Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

Secundario con Antonio Velasco en La Casa de la Portera

¿Qué sería de la literatura dramática, del teatro o cualquier arte audiovisual que precise de interpretes sin los actores secundarios?…Si repasamos las grandes obras de teatro, seguramente encontraremos que descubrimos las tramas o las intenciones de los protagonistas a través de comentarios o de la mirada de un personaje, mal llamado, secundario. En esta pieza farsesca que se presenta en La casa de la portera nos encontramos, gracias a un problema técnico…Ay!, cuantas obras se han escrito gracias a los “problemas de las representaciones”…con la presencia de un actor que sueña con ocupar el lugar de la estrella del espectáculo y que mientras llega ese momento, nos desvela su biografía y un puñado de anécdotas emotivas del devenir de los cómicos. Con la que está cayendo, no está mal que el mundo del teatro busque darle dignidad a su trabajo.
Adolfo Simón

secundario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s