Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Fiesta escénica familiar en Teatralia 2017

Estamos llegando al ecuador de la Muestra de este año y durante esta semana, en los espectáculos a los que he asistido, he disfrutado de múltiples estéticas y conceptos escénicos…Danza, teatro, cuentos, poesía, artes plásticas, música, de todo… como en botica…
A Gruta da Garganta cierra la trilogía sobre la odisea del lenguaje de la compañía La Casa Incierta, tras En la punta de la lengua y La caverna sonora. Se basa en una investigación sobre la génesis del lenguaje desde los primeros balbuceos del bebé hasta sus vocalizaciones al escuchar el canto lírico. El público participó de un viaje a través de las resonancias, ecos y disonancias del lenguaje, del juego y del canto dramático. Todo ello en un espacio lúdico en el que también se hace uso de proyecciones en los Teatros del Canal.
Dos chicas duermen tranquilas, como si nada pudiera alterarlas. Pero llega el aire sin avisar, sin preguntar, sin parar, tocando todo lo que encuentra a su paso. Una de las chicas deja que el aire la empuje, mueva sus manos… Y baila por primera vez. La otra deja que entre en sus pulmones y escucha los sonidos que salen de su boca… Y canta por primera vez. Poco a poco descubren el efecto que el aire causa en ellas y a su alrededor: el aire cotidiano que seca la ropa o hincha un globo, el que hace volar la espuma del jabón, las corrientes de aire que llevan y traen a los pájaros…Las dos intérpretes cuentan todas estas cosas, sin necesidad de hablar. Se quedaron sin palabras… o quizá se las llevó el aire. Sin palabras (se las llevó el aire…) es un espectáculo luminoso, un soplo de vida que disfrutamos en la Sala Pradillo.
Marvin, de la compañía Puppet Theatre Ostrava, nos cuenta la historia de un chico adolescente que vive en un internado con un ambiente muy represivo, del que huye adentrándose en su propia fantasía. Una mirada dura, crítica e irónica a los sistemas educativos anclados en la tradición decimonónica.
Marvin es un remake de un espectáculo creado por Duda Paiva y Mischa van Dullelmen hace 14 años para el Festival de Danza Contemporánea de Cadence (Países Bajos). Toma muy en serio a sus jóvenes espectadores, induciéndolos a reflexionar, sin descuidar el entretenimiento. Se presentó en los Teatros del Canal.
Con el hilo, considerado en muchas culturas como la representación de la vida de una persona, comienza el espectáculo. En una sombra chinesca vemos un ovillo sobre el que hay una pequeña figura humana. Empieza la vida, el ovillo se convierte en péndulo, en tiempo. Aquella figura humana comienza a caminar, una nana la llama, no a dormir, sino a vivir. La vieja Sis-Sas, personaje de un relato popular colombiano, se encargará de sacarlo a la luz y colocarlo en una sombrilla-carrusel de la que colgarán todos los objetos que aparecerán en escena. La vieja tejedora Sis-Sas teje el mundo, teje el tiempo. Y así van naciendo los personajes y sus historias, sus retahílas. Retahilando nos trae de nuevo a la Eugenia Manzanera más fresca. El espectáculo es una simbiosis perfecta con un músico que la acompaña en el escenario durante toda la obra, y con el que establece también un divertido juego de equívocos. Esta deliciosa propuesta se representó en el Círculo de Bellas Artes.
Enchantés(Encantados) de Le fil rouge théâtre muestra en escena a dos hombres: Iván, bailarín y Jeff, músico. Sumando sus edades tienen más de 100 años. Estos dos exploradores musicales del movimiento han cruzado sus propias fronteras artísticas en muchas ocasiones. Poseen una forma vibrante y particular de usar sus propios cuerpos, al ritmo de la respiración. Entre el sutil movimiento, la música, la danza y la pintura, los dos reinventan el lenguaje de los comienzos, rodeados de otros exploradores que se encuentran al principio de sus vidas, descubriendo el mundo: los niños pequeños. Un encuentro poético, a la vez serio y alegre. Encantados. Enchantés nació en octubre de 2014 tras un periodo de investigación, residencias y ensayos. Eve Ledig (en esta ocasión, junto al bailarín y coreógrafo Ivan Favier y el músico y compositor Jeff Benignus) decidió alternar ensayos con residencias y encuentros con especialistas en la primera infancia, desde profesores o cuidadores, hasta padres y abuelos. Este espectáculo, el más arriesgado de esta semana se ha disfrutado en Cuarta Pared.
Adolfo Simón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s