Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

CABARET

Globoflexia y música clásica para el público familiar

Si, así de opuestas pueden ser las propuestas escénicas para público familiar en Madrid. En el Teatro de la Zarzuela se ha abierto un espacio para los pequeños de la casa y en él, se ha podido disfrutar este fin de semana de una pieza exquisita: Perdida en el Bosco de la Compañía Claroscuro. Un retablo con estética clásica alberga un par de músicos que acompañan en directo con instrumentos de antaño…en el centro, unas marionetas deliciosas van narrando un cuento de superación a través de la belleza.
Y dentro del ciclo Titerescena del CDN, El retreto de Dorian Grey ha presentado Retrete Cabarete, una pieza llena de ingenio y humor donde la globoflexia y la música hicieron las delicias de los asistentes ya que es sorprendente que dos globos puedan realizar una coreografía digna de musical americano.
Adolfo Simón

Anuncios

CabareterasRockeras en La Infinito

Hay una canción que de vez en cuando tarareo…”Las chicas son guerreras”…y es verdad, allí donde una mujer se pone bajo un foco, luce mucho más que cualquier hombre. Las mujeres son más atrevidas, más arriesgadas, más divertidas y transgresoras…Y este disparatado espectáculo de cabaret no convencional da muestra de ello. ¿Qué elementos ha de tener un cabaret?…Pues música, historias, provocación, diversión…de todo esto se puede encontrar en CabareterasRockeras; que se puede disfrutar los miércoles de enero en La Infinito-Calle Tres Peces, 22 de Madrid. No vayan esperando convención, ni un guión cerrado, vayan y relajénse porque las canciones igual se quedan a la mitad…y los juegos terminan con sorpresa final…vamos, que todo lo que se puedan imaginar, igual no es lo que ocurre y… ¿Qué mejor sorpresa antes de irse a la cama que la de…imprevisible!?…¿Cabaret?…Locura!!!…
Adolfo Simón


Free Admission de Úrsula Martínez en Naves Matadero

¿Cuál es el cabaret del siglo XXI?, evidentemente, ha de ser un espacio transgresor pero no necesariamente de luz y color, o si. Úrsula Martínez nos propone una pieza que de entrada parece amable porque, además, ella realiza una introducción personal para ubicar al público en su contexto familiar hispano-inglés. Ante nosotros, aparece una mujer de aspecto sobrio y agradable que nos saluda y nos plantea dudas. Y cuando se despliega el telón, nos introduce en un universo de pensamiento ácido y crítico con sus devaneos mentales; a veces nos hace gracia y otras nos congela la sonrisa en la boca. Mientras esto ocurre, ella va construyendo un muro ante nuestros ojos, como si de algo normal o anecdótico se tratáse…Ese muro es un espacio de debate entre nuestro mundo y otro posible. Al final, se desprende de la ropa y sale a la calle invitando a los que pasan a seguir su juego lúdico. ¿Qué ha pasado durante una hora?…Pues que nos han invitado a pensar, a estremecernos y a mirar a nuestro tiempo desde otra óptica, la mirada personal de Úrsula que no deja títere con cabeza.
Adolfo Simón


Grinder, el Musical en los Teatros Luchana

Una comedia provocativa y sin tapujos que viaja a través de nuestros tabúes sexuales dentro de la diversidad sexual en la que, afortunadamente, vivimos. Es un musical gay, pero no es sólo para público gay. Es un grito a la libertad sexual. Este disparate jugoso, de la mano de su fascinante maestra de ceremonias, nos conduce por los entresijos de los contactos a través de aplicaciones virtuales. En las diferentes situaciones, nos encontramos con múltiples fórmulas en las que se combinan personalidades y formas de entender el amor y las relaciones, todo bajo tintes de comedia lujuriosa y cabaret tórrido. Una buena propuesta para huir del calor de Madrid.
Adolfo Simón


“Briefs” en el Teatro Calderón

Uno de los mejores espectáculos de burlesque ha llegado a la ciudad con motivo de la celebración del World Pride 2017. Un cabaret que mezcla el humor, números acrobáticos, danza, música disco, purpurina y rimmel con un toque erótico-festivo para disfrute y mariconeo de todos. Estos siete chicos australianos podrían haber aprendido las acrobacias en el Cirque du Soleil por la mañana, haber ido a la escuela de drags de Ru Paul por la tarde y haber dado clases de costura para confeccionarse sus calzoncillos por la noche mientras preparaban este espectáculo entre costuras.

Con una escenografía sencilla, una luminotecnia espectacular y colorista y un humor desbordante es hora de empezar a calentar el ambiente y disfrutar mientras se reivindica la visibilidad y los derechos del colectivo LGTB un año más.

Luis Mª García Grande

briefs


Un chico de revista en el Teatro de La Latina

Hacía casi un cuarto de siglo que no se estrenaba una revista musical en nuestro país. Durante muchas décadas, este tipo de espectáculos tenía un gran público que acudía a verlos y llenaba los teatros. La última que estrenó este tipo de obras fue Lina Morgan y justo en el teatro donde ella presentó sus últimos musicales de gran éxito ahora se estrena “Un chico de revista”. En aquella época se habría llamado “Una chica…” este detalle ya apunta a la necesidad de adaptar estas propuestas a nuestros días. Sobre todo, esto es lo que ha cambiado, dar el protagonismo a el varón, por lo demás, aunque se hace un viaje en el tiempo y se homenajea a todas las grandes de este género, el resto de elementos, guion, vestuario y elementos escénicos siguen la línea de aquellos personajes que viajaban de provincias a la capital para convertirse en cisnes. Hay algún número que tiene una estética más contemporánea pero la pluma gana por goleada.
Adolfo Simón


Ohlala en el Teatro de la Luz Philips

“¡Oh la la! sexy – crazy – artistic” es el nuevo cabaret que podemos ver en plena Gran Vía. En este caso el espectáculo es un viaje de sensaciones que abarca desde el más puro erotismo hasta la angustia más incontrolable. Durante dos horas podemos disfrutar de numerosas propuestas al nivel más alto, que nos hará retumbar en el patio de butacas. Estamos hablando de una combinación de circo, danza, acrobacia, humor y un gran mundo de habilidades que nos dejaran las retinas de los ojos exhaustas y el corazón palpitante. Sin duda se trata de una propuesta que apuesta por lo más alto, sin dejar que el espectador pueda especular más allá, por lo que hace que la sorpresa y la diversión estén aseguradas.
África Anamú