Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

DANZA

“Give Me A Reason to Live” de Claire Cunningham en Cuarta Pared, dentro del Festival de Otoño a Primavera

Cuando uno se pone a la disposición de una propuesta puede ocurrir que esta guste o no. En algunas ocasiones existe un término no escrito que alberga otro tipo de reacción a posteriori del espectáculo, que viene dada por lo vivido durante. En este caso, era imposible que yo dejase de pensar que ella venía de otro mundo, ella era diferente y eso estaba claro nada más verla. La suspensión de sus piernas, su cuerpo, su voz… era una clara prueba de que no somos iguales y ni falta que hace. Hoy es uno de esos días donde la incapacidad o la capacidad se funde para formar la auténtica nada. Mas + menos, es igual que más. Así que dejemos de tratar de buscar la igualdad, está claro que unos han nacido para vivir atados a la gravedad y otros suspendidos en el lugar sin límites.

Suspensión, una medida tomada como castigo que es una censura y sanción tras percatarse que se ha transgredido una norma o mandato.
Suspensión, en música, o retardo descendente es el retardo de una nota musical que, perteneciendo al acorde anterior, ocupa el lugar de una nota del acorde con el que suena.
Suspensión de la incredulidad, una expresión que se emplea en literatura y representa la voluntad de un sujeto para dejar de lado su sentido crítico, ignorando inconsistencias de la obra de ficción en la que se encuentra inmerso.
África Anamú

muletas


Le mouvement de l’air de Adrien M & Claire B en el Festival de Otoño a Primavera

En Le mouvement de l’air (El movimiento del aire), la coreografía acrobática que interpretan los bailarines, el mundo digital en el cual están sumergidos y los sonidos que les acompañan conforman un lenguaje escénico único y permiten a los intérpretes establecer nuevas relaciones con el tiempo y el espacio. Las imágenes abandonan las pantallas y ocupan el espacio central del escenario, del mismo modo que los protagonistas de la pieza vencen la gravedad y se escapan sin esfuerzo aparente de la fuerza de atracción de la Tierra para recorrer el escenario en todas sus dimensiones.
Durante una hora, el escenario se transforma en un lugar mágico en el que se pierde la noción del tiempo, del espacio…creando una realidad virtual fascinante, un espectáculo en el que la música, la video creación y la danza adquieren nivel de arte en mayúsculas. Una propuesta imprescindible este fin de semana en Madrid.
Adolfo Simón

movimientos


Cuerpos y números en La puerta estrecha

Isadora Duncan rompió con la danza clásica, creó la libertad de movimiento expresivo, más tarde llegarían otros creadores para que la danza fuese algo más que movimiento técnico. Y después llegaría la danza teatro cargada de emociones y denuncia. No es fácil proponer danza de ideas, movimiento combativo, no resulta fácil construir un discurso a través de la danza y que el público sea receptivo a ello. Hay una pieza de danza teatro en estos momentos en la cartelera…Cuerpos y números en La Puerta Estrecha que aborda y denuncia un tema importante, el abuso sobre la mujer, desde muchas perspectivas y lo hace transitando por la piel de este peculiar espacio. No es habitual encontrar danza que comunique y sensibilice, en esta propuesta hay discurso y poética contra la violencia.
Adolfo Simón

cuerposynumeros


Criatura en Nave 73

Criatura es una experiencia que trasciende el escenario para insertarse entre el público. El ritual magnético que se desarrolla por y entre los dos intérpretes Consuelo Trujillo y Borja Maestre inunda la escena y sobrevuela por las cabezas y los corazones sensibles del respetable. Durante una hora, dos cuerpos van invadiendo el espacio sagrado para generar palabra física que embriaga a los espectadores, creando una atmósfera sensorial importante.
Adolfo Simón

criatura


MADferia propone otro modelo de feria

No existen fórmulas que funcionen, pero si hay opciones para reinventar lo conocido y sobre todo, arriesgar aun sabiendo que puede resultar fallido el intento. Si todos nos mantenemos en el espacio de confort, poco o nada cambiará el panorama de las artes escénicas de nuestro país. Es curiosa la evolución que ha realizado MADferia a lo largo de sus ediciones. Se ha pasado de ser un escaparate local a mostrar lo que es interesante como referencias actuales en la danza y el teatro. Se podía pensar en hacer un programa barato, pero se opta por intentar que el presupuesto permita acoger los mejores trabajos. Se podrían mostrar unos espectáculos y tomar café para que los que acuden compartan opiniones, pero se esfuerzan para que, además de propiciar esos encuentros, también haya ocasión de generar espacios donde los profesionales se reciclen y compartan sus trayectorias. En cuatro días han movilizado a muchos creadores y gestores alrededor de un discurso actual con obras como Frankenstein, no soy un monstruo…Sinergia, Cul de sac y Bette & Joan. Poéticas diferentes para abrir la mente de quien ha de hacer posible que los escenarios tengan otro color en el futuro.
Adolfo Simón

bette-joan-3

bette-1


Y MADferia…sigue!

Hoy se ha llevado a cabo la segunda jornada de MADferia, de nuevo hubo actividades técnicas dedicadas a profesionales y también se desplegó una nueva página de propuestas escénicas. Es importante que en una feria de este prestigio se ponga el acento en esos trabajos que, tal vez estrenados hace unos meses, han de recuperarse para que sigan el curso de exhibición y claro, apostar por lo más sugerente de la cartelera de Madrid y como no, dar un buen empujón a estrenos que han de tener larga vida por el gran interés del trabajo y que, si no se encuadran en este tipo de escaparates, igual consiguen menos visibilidad. El día empezó con una propuesta para público familiar: Feo de Caramuxo Teatro en la que se anima a los más pequeños a ser tolerantes y aceptar de la diferencia, sin ñoñerías. A primera hora de la tarde nos deleitaron con una propuesta de danza espléndida: Animales de hermosa piel de La Intrusa y un poco más tarde, otro espectáculo sugerente, esta vez de danza teatro: Dystopia en Cuarta Pared. La jornada se cerró con una obra de teatro documento que estará en cartel en los Teatros del Matadero hasta el 5 de febrero. Si hasta esa fecha han de elegir entre la cartelera, no lo duden, vayan a ver Eroski Paraíso de Chévere, pocas veces se encuentra en un escenario un pedazo de vida cargado de humor y emoción; un frágil trabajo entre el documento, la indagación y el compromiso, hecho con corazón e inteligencia. No puedo cerrar esta crónica sin reseñar que hoy se presentó también el documental sobre los 40 años de La Tartana, un documento necesario para entender mejor la creación de hoy en nuestro país y el tránsito que se dio de un tiempo en blanco y negro al color.
Adolfo Simón

eroskiparaiso_calamares-copy-860x600


Danza en valores en la Neomudéjar

Dicen que somos un país en crisis. Que la economía mundial está haciendo que atravecemos momentos difíciles. Está claro que existen muchos recursos que hoy en día excasean y gran parte de ellos son debidos a la falta de dinero. Pero la realidad de esta crisis no está en los billetes que tengo o no en los bolsillos, la crisis que atraviesa la sociedad del siglo XXI, es una crisis de valores. El respeto, la libertad, la empatía, la honestidad… son cualidades que se pagan más alto que el oro. No paramos de escuchar noticias que tienen que ver con el racismo, la homofobia o la exclusión social; y nosotros simplemente nos dejamos informar sin pasar a ser parte activa de estos acontecimientos. Por suerte existen pequeños espacios que nos recuerdan que los valores no han muerto, que solo han sido olvidados por muchos. “Danza en Valores” es un espacio donde se comparten propuestas de danza siendo el contenido la denuncia de estos sucesos que vivimos a diario. Por dos días, se manifiestó la raíz de un problema que poco a poco nos está llevando a un retroceso humano del cual no sé cómo saldremos.
África Animú

cartel_danza_en_valores