Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Blackbird en el Teatro Pavón Kamikace dentro del Festival de Otoño a Primavera

“Blackbird”: mirlo. “Black”, negro, representa la muerte, el mal y el descenso a la tumba, mientras que “bird”, pájaro, simboliza la vida eterna y el ascenso a los cielos. El “blackbird” simboliza la tensión entre el alma y el cuerpo, lo espiritual y lo terrenal. En Blackbird, el autor escocés David Harrower, valiente y provocador, retuerce los límites del amor, sacudiendo nuestra conciencia a través de un reencuentro que intenta curar una herida fruto de un amor imposible que aún hoy sigue abierta. El conflicto se traslada al patio de butacas, donde el espectador, convertido en juez, va recomponiendo a través del diálogo un puzle al que le faltan piezas. Una pieza perturbadora que nos muestra la frágil frontera que se construye entre el bien y el mal tras una experiencia terrible. Todos estamos llenos de heridas que nos acompañarán mientras vivamos y a las que no podemos dar solución, aunque lo deseemos. La propuesta escénica sitúa a los personajes en una especie de pecera donde la respiración se vuelve imposible conforme el diálogo avanza, faltándoles el oxígeno para poder llegar a la orilla tras el naufragio.
Adolfo Simón

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s