Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

CIRCO

“PRENDERSE” de CLAUDEL DOUCET & COOPER LEE SMITH en CIRCO en OTOÑO

Prenderse (Se Prendre) no tuvo lugar en un rincón del Circo Price, sino en un rincón del circo escondido de esta ciudad: un apartamento al que el espectador/a accedía mediante instrucciones. Acrobacia confinada, adaptada a la vida cotidiana. Experiencia próxima para espectadores y espectadoras aventureras, Prenderse (Se Prendre) nos lleva por los meandros de la intimidad de dos acróbatas. Los seguiremos de habitación en habitación, en el dolor y en la dulzura, desde la curiosidad o transportados por su fulgurante presencia. El Circo Price, en esta nueva etapa, está proponiendo espectáculos que vuelan más allá de los límites de la carpa de Embajadores. En esta ocasión, nos propuso una experiencia diferente, las acrobacias no solo las vivieron los actores, también para el público era una acrobacia emocional ya que lo vivíamos con ellos, cada salto, cada mirada o respiración es casi la misma que experimentamos nosotros. La temperatura física y sensorial que ellos viven la sentimos también nosotros. Una propuesta que ha dado un nuevo vuelo para eliminar los tópicos y limites del circo. Deseamos más propuestas de este tipo porque seguro que harán mucho bien al circo del futuro.
Adolfo Simón


La fábrica del miedo en San Sebastián de los Reyes

La plaza de toros de San Sebastian de los Reyes se convirtió del 30 de octubre al 3 de noviembre en “LA FABRICA DEL MIEDO”, un espacio destinado al terror con actividades para todas las edades. Sí estabas buscando planes para disfrutar en Halloween, “LA FABRICA DEL MIEDO” era el lugar perfecto para encontrar lo que buscabas.
Los más valientes podían vivir el miedo en los dos pasajes del terror creados para esta ocasión. Si eres de vivir situaciones limite te invitaban a probar una experiencia extrema en solitario, las mentes más retorcidas esperaban dentro a los atrevidos. Y si buscabas diversión con la familia y los más pequeños, en el Halloween Park encontrabas atracciones infantiles, actividades, animación, talleres y zona de restauración para todos los visitantes. Por primera vez se concentraba en un solo espacio un collage múltiple sobre el terror que el año próximo todavía tendrá mayor expresión. Transitar por La Fábrica del miedo te hacía vivir situaciones deliciosas, terribles e imprevisibles. Ojo a la experiencia EXTREMA…una ocasión única para viajar a las bajas pasiones.
Adolfo Simón


KOOZA del CIRCO del SOL

Entre fortaleza y fragilidad, risas y sonrisas, alboroto y armonía, el espectáculo KOOZA explora los temas del miedo, la identidad, el reconocimiento y el poder. El espectáculo se desarrolla en un mundo visual exótico, lleno de sorpresas y emociones. Menos siempre es más, esto que parece una contradicción en los espectáculos del Circo del Sol, en KOOZA es lo que vertebra la obra…el inicio del viaje, con el niño que quiere hacer volar su cometa… será lo que nos traslade a cada universo estético y musical. Lo que dura el vuelo de una cometa podría ser el subtitulo de esta obra, porque, además de pasarse el tiempo volando…esa es la idea de fondo…que en cada curva de la cometa en su viaje por el aire, aparezca una de las ensoñaciones circenses, convertidas en acrobacias y números excepcionales. Todo funciona como un reloj de gran precisión. Y la estructura y poética de la pieza provoca delirio en el público.
Adolfo Simón


YOLO de COMPAÑÍA LUCAS ESCOBEDO en CIRCO EN OTOÑO/PRICE de Madrid

Esta producción valenciana se inspira en el imaginario del pintor Joaquín Sorolla, de los trabajos más cotidianos de una Valencia evocada en arrozales y en la arena de la Albufera. El esfuerzo colectivo se desgrana en disciplinas de circo y escenas corales llenas de vitalidad y alegría. Los ritmos y la musicalidad hacen de esta pieza una delicia para los sentidos, salimos del Price con el espíritu elevado.
Adolfo Simón


LE VIDE-ESSAI DE CIRQUE (EL VACÍO-ENSAYO DE CIRCO) dentro de CIRCO EN OTOÑO en el PRICE

Dentro de la muestra de Circo en Otoño que se está desarrollando en el Teatro Circo Price, estamos asistiendo a propuestas no convencionales muy sugerentes. Una vez desaparecieron los animales de las carpas de circo, fueron surgiendo propuestas donde la narrativa de los cuerpos en acrobacias o uso del espacio transmitían experiencias diferentes al público. Este fin de semana se está mostrando un espectáculo realmente fuera de lo habitual, más allá de que en su titulo aparezca la palabra ensayo, no hay que olvidar que está junto a la de vacío…Estos elementos nos permiten entender mejor ese empeño del sísifo acróbata por alcanzar el espacio del aire, una y otra vez, sin conseguirlo, mientras, a su alrededor, el ruido y el caos se apoderan del lugar. De repente, sentimos que nos hablan de nuestra sociedad de hoy, de la imposibilidad de alcanzar los sueños perdidos porque ya nadie sabe por qué se lanza al vacío.
Adolfo Simón


Chufla en el Circo Price

Tomasito, Manuel Tallafé, Fernando Soto y Oriolo, son los cuatro clowns de Chufla, un espectáculo de flamenco y circo creado por Alfredo Tobia. La Chufla era un baile y cante desenfadado y burlesco de principios del siglo XX. El clown y el flamenco, dos manifestaciones artísticas tragicómicas y aparentemente dispares, se unen en una misma pista y el resultado es un explosivo cocktail en el que la poesía, la música, el gag y el drama se dan la mano para crear un tablao flamenco en el que nada es lo que parece y la fantasmagoría se apodera de la escena.
Adolfo Simón


Circo danza en la Cartelera de Madrid

Hay dos espectáculos que fusionan de algún modo, el circo o acrobacias con la danza. Por un lado, en Abierto en Canal, AMARANTA VELARDE.con Apariciones sonoras realiza un ejercicio performático donde el sonido y su cuerpo construyen movimientos y desplazamientos que transitan por el escenario. Y en el Circo Price, La experiencia Crece de 2019 ha sido dirigida por Michelle Man y siendo una coreógrafa y bailarina, ha dado a la pieza ELEKTRI(C)K, un tono dancístico en el que las acrobacias son bailadas y susurradas…Una pieza de intensa atmósfera lumínica.
Adolfo Simón