Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

DANZA

Festen en el CDN

Festen con versión y dirección de Magüi Mira es uno de los grandes montajes presentados en la presente temporada del CDN. A menudo, los espectáculos que se presentan en las salas pequeñas del Centro Dramático Nacional, albergan joyas que pasan sin hacer mucho ruido cuando, ahí, se alberga el teatro en estado puro. Este montaje es, probablemente, la puesta en escena más poderosa y contundente de la directora. Aquí, se ha rodeado de un equipo artístico excelente que navega en la barca que ella propone y así, llegan todos a buen puerto. No hay nada gratuito, todo está justificado y eso que hay mucho atrevimiento en la lectura escénica, algo que, a los que amamos el teatro nos seduce mucho. La propuesta escénica, los actores, el vestuario, la luz…todo está a favor de un viaje a los paraísos perdidos que, al menos, al final…nos deja entrever una luz tenue al final del túnel. En muchas ocasiones, aparece en el programa de mano la colaboración de un coreógrafo para el movimiento escénico, aquí, la creación que realiza Rosángeles Valls es de una exquisitez dramática impactante. Pocas veces he pensado que me hubiera gustado ver una obra sin oír el texto, en esta ocasión, creo que se podría ver solo el movimiento, como un ballet dramático que narra también la pieza perturbadora.
Adolfo Simón


RAY LEE + CO-LAPSO en NAVES MATADERO CENTRO INTERNACIONAL DE ARTES VIVAS

Un diálogo en movimiento con la instalación Siren. La élite del break en España se junta por primera vez y lo hace bajo el nombre Co-Lapso. Cinco de los mejores b-boys nacionales reflexionan en movimiento alrededor de la instalación cinética Siren.
Elihú Vázquez, Miguel Mateos, Miguel Ballarín, Jorge Díaz y Juan de la Torre tienen una reconocida trayectoria internacional como b-boys (bailarines de break). Los cinco forman parte de la línea más madura de esta disciplina de danza urbana en España. Y aunque comenzaron siendo rivales en torneos de break, la admiración, el compromiso, la calidad y la perseverancia han hecho que acabaran siendo amigos. En esta ocasión, el bailarín, filósofo, poeta y escritor Miguel Ballarín les ha reunido para crear una obra alrededor de la instalación cinética Siren. Esta pieza ha sido un buen ejemplo para entender la línea que se quiere desarrollar en Naves Matadero; un encuentro de diferentes disciplinas puestas en diálogo. En este caso, las artes plásticas y la danza se cruzaron para demostrar que dos lenguajes diferentes pueden convivir y crear un nuevo espacio atmosférico que nos trasladó por momentos a un viaje sensorial.
Adolfo Simón


Retablo de espera en la Sala Mirador

A lo largo de los años, uno crece y comienza a habitar este lugar absurdo, que ahora llamamos mundo. Uno espera cumplir años para ser mayor y cohabitar con los seres superiores. Uno espera a que el tiempo llegue y con ello nuestros logros y sueños. Uno, es propio del espacio que cohabita entre el concepto y la realidad. Uno es. Y por lo tanto pasa a ser un absurdo más. Las opciones que uno proyecta desde su propia vida pasan a ser estados suspendidos en el tiempo, proyecciones de deseos, miedos, incertidumbres… que dan niveles a nuestra espera. La catarsis de lo vivencial da sentido a toda adivinación que se nos invita. ¿Para qué? ¿Realmente somos seres que esperan? ¿O por el contrario somos seres que desesperan?.
“Retablo de espera” nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre esta idea que hoy en día se ha convertido en un estado permanente para la sociedad moderna. Proyecta, espera, transforma, espera, escucha, espera, observa…
África Anamú


Cosas de niños en la Sala Dt Espacio Escénico

El Curro y Dt están de celebración y junto a un equipo renovado, están realizando una experiencia sugerente…Recuperar toda su producción realizada en estos años para ir mostrándola en diferentes salas y contextos. La última revisión ha sido la referente a la pieza “Juegos de niños”. En esta obra, reflexionan desde el cuerpo y el espacio sobre la infancia y los paraísos perdidos, esos lugares que, a veces, fueron cuevas de fantasmas y otros pequeños claros en el bosque. Cinco intérpretes trazan líneas de acción y dibujos en la pared para mostrarnos performáticamente, que nada fue como lo soñamos y que estos, los sueños del futuro, se cimientan en pozos lúgubres dentro de los sótanos familiares.
Adolfo Simón


Alicia de El Retablo en Cuarta Pared, dentro de Teatralia 2017

Dos actrices escenifican con danzas, máscaras, objetos y otros recursos teatrales algunas de las escenas de Alicia en el país de las maravillas. En esta ocasión, Alicia debe realizar el último y definitivo sueño de la niñez, el sueño en el que tiene que enfrentarse al mundo de los adultos, no para verlo desde fuera, sino para ingresar en él. El viaje que en esta ocasión realiza Alicia es más emocional que físico. Todo ocurre en algún lugar de su imaginación y desde el juego, el movimiento y grandes dosis de locura, se salta de página en página de la famosa novela, creando una experiencia singular para el público asistente.
Adolfo Simón


Another Distinguée de La Ribot en los Teatro del Canal

Recuerdo la plasticidad de las últimas piezas distinguidas de La Ribot presentadas en Madrid hace años. La recuerdo transitando por la escena levitando. Anoche asistí a un ritual performático complejo y poderoso. Un viaje circular a la decadencia de una especie, la humana que, aburrida y al límite de su deshumanización, provoca y juega en situaciones donde la identidad, las marcas, el deseo y la frivolidad se dan la mano en un carnaval caníbal alrededor de una montaña de basura que es el paisaje de nuestro presente y lo será más, de nuestro futuro. En estas piezas distinguidas, La Ribot da un salto vertiginoso sobre el concepto y la forma, construyendo imágenes muy potentes con un trasfondo brutal que no dejó indiferente a nadie, todavía quedan unas funciones, si hay que hacer viajes diferentes en un teatro, la ocasión es La Ribot.
Adolfo Simón

ribot


La Wagner de Pablo Rotemberg dentro de la Programación Argentina Plataforma/ARCO en el Museo Reina Sofía

Dentro del programa cultural organizado por Argentina, con motivo de su presencia en ARCOmadrid como país invitado, hay previsto un amplio despliegue cultural por 17 sedes de toda la ciudad, que incluye artes visuales, performances, teatro, música, literatura.
La programación escénica se inició el lunes 21 de febrero en el Audiorio 400 del Museo Reina Sofía con La Wagner, del coreógrafo y músico Pablo Rotemberg, espectáculo organizado por el Ministerio de Cultura de Argentina en colaboración con la Fundación Museo Reina Sofía.
En La Wagner, cuatro mujeres, como cuatro valquirias, se montan sobre la música de Richard Wagner y arremeten con la difícil tarea de desactivar estereotipos y denunciar prejuicios relacionados con la feminidad, la violencia, la sexualidad, el erotismo y la pornografía. De este cruce resulta una ceremonia tenebrosa, iluminada por destellos de ironía y excesos “operísticos”. Una performance corporal donde se transita desde el desfile de modelos a un rito ancestral. Diferente propuesta a la que nos tiene habituados la escena de la danza contemporánea.
Adolfo Simón

wagner1