de nuevas miradas. En él brillarán tótems de la escena internacional como Simon Stone, Jöel Pommerat, Sergio Blanco y Krystian Lupa. Tampoco faltarán a la cita artistas y colectivos imprescindibles como Teatro La Re-sentida, Forced Entertainment, Łukasz Twarkowski, Pablo Fidalgo, El Pont Flotant, Stopgag Dance Company y Elena Córdoba.

RDP Festival de otoño.jpg
UNA CUIDADA SELECCIÓN DE ESPECTÁCULOS
Jaime de los Santos ha continuado su intervención recordando que el Festival de Otoño “quiere ser un ágora de encuentro para artistas y espectadores”. En este sentido, ha destacado que se ha llevado a cabo “una cuidada selección de espectáculos de todas las disciplinas artísticas, con maestros de reconocida trayectoria y nuevas figuras por descubrir”.
El 36º Festival de Otoño contará con diversidad de géneros y formatos, en un
cartel que estará compuesto por un total de 21 espectáculos y 5 laboratorios de
creación de artistas y compañías procedentes de 15 nacionalidades.
Además, esta edición contará con nuevas sedes. Así, las representaciones y
actividades tendrán lugar en 9 espacios escénicos de referencia de la
Comunidad de Madrid: los Teatros del Canal, el Teatro de La Abadía, la Sala
Cuarta Pared, el Teatro Pradillo, El Pavón Teatro Kamikaze, La Casa
Encendida, el Museo Reina Sofía, la Casa de América y el Corral de Comedias
de Alcalá de Henares.
El Festival de Otoño contará con nombres imprescindibles como Simon Stone,
Joël Pommerat, Sergio Blanco, Krystian Lupa y Forced Entertainment. Su
programa ha querido visibilizar el trabajo de jóvenes artistas madrileños y
españoles (Alberto Cortés, Titzina, Pablo Fidalgo, Julia de Castro y María
Folguera); rescatar a creadores insólitos y relevantes a nivel nacional (Elena
Córdoba, Cuqui Jerez y Adolfo Simón); otorgarle una presencia estable de
Latinoamérica, como referente imprescindible de nuestra cultura (Sergio Blanco
y Marcos Layera con su Teatro La Re-sentida); y acercar a Madrid el trabajo de
grandes figuras europeas aquí desconocidas (Łukasz Twarkowski, Nassim
Soleimanpour, Bertrand Lesca y Nasi Voutsas).
Además, habrá piezas para público familiar (Il n’est pas encore minuit… y Le
Petit Chaperon Rouge); teatro accesible (con Stopgag Dance Company y El
Pont Flotant); y guiños a la mejor literatura universal (Medea, de Eurípides; Ante
la jubilación, de Thomas Bernhard; y fragmentos de textos de Santa Teresa de
Jesús).
NUEVAS MIRADAS Y UNA APUESTA POR EL DESCUBRIMIENTO
La troupe latinoamericana del momento, Teatro La Re-sentida, bautizada como
‘los punks del teatro chileno’, abrirá el festival con su espectáculo Tratando de
hacer una obra que cambie el mundo. Le seguirá Anarquismos (Por el medio de
la habitación corre un río más claro), una pieza de Pablo Fidalgo sobre la
ausencia, los sueños, el miedo y el silencio.
Simon Stone, uno de los directores europeos más cotizados de la escena
internacional, acercará el mito griego de Eurípides Medea a nuestros días bajo
un prisma contemporáneo junto al prestigioso Internationaal Theater
Amsterdam. Y el tándem de artistas emergentes británicos, Bertrand Lesca y
Nasi Voutsas, visitará por primera vez Madrid con sus creaciones Eurohouse y
Palmyra.

 

 

Anuncios

Eventos de creación contemporánea

*”COMICS”. El Sábado 6 de Octubre a las 19hs. en el INSTITUTO MUNICIPAL DE LAS CULTURAS

*20ª Jornada de conservación de arte contemporáneo
jornada.conservacion@museoreinasofia.es

*XV MUESTRA INTERNACIONAL DE DANZA, TEATRO Y CIRCO CONTEMPORÁNEO LATINO-AMERICANO.
en el TEATRO DE LA SENSACIÓN

*Abiertas inscripciones Jornadas Estudio de la Imagen y Universidad Popular en CA2M

*La Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid presenta la Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias

*Festival de mujeres creadores en Tabacalera
https://www.facebook.com/events/693576797641946/

Teatro Español:El espectáculo El pan y la sal arranca la Temporada 18/19 dedicada a ‘La Memoria’

Cuatro únicas funciones del 20 al 23 de septiembre en la Sala Principal

El pan y la sal inaugura la Temporada del Español 2018/19 dedicada a ‘La Memoria’
con ánimo de ayudar a rescatar del olvido y del silencio acontecimientos, procesos y
circunstancias de nuestra historia reciente
Una lectura dramatizada a cargo de un elenco de lujo, dirigido por Andrés Lima y con
nombres de la talla de Mario Gas, Gloria Muñoz, Ginés García Millán, José Sacristán,
Alberto San Juan o Emilio Gutiérrez Caba, que estarán durante cuatro días en la Sala
Principal

EL PAN Y LA SAL RUEDA PRENSA

El pan y la sal es un texto de Raúl Quirós sobre el olvido y la memoria histórica por los
desaparecidos en la Guerra Civil y del franquismo. Con dirección de Andrés Lima, se trata de una lectura dramatizada que cuenta con la intervención de actores de la talla de José
Sacristán, Gloria Muñoz, Mario Gas, Natalia Díaz, Alberto San Juan, Ramón Barea, Laura
Galán, Ginés García Millán, Emilio Gutiérrez Caba y Andrés Lima. Además de la colaboración de Nuria Espert, que hará una pequeña intervención los días 20, 21 y 22 y en su lugar estará María Galiana el domingo 23 de septiembre.
El pan y la sal es una obra sobre la Justicia a partir de un episodio reciente: el juicio al juez Baltasar Garzón. En febrero de 2012, tras recibir las denuncias de familiares de
desaparecidos, se juzgó al magistrado por tratar de investigar los crímenes de la dictadura franquista.
El espectáculo (sin una sola línea de ficción) es el relato teatral de esta causa contra la
recuperación de la Memoria Histórica. Un juicio en que los familiares de las víctimas dan
testimonio de cómo desaparecieron sus padres y abuelos. Palabras, fragmentos transcritos, historias, que son un clamor contra el silencio institucional, contra el olvido organizado sobre una tragedia reciente de nuestra historia.

El mapa de las fosas comunes en España es un genocidio sin investigar. En el territorio
español hay más de 2.500 fosas comunes, en las que se encuentran al menos los restos de
120.000 víctimas, hombres y mujeres desaparecidos. El Valle de los Caídos, de gran
actualidad estas semanas, es la fosa con mayor número de víctimas exhumadas, según los datos del Ministerio de Justicia. Un genocidio que ninguno de los sucesivos gobiernos de la democracia ha querido investigar ni reparar.
En palabras del director Andrés Lima, el motivo y la causa de este montaje es: “Reconocer a las víctimas, tratar de que puedan honrar a sus padres o a sus abuelos desaparecidos; ayudar a la exhumación, a desenterrar, a reconocer para que esto pueda sanarse de alguna manera y para evitar que se repita el pasado, para que seamos capaces de hablar con voces no condenadas al eco perpetuo de la estupidez y la desgracia. Cuando está de verdad viva, la memoria no contempla la historia, sino que invita a hacerla”.
Raúl Quirón, autor de la obra, trabaja desde hace algunos años en Londres y colabora con movimientos que usan la dramaturgia para poner voz a algunas cuestiones silenciadas, como es el caso también de la desaparición de bebés durante la dictadura argentina. Con El pan y la sal “no quería azuzar la dialéctica entre rojos y azules. Tampoco colocar en primer plano al juez Garzón. Lo que pretendo es revitalizar el debate sobre la dignidad de las víctimas del Franquismo, que tienen todo el derecho a saber y a recuperar los restos de sus seres queridos”

A %d blogueros les gusta esto: