Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Un funambulista en Portugal

musca

Viajar es la mejor manera para descubrir otras formas de vida y para conocerse uno profundamente. Siempre es tiempo para viajar, nunca es tarde y es interesante volver sobre paisajes recorridos en otro momento, se ven con otros ojos, se redescubren. Portugal es un país hermoso, lleno de lugares sorprendentes y de gente fantástica que, si se la conoce de cerca, no se la olvida nunca. Hace casi dos décadas viajé por primera vez al país vecino a trabajar, Lorca me llevó hasta Sintra para encontrarme con un grupo de actores y técnicos llenos de entusiasmo ante la posibilidad de crear una obra propia desde su historia personal, viajando al encuentro de un Lorca que viajase de manera imaginaria por el Barrio Alto de Lisboa. La experiencia fue muy poderosa y han tenido que pasar casi veinte años para descubrir lo que se sembró en aquella ocasión. Uno va haciendo y creando humildemente, dejando rastros en el camino sobre lo que el teatro es para mí y cómo ha de ser útil para la sociedad de nuestro tiempo. El camino se va recorriendo y aunque pensamos que tiene poca trascendencia lo que hacemos, en cualquier recodo del viaje, nos reencontramos con viejos conocidos que nos recuerdan que todo tiene, al final, sentido. He vuelto a Portugal para participar, en esta ocasión, con mi proyecto actual: Books en la Casa da Marioneta de Sintra-Agualva en el Festival Muscarium2 organizado por Teatromosca, en la segunda edición de una muestra que está creciendo rápidamente sin perder coherencia ni ética. Al frente de este Festival hay un equipo de enamorados del teatro, de personas que creen en el poder de la escena para transformar la sociedad de hoy; un grupo entusiasta y estupendo. En ese equipo hay varias personas que llevan las riendas: María Carneiro, Pedro Alves, Carlos Arroja y Pedro Silva, alguno de ellos fueron cómplices de aquella creación lorquiana. Han crecido, los muchachos que eran se han convertido ahora en hombres y mujeres que sueñan y pelean día a día por encontrar un lugar en el teatro lusitano. Y lo están consiguiendo, sin aspavientos, creando comunidad teatral y conectándose con otros profesionales y con la población portuguesa. Ha sido muy emocionante reencontrarme con estos artistas que tienen muy claro que han de trabajar codo con codo, día a día…por un teatro de hoy para una sociedad del mañana. He vuelto, seguramente, para aprender de esta experiencia que nada se hace en balde, que todo va creando poso y que solo hay que dar tiempo a las cosas y también, para compartir con ellos el momento actual de mi viaje creativo con esta pieza de teatro de objetos a partir de libros de artista que, de algún modo, me invita a reconciliarme con mis orígenes, con la coherencia de lo que hacemos para la escena y que, aunque me sienta muy frágil transitando como un funambulista por una cuerda de cristal, ahora sé que todo ha tenido sentido, cada paso, aunque pensase que era en caminos a ninguna parte, a algún lugar llegan, a veces…Al corazón de la bruma portuguesa.
Adolfo Simón

musca1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s