Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

EVENTOS Y ACCIONES ESCÉNICAS

Maratón Valle en el Círculo de Bellas Artes

Este fin de semana hemos vivido una experiencia inaudita. Durante tres días Valle Inclán se ha convertido en el protagonista cultural de la ciudad, haciendo sombra a La Noche de los Teatros. El viernes, un maratón de siete horas nos mostró al completo el Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte dirigido por Irina Kouberskaya. Una oportunidad única de contemplar este monumento literario con propuestas estéticas diversas. En los entreactos se amenizó al público asistente con música, bailes y gastronomía gallega.
El sábado, el tradicional recorrido de La Noche de Max Estrella por la ciudad de Madrid. Para esta ocasión, el viaje era en femenino, proponiendo una visión diferente a cada parada y sus clásicos comunicados a pie de calle. Como cierre, un esperpento poco representado…¿Para cuándo las reclamaciones diplomáticas” en la Sala de las Columnas y como despedida, el clásico chocolate con churros para todos los asistentes.
Una experiencia fantástica con la que el teatro, se coló en todos los rincones de la ciudad, de la mano del gran Valle Inclán.
Adolfo Simón


Rosángeles Valls clausura el I Ciclo de Clases Magistrales de la Academia en la USAL

LA COREÓGRAFA ROSÁNGELES VALLS HABLARÁ DE CÓMO POPULARIZAR LA DANZA CONTEMPORÁNEA

Rosángeles Valls, coreógrafa y directora de la compañía Ananda Dansa, clausurará el próximo martes, 28 de marzo, el I ciclo de Clases Magistrales de la Academia de las Artes Escénicas de España (AAEE) en la Universidad de Salamanca (USAL). Valls abordará en su conferencia, titulada “La situación de la danza contemporánea”, las dificultades que encuentra este género escénico en nuestro país para una mayor divulgación y popularización. Su clase tendrá lugar en el aula magna de la Facultad de Filología de la citada Universidad, a las 19:30 horas.

Valls capitanea una de las formaciones de danza contemporánea más veteranas y consolidadas del país, Ananda Dansa, que fundó junto al director teatral Edison Valls en 1981. Laureada con el Premio Nacional de Danza en 2006, entre otros, la compañía ha destacado por integrar en su danza la narración dramática y otros elementos del teatro. Su repertorio supera la treintena de coreografías, entre las que destacan su reciente Pinoxxio, de gira por el país, y que fue galardonado el pasado año con siete Premios Max.

La coreógrafa se formó en París de la mano de grandes maestros de danza contemporánea como Peter Goss, Solange Golovine, Max Mattox o Jean-Claude Gallotta. En su compañía comenzó como bailarina, para dedicarse con el tiempo a la coreografía y labores de producción. Ananda es hoy compañía residente del teatro Antonio Ferrandis de Paterna (Valencia). Por otro lado, Valls es requerida por otros directores escénicos para labores coreográficas. Es el caso de la reciente producción Festen, que puede verse en la actualidad en el Centro Dramático Nacional, en Madrid, y en la que se ha ocupado del movimiento de los actores.

La nueva Escuela de Verano de la Academia de las Artes Escénicas
La Academia de las Artes Escénicas de España está muy satisfecha con el eco que este Ciclo ha tenido en Salamanca y ha acordado con la Universidad continuar el curso próximo con el II Ciclo. Además, ambas instituciones aumentan sus actividades de colaboración y ya organizan la Escuela de Verano de la Academia de Artes Escénicas de la USAL, y que ofrecerá un intenso programa impartido por profesores y profesionales de teatro de diversas disciplinas, que se desarrollará del 10 al 13 de julio. El programa, dirigido por los profesores César Oliva y Emilio de Miguel , combina la teoría con la práctica escénica y girará en esta primera edición en torno a José Zorrilla, del que se cumplen 200 años de su nacimiento.
http://academiadelasartesescenicas.es/


Eventos de creación

*La Comunidad de Madrid expone en el complejo El Águila más de 200 ilustraciones de Fernando Vicente.

*Arts Meets Fashion en Las Rozas Village.

*II Encuentro Cultura Inteligente. Espacio Fundación Telefónica – 4 abril. Presentación del Anuario AC/E de cultura digital 2017.


JAPAN ART WEEK

https://www.facebook.com/japanartweek/?fref=ts


Día Mundial del Teatro 2017…¡Viva el Teatro!

Bueno, aquí estamos otra vez. Reunidos de nuevo en primavera, 55 años después de nuestra reunión fundacional, para celebrar el Día Mundial del Teatro. Un solo día, 24 horas, que comienzan de la mano del teatro NO y del Bunraku que pasan por la Ópera de Pekín y el Kathakali, brillando entre Grecia y Escandinavia, de Esquilo a Ibsen, de Sófocles a Strinberg, entre Inglaterra e Italia, de Sara Kane a Pirandello, y también Francia entre otros, donde nos encontramos, y donde París es la ciudad del mundo que atrae a más grupos de teatro internacional.
En esas 24 horas podemos ir de Francia a Rusia, de Racine y Molière a Chejov, e incluso atravesar el Atlántico para acabar en un Campamento californiano, tentando a jóvenes a reinventar, quizás, el teatro. De hecho, el teatro renace cada día de sus cenizas. No es sino una convención que hay que abolir incansablemente. Así es como sigue vivo. El teatro tiene una vida abundante que desafía
el espacio y el tiempo, y las obras más contemporáneas se nutren de los siglos pa
sados, los repertorios más clásicos se hacen modernos cada vez que son subidos
de nuevo a escena.
El Día Mundial del Teatro no es pues, obviamente, un día cualquiera de nuestras vidas que deba ser tomado de forma banal. Hace revivir un inmenso espacio-tiempo y, para evocarlo, querría citar a un dramaturgo francés tan genial como discreto, Jean Tardieu: Hablando del espacio, se pregunta cuál es el camino más largo para ir de un punto a otro.
Sobre el tiempo, sugiere medir, en décimas de segundo, el tiempo que se tarda en pronunciar la palabra eternidad. Sobre el espacio-tiempo, también dice: ‘Antes de
dormir, fija tu mente en dos puntos del espacio, y calcula cuánto tiempo se tarda, en un sueño, en ir de uno a otro’. Es la frase ‘en un sueño’ la que siempre me da vueltas en la cabeza. Pareciera que Jean Tardieu y Bob Wilson se hubieran encontrado.
También podemos resumir nuestro Día Mundial del Teatro, citando las palabras de Samuel Beckett que hace decir a Winnie en su estilo expeditivo: ‘¡Oh, qué her
moso día habrá sido!’ Al pensar en este Mensaje que tengo el honor de que me hayan pedido que escriba, he recordado todos los sueños de estas escenas. Por eso puedo decir que no he venido a esta sala de la UNESCO yo sola. Todos los personajes que he interpretado en escena me acompañan. Personajes que parecieron irse cuando caía el telón, pero que han cavado una vida subterránea en mí, dispuestos a ayudar o destruir los personajes que les sucedieron. Fedra, Araminte, Orlando, Hedda Gabbler, Medea, Merteuil, Blanche Dubois… Me acompañan también todos los personajes que he adorado y aplaudido como espectadora. Y por eso es por lo que pertenezco al mundo. Soy griega, africana, siria, veneciana, rusa, brasileña, persa, romana, japonesa, marsellesa, neoyorkina, filipina, argentina, noruega, coreana, alemana, austriaca, inglesa, realmente del mundo entero. Esa es la auténtica globalización.
En 1964, con ocasión de este Día Mundial del Teatro, Laurence Olivier anunció que, tras más de un siglo de lucha, por fin se acababa de crear en Inglaterra un teatro nacional que él quiso transformar inmediatamente en un teatro internacional, al menos por su repertorio. El tenía muy claro que Shakespeare pertenecía al mundo. Me ha encantado saber que el primer Mensaje de estos Días Mundiales del Teatro, en 1962, se
le confió a Jean Cocteau, por ser autor del libro ‘La vuelta al mundo en 80 días otra vez’. Yo he dado la vuelta al mundo de forma diferente. La he dado en 80 espectáculos u 80 películas. Incluyo aquí películas en las que no distingo entre hacer teatro o cine, que sorprende cada vez que lo digo pero es cierto, es como es. Ninguna diferencia. Al hablar aquí no soy yo. No soy una actriz. Soy solo uno de esos incontables personajes gracias a los cuales el teatro sigue exi
stiendo. Es un poco nuestro deber. Y nuestra necesidad. Cómo expresarlo… Nosotros no hacemos que el teatro exista. Es gracias al teatro que nosotros existimos.
El teatro es muy fuerte, resiste, sobrevive a todo, a las guerras, a las censuras, a la falta de dinero. Es suficiente con decir “la escena es un escenario vacío de un tiempo indeterminado” y hacer entrar a un actor. O una actriz. ¿Qué va a hacer?
¿Qué va a decir? ¿Van a hablar? El público espera, se va a saber, ese público sin el que no existe el teatro, no lo olvidemos nunca.
Una sola persona de público, es público.
¡Esperemos que no haya muchas sillas vacías! Salvo en la obra de Ionesco. Al final la Vieja dice: ‘Sí, sí, muramos en plena gloria… Muramos para entrar en la leyenda… Al menos tendremos nuestra calle.’
El Día Mundial del Teatro existe desde hace ahora 55 años. En 55 años soy la octava mujer a la que se le pide pronunciar un mensaje, bueno, no sé si la palabra ‘mensaje’ es la adecuada. Mis predecesores (¡se impone el masculino!) hablaron del teatro de la imaginación, de libertad, del origen, evocaron la multiculturalidad, la belleza, las preguntas sin respuestas… En 2013, hace tan solo 4 años, Darío Fo dijo: ‘la única solución a la crisis, reside en la esperanza de una gran caza de brujas contra nosotros, especialmente contra los jóvenes que quieren aprender el arte del teatro: así surgirá una nueva diáspora de comediantes, que hará surgir de estas
limitaciones unos beneficios inimaginables para una nueva representación.’ Beneficios
inimaginables es una fórmula digna de aparecer en un programa político, ¿no? Como estoy en París poco antes de unas elecciones presidenciales, sugeriría a aquellos que pretenden gobernarnos, que estén atentos a los beneficios inimaginables aportados por el teatro. Y por supuesto, ¡nada de caza de brujas!El teatro para mí es el otro, el diálogo, la ausencia de odio. La amistad entre los pueblos. No sé
ahora mismo qué significa exactamente, pero creo en la comunidad, en la amistad de los espectadores y los actores, en la unión de todos a los que reúne el teatro, los que lo escriben, los que lo traducen, los que lo explican, los que lo visten, los que lo decoran, los que lo interpretan, incluso, los que van. El teatro nos protege, nos acoge…Creo de veras que nos ama… tanto como le amamos. Recuerdo a un viejo director de la vieja escuela, que antes de que se levantara el telón, entre
bambalinas, decía cada noche con voz firme: ‘¡Paso al teatro!’. Estas serán mis últimas palabras. Gracias

International Theatre Institute ITI
World Organization for the Performing Arts
World Theatre Day Message 2017
Isabelle Huppert, France

Traducción de Fernando Bercebal del original francés para PROYECTO ÑAQUE


Imagen

Celebra el Día Mundial del Teatro en la Librería YORICK


Imagen

La escena del siglo XXI