Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

Más reciente

Libración en Lagrada Teatro

La Companyia Hongaresa de Teatre y La Zafirina representan una de las obras de la dramaturga española, Lluïsa Cunillé. Un montaje que vuelve a los escenarios para celebrar los 25 años de su estreno. La función está dirigida por Lola López, una de las dos actrices que protagonizaron el primer espectáculo y por el que obtuvo el Premio de la Crítica 1994 a la Mejor interpretación. Ahora está interpretada por Mafalda Bellido y Blanca Martínez. Hay textos contemporáneos que sobreviven al tiempo porque no son anecdoticos si no que construyen un espacios físico y mental en el que los espectadores han de entrar a construir su propia obra en los silencios. Aquí, la última imagen nos servirá para componer un posible puzle dramático, no obstante, durante toda la función estamos creando hipótesis sobre la relación de dos mujeres que se encuentran durante varios días, de noche…para construir una relación que nunca desvelarán.
Adolfo Simón

Tacones Manoli, una ensoñación lorquiana

Hace unos días escribí sobre un espectáculo cuyo título era “Lo nunca visto”, si tuviera que ponerle un subtitulo a Tacones Manoli, le llamaría…”Lo nunca imaginado”. A veces es complicado describir una propuesta cuando rompe los límites habituales de espacio y tiempo. Es verdad que ya no nos sorprende que nos saquen del patio de butacas habitual y nos desplacen por espacios, tampoco es nuevo que sea un recorrido sorpresivo por el que, paso a paso nos mueven por un laberinto donde la atmósfera lumínica o sonora es inquietante…También hemos vivido experiencias donde el espectador es el protagonista transformado en personaje o voyeur. Si, es verdad que, a los que nos movemos por diferentes fórmulas escénicas hemos disfrutado de muchas variantes de lo “teatral”. Pero es que, en Tacones Manoli se suman todos estos elementos en un coktail batido al punto de locura apropiado. Y además, en ese viaje a las entrañas del lugar, sin límites, encontramos delicias que degustamos mientras recorremos el cuerpo de esta ensoñación lorquiana… Por allí andan sueltas…Adela, Bernarda, Yerma, Mariana… Los caballos y enfermeras de El Público o la secretaria de Así que pasen cinco años… Están todos y ninguno, transformados y deformados…en una pesadilla febril; tal vez esas imágenes que en los últimos latidos del cerebro de Lorca se incrustaron o evaporaron. Y aún hay más, flamenco…si, flamenco en los rincones, encima de las sillas, entre los cacharros de la cocina o en los desvanes…Si, ya se que no he descrito lo que ocurre ni he hecho una valoración; hay propuestas que tienen tantas lecturas que cualquier espectador puede encontrar o construir su propia obra. En uno de los momentos, me paro delante de una habitación oscura y alguien ilumina un espejo…y leo, escrito con lápiz de labios…”A Lorca lo mataron por rojo y maricón”. A Lorca no le mataron porque vive en todos nosotros…y anoche se asomó a nuestros ojos.
Adolfo Simón

EL REAL JUNIOR, DONDE LA MÚSICA SE HACE MÁS JOVEN

¿Cuál será el público de ópera del mañana?…Pues aquel que se fomente hoy. La pasión por la cultura no surge de forma espontánea, necesita público curioso pero sobre todo, espacios y equipos sensibles que piensen en el futuro. Los espectadores se renuevan pero hace falta sembrar en los nuevos, desde la más tierna infancia, la semilla de la belleza del bel canto y todos los distintos formatos y estilos que pueden realizarse. Con este objetivo, un años más, el Teatro Real de Madrid aborda un espléndido programa para incentivar el deseo y conocimiento sobre esta maravilla de espectáculos.

Tras las voces del Don Carlo y los pasos de Giselle, el Teatro Real inaugura ahora la programación de El Real Junior, dedicada al público infantil, juvenil y familiar, con la que quiere crear un camino de apertura o iniciación de los niños y niñas al mundo musical y artístico, despertando su curiosidad y propiciando momentos para compartir con su entorno.
El próximo 19 de octubre, un día antes en función escolar, abrirá la temporada Mi amigo el monstruo, una producción de la Compañía Clair de Lune, inspirado en la novela Frankenstein de Mary Shelley, que hace una adaptación para títeres de sombra y actores que interpretarán la trama delante y detrás de la pantalla. En paralelo al estreno de este título, la Fundación SGAE realizará en la sala Berlanga dos sesiones cinematográficas sobre la figura de estos seres con la proyección de las películas Un monstruo viene a verme, de José Antonio Bayona, el sábado 26 de octubre, y Handía, de Jon Garaño y Aitor Arregui, el sábado 2 de noviembre, ambas a las 17.00 h.
A través de diferentes expresiones artísticas -títeres, cuentos musicales, proyecciones, cine, ópera y circo- con un enfoque lúdico, y con la música en el centro de cada historia, se contarán cuentos y fábulas cuyo contenido será vehículo transmisor de valores y conocimientos con los que los pequeños pueden componer su propia visión del mundo.
La actividad de El Real Junior convertirá esta temporada la Sala Gayarre en el corazón de su actividad, proporcionando a los espectadores cercanía y complicidad con los artistas. En ella tendrán lugar cuatro de los siete espectáculos programados: Mi amigo el monstruo (títeres), La pequeña cerillera (cuento musical de novedad), Cine antiguo con músicas nuevas (cine mudo con música en vivo) e Historia de Babar, el pequeño elefante (cuento musical).
La Sala de Orquesta, uno de los lugares emblemáticos del Teatro, con vistas al hermoso atardecer de la ciudad, se dejará invadir por la noche y en su oscuridad un Piano de otros mundos será el hilo conductor de una historia que transitará de Wagner a Pink Floyd.
Tras el telón rojo de la sala principal se esconderán Acróbata y arlequín (ópera y circo) y el último espectáculo de la temporada, en el mes de mayo, en el que la maestra Lucía Marín se colocará al frente de la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid para interpretar obras del Beethoven más apasionado en un concierto didáctico conducido por el humor y el ingenio de Luis Piedrahita bajo el título ¡Alabín, alabán, a la Ludwig van! ¡Beethoven, Beethoven y nadie más!
El ciclo de talleres familiares ¡Todos a la Gayarre! que, con periodicidad mensual, realiza una introducción musical, desenfadada y entretenida, en torno a los grandes títulos del escenario principal, continuará un año más con la dirección y presentación de Fernando Palacios, con dieciocho citas dominicales entre los meses de octubre a junio.
El Teatro Real prosigue con su programa de colaboración con centros escolares de toda España, más allá de las funciones pedagógicas que tienen lugar en el propio teatro, con la retransmisión de espectáculos de El Real Junior en colegios de toda España, gracias a los acuerdos de colaboración suscritos con las comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Murcia).
El próximo mes de mayo, la producción del Teatro Real La pequeña cerillera, inspirada en el cuento homónimo de H.C. Andersen, con guion y dirección de escena de Rita Cosentino, viajará a Badajoz como una de las actividades que forman parte del convenio suscrito entre la Diputación de Badajoz y el Teatro Real para el fomento de la ópera en Extremadura.
Todos los espectáculos contarán, como es habitual, con una Guía didáctica, accesible de forma gratuita a través de la página web del Teatro (www.teatro-real.es) para padres y profesores, en la que se ofrece información detallada del espectáculo y, fundamentalmente, ejercicios prácticos para que los profesores y los padres ayuden a los pequeños a obtener una mirada más amplia sobre el mundo que van a conocer…
Adolfo Simón

https://www.teatroreal.es/es/noticia/real-junior-donde-musica-se-hace-mas-joven

La mujer más fea del mundo en el Ambigú del Pavón Kamikaze

La mujer más fea del mundo es una declaración de amor a la fealdad, una llamada a la revolución, a la batalla, a la guerra. Porque ahora ha llegado el momento de reivindicar lo feo y quemar todo lo demás. Un espectáculo que analiza sarcásticamente el papel que ejerce en el mundo el cuerpo físico y cómo este está encadenado al grado de felicidad al que uno puede aspirar. Lo que empieza como un ritual de santidad, un espacio para la adoración a la bondad y la belleza, se convierte en un combate salvaje que la actriz realiza con el público, sus fantasmas e inseguridades…consigo misma. La dialéctica entre lo que soñamos y lo que nos obligan a vivir como pesadilla diaria, provoca en el personaje que se expresa en primera persona, una bajada a los infiernos para poder liberarse de todas las trabas sembradas en la infancia.
Adolfo Simón

15 años de la Sala Tarambana

-La Sala Tarambana celebra sus 15 años de actividad ininterrumpida. Fue el primer centro de exhibición teatral privado que abrió sus puertas en Carabanchel.

-Nacho Bonacho y Eva Bedmar son los impulsores de este proyecto, comprometido con su barrio y con la realidad social del mismo, que se esfuerza mes a mes por ofrecer una programación estable y de calidad de teatro (adulto y familiar) y música. Porque hay mucha cultura más allá del centro de Madrid.

-El 27 de octubre de 2004 tuvo lugar la primera representación teatral en la Sala Tarambana exhibiendo el montaje Star bien, de A la cara Teatro, una obra protagonizada por Carmen Ruiz, Kike Guaza, Pablo Paz y Susana Rubio. La técnico de sonido de ese primer espectáculo fue Ana Morgade.

-Para celebrar este aniversario Tarambana, aparte de una programación específica, creará dos nuevos trabajos escénicos: un ambicioso espectáculo de teatro musical infantil llamado Emoticolors, y una obra de teatro de adultos de Jordi Cadellans sobre la homosexualidad en los años 80 y el acoso escolar llamada Here comes your man.

A %d blogueros les gusta esto: