Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

“Equus” en la sala Arte y Desmayo

Algunos textos teatrales tienen un lugar y tiempo determinado y Peter Shaffer ha sabido situarnos en diferentes ambientes que no haría falta actualizar. Nos encontramos en 1973, un tiempo en el que la religión y la represión se vivían de otra manera, pero, aún así, el ser humano sigue canalizando sus pulsiones de maneras muy similares a aquellas épocas y por eso esta obra es atemporal. Pueden ser más o menos aceptadas por la sociedad o la ciencia que les rodea, y la pregunta fundamental, como reza el programa, es: ¿Hasta qué punto es lícito seccionar, eliminar o reprimir las partes de la personalidad que repugnan al dios de la normalidad…?

Una interpretación soberbia por parte de Juanma Gómez y el joven Sergio Ramos en el papel de Alan y bastante buena por parte de los otros actores, nos sumergen en esos rincones escondidos de nuestra personalidad sobre los que hace falta reflexionar. A estas alturas, ya no nos escandalizan los desnudos frontales, ahora lo que nos escandaliza es el poder de la mente humana para decidir y manipular sobre esa materia tan subjetiva: la normalidad.

Luis Mª García Grande.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s