Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

ÓPERA y ZARZUELA

Billy Budd de Benjamin Britten en el Teatro Real

El estreno de Billy Budd de Benjamin Britten en Madrid marca, sin duda alguna, uno de los grandes acontecimientos del Bicentenario del Teatro Real. Su magnífico libreto basado en la obra homónima de Herman Melville, narra la historia del marinero Billy Budd: un joven bello, leal, generoso, fuerte, ingenuo y bondadoso que logra desquiciar con su belleza y personalidad al maestro de armas del navío, quien es incapaz de canalizar la situación, y crucifica al ingenuo sin miramientos. Esta nueva producción del Teatro Real se presenta por primera vez en Madrid, en coproducción con la Opéra national de Paris, de la mano de Deborah Warner, uno de los grandes nombres de la dirección escénica actual. Es interesante como las grandes obras de la historia sirven para contar los acontecimientos del momento en que se escribieron y trascienden a su tiempo para hablarnos de hoy. En esta puesta en escena sin artificios por parte de Deborah Warner se traza una línea fina entre la ética del pasado ante la oportunidad de conseguir mayor respeto por los derechos humanos y como hoy, sigue siendo una asignatura pendiente para nuestra sociedad actual. Esta escenificación es teatro en el que hay un mundo lírico instalado, en él no hay cantantes hay seres de carne y hueso que defienden sus principios a través de la música y el bel canto. Y la orquesta trasciende emocionalmente de la mano del insigne director musical Ivo Bolton, y además, el coro es un personaje que acompaña el drama intensamente.
Adolfo Simón

ino


La Villana en el Teatro de la Zarzuela

La Villana, zarzuela en tres actos con música de Amadeo Vives y libreto de Federico Romero y Guillermo Hernández-Shaw fue estrenada en el Teatro de la Zarzuela el 1 de octubre de 1927. Esta obra, basada en el drama de “Peribáñez y el Comendador de Ocaña” de Lope de Vega ha sido recuperada para hacer un nuevo estreno por todo lo alto y para ello se ha contado con un equipo excepcional. Al frente de la dirección musical estarán dos batutas, Miguel Ángel Gómez Martínez y Eduardo Portal. Y para abordar una puesta en escena de gran formato, se ha convocado a Natalia Menéndez que templa y equilibra el verso con el canto, consiguiendo una gran teatralidad entre cantantes, actores y bailarines. Una nueva propuesta para sumar a la calidad de la programación elaborada por la nueva dirección.
Adolfo Simón

villana_javier_del_real


‘El holandés errante’ en el Teatro Real

holandes-tr

Àlex Ollé nos propone una buena revisión a esta pequeña joya de Wagner modificando la textura escenográfica y mostrándonos su propio concepto de lo infinito, lo trascendente y su mirada metafísica sobre la muerte. Con una impactante escenografía se nos adentra en ese mundo de Wagner intentando recrear una nueva visión del romanticismo.

La dirección musical de Pablo Heras-Casado hace resaltar los momentos del coro, tanto femenino como masculino, y más dispersa en lo que se refiere a los solistas.

Ahora que poseemos tanta tecnología para hacer mutar un mar tenebroso en una playa en un segundo, para convertir una gran proa de un navío en un cementerio naval, para hacer aparecer a los espíritus trepando por las paredes sin cuerda ni arnés…ahora que podemos escarbar infinitamente en eso que nos quería contar Wagner sobre la escoria humana que aún sigue siendo capaz de vender a personas por dinero o vendernos nosotros mismos, ahora, merece la pena ver esta propuesta impecable  que nos acercará un poco más a su autor.

Luis Mª García Grande

 


La Clemenza di Tito de Wolfgang Amadeus Mozart en el Teatro Real

Encargada para celebrar la coronación de Leopoldo II de Austria como rey de Bohemia, La Clemenza di Tito constituye una perfecta ilustración de la opera seria metastasiana. El emperador romano Tito se ve obligado a hacer frente a una violenta rebelión, que logra reprimir sin por ello perder la magnanimidad. Compuesta en un momento en que la Revolución Francesa se encontraba en pleno apogeo, y con media Europa cuestionando la capacidad y moralidad de las coronas que en ella reinaban, presentar en escena un dirigente cabal y virtuoso era una oportunidad que no se podía dejar pasar. Leopoldo II subía al trono para hacer frente a una monarquía en crisis, de la misma forma que Tito se había visto forzado a asumir el liderazgo de una convaleciente dinastía Flavia. A través de la historia de este último se trataba de influir de forma directa en la opinión pública a favor de aquel. Wolfgang Amadeus Mozart aceptó hacerse cargo de un cometido que había declinado un Antonio Salieri desbordado de trabajo y reservó para la que sería una de sus últimas obras– la compuso en 1791, tan solo unos meses antes de fallecer– algunas de sus páginas más sublimes. La puesta en escena de Ursel y Karl-Ernst Herrmann fue uno de los primeros encargos de Gerard Mortier, que presentó en Bruselas, Salzburgo, París y Madrid. La recuperación de esta producción quiere ser, también, un recuerdo en honor de quien fue director artístico del Teatro Real. Que un teatro oficial pueda disponer de repertorio y recuperar joyas como esta es una suerte para los amantes del bel canto. Este montaje combina perfectamente clasicismo y contemporaneidad, consiguiendo momentos sublimes en la puesta en escena, el tratamiento musical y la interpretación actoral que, por momentos, consigue que nos olvidemos de estar asistiendo a una ópera para estar experimentando una experiencia intensa y viva.
Adolfo Simón

clemencia-tito-teatro-real-2


Iphigenia en Tracia en el Teatro de la Zarzuela

iphigenia_en_tracia

En esta producción no se busca solo mostrar una historia mítica, sino que se plantea una novedosa forma escénica para revelar emociones y sentimientos a través de la belleza de la música de un compositor como Nebra. Su marcado espíritu español, con multitud de posibilidades dramáticas, permite el disfrute de la belleza barroca.
Zarzuela en dos jornadas con música de José de Nebra y libreto de Nicolás González Martínez fue estrenada en el Teatro de la Cruz de Madrid el 15 de enero de 1747. Ahora se presenta esta nueva producción del Teatro de la Zarzuela con una puesta en escena excepcional, cuidada en cada detalle. Desde la escenografía a la luz, el vestuario, el movimiento escénico, todo está elaborado y puesto en juego a gran altura; pocas veces se ha visto un espectáculo de zarzuela con una factura tan exquisita. Y sobre este paisaje, un grupo de cantantes actores con María Bayo al frente realizan una obra de teatro lírica de gran intensidad y juego dramático. La música suena con brío y delicadeza. Sin duda, se está confirmando una excelente nueva dirección del teatro que nos deparará grandes alegrías.
Adolfo Simón

teatro-kwrc-620x349abc

 


Norma de Bellini en el Teatro Real

Norma del compositor italiano Vincenzo Bellini es la máxima representación del bel canto. La presentación de esta nueva producción en el Teatro Real supone el regreso de esta inmensa obra tras ciento dos años de ausencia en su escenario. Un gran drama romántico, que ha hecho de Casta diva una de las arias más hermosas y populares del repertorio lírico. En esta ocasión ha llegado al Teatro Real la puesta en escena de Davide Livermore, con una estética que mezcla lo fantástico con la realidad mágica sugerida en el libreto. Una magnifica producción con tres repartos espectaculares, bajo la dirección musical de Roberto Abbado. El Teatro Real sigue apostando por grandes títulos del repertorio mundial operístico para deleite de su público.
Adolfo Simón

norma_teatroreal


Las Golondrina en el Teatro de la Zarzuela

Las Golondrina, drama lírico en tres actos con música de José María Usandizaga y libreto de Gregorio Martínez Sierra y María de Lejárraga fue estrenado en el Teatro Price de Madrid el 5 de febrero de 1914, este año, para abrir la nueva temporada del Teatro de la Zarzuela se presenta esta nueva producción . Este angustioso drama de celos se muestra en el ambiente de un circo ambulante con un payaso como protagonista. Una cotidianeidad en blanco y negro y gris emocionalmente nos traslada a una época o a un tipo de vida donde las ilusiones se han perdido y solo se aspira a huir para encontrar nuevos paisajes de color. Pero la huida nunca es hacia delante, los caminos, muchas veces nos devuelven al lugar de origen donde tendremos que enfrentarnos a nuestro destino, para cambiarlo o sucumbir a él. Una producción de estética sutil que tiene efecto espectacular en la teatralidad de la intimidad de ese circo donde han de seguir sus vidas los artistas cuando cae el telón. Con dirección musical de Óliver Díaz y de escena de Giancarlo del Mónaco se presenta un equipo artístico de gran profesionalidad que animará a acudir a disfrutar de nuestra cultura musical.
Adolfo Simón

golondrinas_javier_del_real_1