Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

NOTICIAS

Imagen

Antonia Mercé “La Argentina” en la Residencia de Estudiantes

cristina marinero

Anuncios

“El Hortera”, un restaurante con mucho teatro

El hecho teatral se puede extender en muchos ámbitos diferentes. Recrear un ambiente o dar la vuelta a otro que ya existía antes es una manera de atraer al público a espacios que sin este matiz entrarían dentro de los de el montón. Por eso un nuevo restaurante ha abierto las puertas en Madrid de la mano de LETSGO, productora de la saga The Hole, La familia Addams, Medias Puri y Dirty Dancing que lidera Iñaki Fernández

En El Hortera nos sumergimos en un mundo estético singular de la mano de personajes creados específicamente para dinamizar y construir este ambiente, lleno de brillantina,lentejuela y colores flúor, mezclados con la más clásica escayola barroca decorativa de señora de alto copete, puesto que anteriormente este restaurante, conocido como La Capilla de la Bolsa era de señoras bien. Un guante de lentejuelas giratorio enorme, haciendo una peineta  y ejerciendo de bola de espejos discotequera preside la sala principal, indicándonos que su espíritu estético está diciendo “me da igual” a todo pensamiento restrictivo y autoritario. Pero hay más estancias sorprendentes, 5 salas con cinco ambientes diferentes, en este local para complacer todos los gustos desviados de su público. Así nos encontramos un Karaoke Koreano, la sala Picnic o la mesa redonda llamada El Banquete, donde compartir horteradas con otras personas afines y descubrir que no eres el único con espíritu kitsch en el mundo.

Su oferta gastronómica es variada, y está creada por el chef Javier Aranda, con dos estrella Michelin, con un espíritu que induce a la con-fusión y tiene ideas originales para todos los gustos: tapas, copitas, productos de la huerta o del  mundo iberico-castizo pasando por el japo y lo americano a lo Trump, todo cabe en su carta, variada y confusa.

Así que si hoy se han levantado con la vena algo hinchada, relájense en este gastro-teatro-bar.

 

 

 


QRLA brinda por un 2018!!!…En el que nunca caiga el telón sobre la escena de creación

Desde el equipo de colaboradores de QRLA queremos dar las gracias a todos los lectores de nuestra revista digital, a los creadores que hacen posible belleza y riesgo día a día…y la comparten con nosotros…y a los gabinetes de comunicación que nos facilitan la posibilidad de tener acceso a los teatros para poder seguir alimentándonos de poesía escénica y darle difusión. Gracias a tod@s… Brindamos por un 2018 para que nunca caiga el telón sobre la escena de creación.
Adolfo Simón


“Casa de muñecas” en el Teatro Fernán Gómez

Salgo del teatro con el estómago revuelto. Ibsen, versionado acertadamente por Pedro Víllora, lo ha conseguido de nuevo. Parece que nada ha cambiado en los últimos 150 años… ¿ No conocen a Torvald y Nora aún? No, no son la nueva pareja de moda futbolista-modelo, pero se parecen. ¿Es Nora la pionera de las nuevas WAGS? Quizás es una buena ocasión para acercarse al teatro para reflexionar sobre la sociedad y su hipocresía. Tienen en sus manos una buena propuesta de Venezia Teatro, con una escenografía y vestuario potentes y buenos actores que nos van a sumergir perfectamente en la tensión dramática que pretendía el autor.

En la calle esta noche se pasean miles de Noras-WAGS en las típicas cenas de empresa por Navidad. Noras que fantasean con trajes y regalos, Noras que pretenden ser alguien, Noras que buscan su realización profesional y su éxito en la vida, su casita de muñecas, su mansión en La Moraleja, Noras que juegan con la verdad todos los días y sonríen levantando sus copas pensando en nuevas estrategias para convivir con Torvaldos sin pegar portazos.

Luis Mª García Grande

CASA DE MUÑECAS


“Insolventes” en Nave73

El teatro debería rascar un poquito en nuestra conciencia, al menos hacer un rasguño que nos deje marca. Felix Estaire ha concentrado en un texto parte de la mezquindad humana que sale a flote en situaciones límite, situaciones que, brotando del cerebro, van taladrando el cráneo hasta que producen esa erosión necesaria para que se escape el odio generado dentro.

Bajo un hilo argumental sencillo que no es determinante, Insolventes nos va poniendo en tensión poco a poco, entre risas y bromas,  y nos sumerge en la situación de tres personas excluidas por la sociedad debido a su situación económica. Lo importante es lo que no se cuenta, lo que se debe transmitir por el actor gracias a una buena dirección, en esta ocasión de Pablo Martínez Bravo, y esta parte está bien conseguida, aunque a un ritmo algo lento, que quizás pretende buscar la tensión interior del espectador… o, quizás es el cepo para esperar a que pique y caiga en la trampa cual inocente cobaya.

Luis Mª García Grande

insolventes imagen

 


“Eras de la felicidad” en la Sala Cuarta Pared

El festival Essencia en Cuarta Pared analiza este año el sentimiento de la felicidad y como mostrarlo en escena. Los lenguajes y recursos escénicos nos deberían ayudar a esa ardua tarea. María Velasco ha propuesto una serie de pinceladas sobre lo que se considera felicidad en la sociedad actual. Imagina comportamientos inducidos por la búsqueda de ese bien supremo que todos ansían y del que muchos elaboran credos para conseguir ver apenas su leve destello durante un instante. Certera, irónica y con puño firme nos introduce en esta meditación que va a dar paso a una coreografía creada por Jesús Rubio Gamo. Cuatro bailarines se sumergen en un eterno mantra en el que de vez en cuando se rompe la armonía universal, ya que la felicidad no es continua ni eterna. Quizás mantenerse ocupado en ese mantra infinito no nos da la felicidad, pero tampoco nos hace pensar en ella o en su falta… La propuesta estética que intenta utilizar el movimiento como metáfora está bien conseguida utilizando frases coreográficas redundantes y rupturas, ironías y desenlaces que encajan con el discurso escrito de Velasco. Un acierto feliz.

Luis Mª García Grande

ERAS DE LA FELICIDAD


“Petisa Loca” de Sara Calero en Madrid en Danza

A los espíritus creadores les encanta cometer pequeñas locuras y Sara Calero entra dentro de estos pequeños locos que se lanzan a exponer en público lo que le pasa por su cabeza. En esta ocasión la Guerra Civil Española es el detonante para contarnos una historia inquietante a través del cante y dirección musical de Gema Caballero y la guitarra de José Almarcha. También cuenta con la colaboración de la música electrónica de The Lab para subrayar ese tono dramático y la dureza de la situación que tiene que vivir la protagonista de esta pieza, tomando la decisión de emigrar a América en una España dominada por ladictadura, la tradición y el catolicismo.

Es indiscutible que Sara tiene ya una técnica y un lenguaje propio que le hacen única en la escena y que logra despertar los sentimientos del espectador metiéndolo de lleno en la historia. Poco atrezzo, pero justo para dar énfasis al baile y surmergirnos en la atmósfera idónea por la que deambula una mujer a veces desesperada y a veces optimista y con la fuerza necesaria para cambiar su vida.

El Festival Madrid en Danza tenía que contar una vez más con su presencia, necesaria por su calidad y por su arte.

Luis Mª García Grande.

image__6207_SaraCalero_6521616896574552751