Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Furiosa Escandinavia de Antonio Rojano en el Teatro Español

Estamos atrapados en peceras compartidas donde damos vueltas sin cesar esperando que el dolor se diluya en algún momento. Abrimos la boca sin parar, respirando y gritando en silencio para que alguien nos libere del laberinto sin fin del desamor y, desde una ventana alejada, James Stewart, con sombrero de cowboy, impasible, nos observa tras unos prismáticos.
Adolfo Simón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s