Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Milagro de Luis Miguel González Cruz en Lagrada

Todos hemos vivido alguna vez el síndrome de Frankenstein, todos en algún momento habríamos querido recuperar una relación perdida o la ausencia definitiva de un ser querido. Pero, cuando ocurre lo inevitable, lo más maduro es aceptarlo y vivir el luto para permitirnos superarlo. Milagro nos plantea una hipótesis sugerente…¿Qué pasaría si nuestra pareja sufre una aparente muerte repentina pero vuelve del más allá?…Y sobre todo…¿Qué tipo de relación se puede restablecer si la persona afectada vuelve sin memoria de lo vivido?. A partir de aquí, aparecen múltiples situaciones en las que la memoria construida provoca un combate de deseo por conseguir que la nueva vida se decante hacia un futuro que no tiene que ver con lo que se vivió realmente. Ese pulso dramático genera una reconstrucción del pasado que nunca sabremos si fue así, para desencadenar en un momento final que nos reconcilia con lo que motivó la vuelta a la vida. La puesta en escena, sencilla y efectiva nos facilita seguir el recorrido de la trama.
Adolfo Simón

milagro_4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s