Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

DANZA

Segunda semana en Teatralia

Sigue el festival para la infancia y la juventud más importante de nuestro país. En esta segunda semana, espectáculos para todas las edades y gustos…
*The Bockety World of Henry and Bucket (El descacharrado mundo de Henry y Bucket) de Barnstorm Theatre Company en los Teatros del Canal…Una pieza que inspira a los asistentes sobre la posibilidad de crear a partir de materiales de desecho y que esa actitud en la vida puede suponer una forma vital de enfrentarse a situaciones con obstáculos que superar.

*Al hilo de lo invisible de La Casa Incierta en Centro de Recursos Educativos de la ONCE…Una experiencia sensorial que ayuda a desarrollar los sentidos mediante estímulos sonoros y táctiles. Una propuesta entre el laboratorio y la vivencia sensorial.

*Tic Tac Tic Tac de Casa degli Alfieri – Universi sensibili de Antonio Catalano en Teatro Pradillo…En esta obra se nos anima a jugar con los materiales como mundos imposibles de limitar y que la imaginación, al final, es la llave para ser feliz y disfrutar de las pequeñas cosas.

*Je suis William (Yo soy William) de Théâtre Le Clou en los Teatros del Canal…No es fácil encontrar una obra dirigida al público adolescente y que, además, nos anime a respetar la igualdad entre hombres y mujeres. Una anécdota en la vida familiar de Shakespeare nos permite conocer a la hermana brillante del gran autor de teatro que siempre vivió a la sombra de este.

*Euria (Lluvia) de Markeliñe en Cuarta Pared…Un paraguas colgado como recuerdo en un perchero. Un personaje sumido en la tristeza por la pérdida de su pareja. La emoción es tan fuerte que se la imagina junto a él como si nada hubiera pasado. Un día, a la salida de un cine, ve un paraguas roto y abandonado y decide llevárselo a casa para arreglarlo. A partir de ese momento, su vida empieza a cambiar. Ese paraguas representa su alegría perdida y le ayudará en el proceso de superar la adversidad.
Adolfo Simón

Anuncios

“Una oda al tiempo” de María Pagés en Los teatros del Canal

María Pagés nos presenta su nuevo espectáculo de la mano del dramaturgo El Arbi El Harti apoyándose en el pensamiento de que su cuerpo debe trasladar al espacio lo que tiene dentro de su cabeza. Su cabeza está inspirada por grandes autores a los que se siente próxima como Jorge Luis Borges, Platón, Marguerite Yourcenar, etc. Con esta presmisa y con la idea de dialogar con el tiempo que ha pasado y con el que nos toca vivir. Para ello empleará todo un abanico de palos del flamenco que la sugieren en cada momento de la dramaturgia el camino hacia lo que nos quiere relatar. Desde la toná inicial en la que nos sumerge hasta la bulería festiva inspirada en la Oda a los números de Pablo Neruda. La simbiosis entre María y El Arbi está clara, es perfecta.

Pero lo importante de esta propuesta es eso, la manera en la que está llevada a cabo. María Pagés ha alcanzado una madurez y está en estado de gracia en esta creación en la que desgrana cuadro a cuadro, con la ayuda de ocho bailarines, una estética única, una manera de entender el flamenco contemporáneo personal y brillante que aporta a la historia del baile un escalón de subida, comunicando lo que ella quiere y como ella quiere. Evocaciones musicales y artísticas mezcladas de manera maestral y con un ritmo de montaña rusa en el que hay subidas y bajadas que nos van mostrando pedazos de historia y nos hablan del paso inexorable del tiempo y cuadros escénicos de impresionante belleza basados en cuadros como los Fusilamientos del 3 de mayo, Saturno devorando a sus hijos, o el Guernica.

La escenografía, minimalista, basada en el círculo que preside el escenario y que de va convirtiendo en sol, luna, péndulo, columpio y espejo a medida que evoluciona la estructura dramática nos va introduciendo en cada escena que se crea y dialoga perfectamente con el discurso que se quiere interpretar junto con una iluminación perfecta, creada por Dominique You, en la que está todo medido y en la que destaca el protagonismo que se le da a la expresión de los brazos y manos en el baile con acento perfecto.

El vestuario, diseñado por la propia Pagés, en tonos grises que se tiñen de colores intensos, sin estridencias pero completando el espectáculo y dando su protagonismo al cuerpo, al emisor de la idea.

Es esperanzador ver como aún hay autores, creadores y artistas tan grandes como estos que nos dejan atisbos de creación contemporánea que reviven el mundo del baile español y el flamenco.

Luis Mª García Grande

http://www.teatroscanal.com/espectaculo/maria-pages/


“Los elementos”, ópera armónica al estilo italiano en la Fundación Juan March

“Los elementos” se presenta explícitamente como una “ópera armónica al estilo italiano”, en la que confluyen la mejor tradición del verso hispano con las novedades italianas de la música, materializadas en el uso de violines y la alternancia de recitativos y arias. Estos rasgos estilísticos se entendían entonces como sinónimo de modernidad, algo que tampoco escaparía a sus primeros oyentes. La puesta en escena de esta nueva producción trae estos códigos alegóricos al presente, al tiempo que mantiene el mundo emblemático de la ópera barroca, con los originales resultados propios del esplendor de esta etapa dorada de la música española, el resultado es una exquisita pieza de ópera-música-danza ya que, a pesar del estatismo de los personajes, desde la dirección se consigue un juego casi constelar a través del sutil movimiento de los personajes-símbolos y de la música deliciosa que acompaña y acaricia cada momento, consiguiendo en el patio de butacas una sensación hipnótica. Una nueva iniciativa fantástica en el peculiar anfiteatro de la Fundación Juan March.
Adolfo Simón


Eclipse : Mundo de Paz Rojo en Naves Matadero

Tras varios años trabajando en otros soportes (video-ensayos, laboratorios, contextos de investigación y comisariados), Paz Rojo presenta la creación escénica ECLIPSE : MUNDO, una aproximación al dispositivo escénico y a la danza desde la óptica de un «plano de percepción destituyente». El término «destitución» está asociado con la puesta en crisis y la pérdida de sentido, pero también con la posibilidad de contemplar lo aún-no producido. Y ahí nos sitúa la artista, en el ámbito voyeur de mirada y oído. Aislados del mundo, sumergidos en un caos sonoro y en imagenes que no evolucionan aparentemente ante nuestra percepción. Curiosamente, esta bifocalidad nos activa el pensamiento creativo a los que ocupamos el patio de butacas, por momentos al borde de la frontera entre lo real y lo imaginado.
Adolfo Simón


The show must go on de Jérôme Bel por la Compañía Nacional de Danza en los Teatros del Canal

Hace unas temporadas, en el Teatro Real se llevó a cabo una experiencia no habitual, el CORO se convertía en el protagonista de un espectáculo. El coro, habitualmente, está al fondo o al lado…casi siempre en penumbra y alguna vez, siendo tan importantes como son en las producciones líricas, tenían que ser los protagonistas, aparecer bajo el foco principal. The show must go on es una experiencia para que el foco, por una vez, se ponga sobre el público, sobre el patio de butacas que rara vez tiene la ocasión de subirse a un escenario y ser la estrella del show. Aquí, además, se convoca a múltiples personas y artistas, para que la suma sobre la escena sea representativa de nuestra sociedad. Y durante hora y media, ocupan la escena por derecho, mostrando su energía y fragilidad…¿Bailando?…no especialmente o si…¿Qué es bailar?…¿Mover el cuerpo?…También podría ser mover la mirada o la emoción. Seguramente muchos asistentes no entenderán la propuesta si van buscando danza, pero si piensan que existe otro tipo de espectáculos y que los protagonistas de una función, por una vez, pueden ser los espectadores, igual…se abandonan a la experiencia.
Adolfo Simón
http://www.teatroscanal.com/espectaculo/jerome-bel-compania-nacional-de-danza/


Moving With Pina de CRISTIANA MORGANTI en la Sala Negra de los Teatros del Canal

Cristiana Morganti, que ha trabajado durante más de veinte años en el Tanztheater Wuppertal, nos invitó a formar parte de una conferencia bailada: Un emocionante viaje al universo de Pina Bausch, visto desde la perspectiva de una bailarina. ¿Cómo se construye un solo? ¿Cuál es la conexión entre movimiento y emoción? ¿Cómo se relacionan el bailarín y la escenografía? Y por encima de todo: ¿De dónde surge esa relación mágica y misteriosa entre el artista y el espectador?…En la sala Negra, últimamente, se están desarrollando una serie de propuestas que tienen un denominador común: La danza analizada desde el proceso de creación al que el público, normalmente, no tiene acceso. Esta última pieza presentada ha sido exquisita; tener la oportunidad de ver en escena a una bailarina que estuvo inmersa en la creación de muchos trabajos realizados por la genio de la danza del siglo XX: Pina Baush y que comparta con nosotros los “secretos” y “misterios” de los momentos más íntimos, esos que se desarrollas en la sala de ensayos o tras las funciones, ha sido un autentico lujo. Y si además, todo se muestra con ejemplos de piezas y momentos concretos, la propuesta se convierte en una clase magistral. Esta conferencia bailada es imprescindible porque sigue manteniendo viva la memoria y creación de la danza-teatro: Un salto importante en el lenguaje del baile contemporáneo.
Adolfo Simón
http://www.teatroscanal.com/espectaculo/cristiana-morganti/


Estoy pensando en tortugas de Claudia Faci en Naves Matadero

Claudia Faci piensa en tortugas cuando escribe en voz alta…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando se sale del foco…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando fuma en la puerta de emergencia…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando baila el silencio…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando dialoga con la mirada con Oscar…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando se pelea con cuerpos imposibles…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando mira lejos y cerca…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando hace filosofía del desaliento…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando piensa en sexos de terciopelo…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando pide otra voz para el poema final…
Claudia Faci puede pensar en tortugas o lo que quiera, su sola presencia da sentido a la escena…
El resto, son ecos de su imaginario que desdibujan la herida que ella provoca en nuestra mirada.
Adolfo Simón