Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Bailar el agua en el IDEM de La Casa Encendida

Dicen que el arte contemporáneo precisa de una capacidad de análisis y contemplación específica, que no todo tipo de público puede disfrutar de ello. Bailar el agua es el ejemplo claro de que esto no es así. Es verdad que, a menudo, los artistas hacen ejercicios de introspección que no permiten que el público acceda a su obra; es una opción, pero también es cierto que el arte ha de ser un acto comunicativo y que los creadores han de asumir ese reto. Bailar el agua tiene como objetivo, en sus intérpretes, acercar, compartir y provocar placer y emociones a todo el que se acerca a sus propuestas y así, descubrimos que un niño, un adulto, una persona con otro nivel de capacidad, etc…pueden disfrutar de su “juego escénico” porque el principal objetivo es comunicar y “dialogar” entre el patio de butacas y la escena. Eso es lo que ocurre en Bailar el agua, fragilidad y poesía… Una de las propuestas más coherentes en esta edición de IDEM 2016.
Adolfo Simón

aguaba

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s