Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

OPINIÓN

La función por hacer en el Teatro Pavón Kamikaze

Con motivo del 10º aniversario de su estreno, El Pavón Teatro Kamikaze recupera por última vez La función por hacer, la aclamada primera pieza de Kamikaze Producciones ganadora de 7 Premios Max, con su elenco original y en La Sala del Teatro Kamikaze. Una obra que, desde la austeridad escenográfica y el trabajo con la palabra, se ha revelado como una de las propuestas más atractivas del teatro español contemporáneo de las últimas décadas. Es curioso como pasa el tiempo y como, los buenos vinos, reposando, cogen mejor color y sabor. La función por hacer que hoy se puede ver el el Pavón mantiene la esencia de la que vimos en el Hall del Lara y al tiempo, ha crecido en juego e intenciones, ahora no es una pieza atrapada entre los espectadores de aquel hall si no que sobrevuela por encima del público, trazando líneas dramáticas y cómicas con cada parlamento o relación. Teatro dentro del teatro y dentro del teatro…juego de espejos entre realidad y ficción; eso de lo que se nutre la vida y el arte.
Adolfo Simón

Anuncios

Cuerpos laberínticos en la cartelera

En las últimas semanas están coincidiendo una serie de propuestas no convencionales en la cartelera teatral, donde la mente y el cuerpo son espacios de búsqueda, de indagación…Un viaje a los laberintos donde se esconden misterios y preguntas.
En “Hay que tirar las vacas por el barranco” en la sala pequeña del Teatro Español, la compañía La Máquina nos sumerge en una conferencia a varias voces para descubrir los precipicios de la locura. Varias voces y varios cuerpos para desglosar el paisaje desdibujado de un grupo de mentes.
En “La Wagner” de Pablo Rotemberg en la sala principal del Teatro Español, un grupo de cuatro mujeres desnudas de cuerpo y alma, conducen el paisaje de su piel sobre territorios agrestes y salvajes. La música épica provoca que sus coreografías y composiciones provoquen estremecimiento en el patio de butacas.
Y como cierre de este triptico sobre el cuerpo y sus fronteras, en el ambigú del Teatro Pavón Kamikaze… “Y el cuerpo se hace nombre”, una co-creación de Consuelo Trujillo y Andrés Waksman con la participación esencial del resto del equipo de performers. A través de una caricia que araña, nos introducen en un nuevo mundo a través del rito, para descubrir que nada es lo que parece y que si uno se cree hombre o mujer, posiblemente pueda o es, otra cosa. Pieza performática y festiva, llena de imágenes perturbadoras en las que el público y su presencia es esencial.
Adolfo Simón


Dos + Dos en el Teatro Lara

Adrián y Julieta, Tomás y Silvia, son dos parejas de amigos de toda la vida que al acercarse a los cuarenta han conseguido el éxito profesional y personal, al menos eso parece. Adrián y Julieta están felizmente casados desde hace años y tienen un hijo preadolescente. Tomás y Silvia, sin embargo, han preferido no casarse ni tener hijos y disfrutan de su vida en pareja los dos solos. O no tan solos…¿Es posible mantener viva la pasión en las relaciones largas? ¿Qué sucede con el deseo cuando se forma una familia? ¿Es suficiente el amor para que se mantenga unida una pareja?. La función propone, en clave de comedia, una reflexión sobre si en estos tiempos donde la vida es más larga, hay que inventar fórmulas para mantener en juego las relaciones que, antes, eran…”Hasta que la muerte nos separe”.
Adolfo Simón


One Gesture en Conde Duque

One Gesture es una obra sobre la Lengua de Signos. Es una pieza sobre la comunicación con el mundo, con el mundo de las personas que escuchan y también con el mundo del resto de Personas Sordas.
¿Cómo funciona la comunicación? ¿De qué formas se producen, se transmiten y se procesan el conocimiento, las emociones y la cultura? Si el lenguaje es la única realidad a la que tenemos acceso, y si como decía Wittgenstein “los límites de mi lengua son los límites de mi mundo”, ¿qué podemos aprender de las Personas Sordas?… Puedo asegurar que con esta obra he sentido que me comunicaban muchas más cosas que con otras que emplean la palabra… muchas veces…”hueca y sin emoción”. En One Gesture hay un viaje emocional y sensorial a través de la biografía de los cuatro actores…y sin darnos cuenta, nos introducen en su mundo de ¿silencio?…yo diría, más bien que de un lenguaje más profundo, del alma…Si quieren vivir otro tipo de experiencia en un teatro, vayan hoy viernes, es la última función.
Adolfo Simón


We love Queen en el Teatro de la Latina

Guiados por el “Gran Fanático” de la mítica banda Queen, que ha montado toda una catedral del Rock en homenaje y tributo a su banda preferida, los asistentes participarán en una extravagante liturgia de exaltación a la vida y obra de Queen. Uno de los asistentes será invitado cada noche a subir al escenario para consumar con su presencia la original ceremonia. Hay algo emocionante en esta propuesta y es que podemos reencontrarnos con Fredy en su pleno apogeo y al tiempo, en el que se ha podido transformar más allá de nuestro tiempo. Sin duda, el patio de butacas estaba lleno de los nuevos seguidores o acólitos de esta nueva forma de ver el mundo a través de las canciones de Queen. Juego, entretenimiento y buena música que el público disfruta.
Adolfo Simón


Otras estéticas escénicas en la cartelera madrileña

Este fin de semana han coincidido en la cartelera madrileña varias propuestas que se enmarcarían en lo que se viene denominando, nuevos lenguajes escénicos. La mezcla de estéticas y disciplinas con temas de mayor o menor calado, provocaron resultados sugerentes en casi todas las piezas presentadas.
En Conde Duque…Ivo Dimchev con I Cure planteó un juego muy serio envuelto en un formato disparatado. El dolor y el desasosiego en estos tiempos locos se jugaban en escena desde la ironía y el cabaret trasnochado.
En El más frío de los monstruos fríos de La leñera teatro dentro de Una mirada diferente, nos sumergieron en la poética de Heiner Müller para crear, con cuerpos diferentes. una propuesta que se acercaba un precipicio de emociones desbordadas.
En La Quinta-Espacio Abierto, el Teatro do Chapitô presentó una pieza para jóvenes con estética de teatro gestual y clown en la que reflexionaban sobre la vejez y la falta de sensibilidad por los mayores de hoy. Una obra imprescindible para un público que no suele ser atendido convenientemente.
Una de las piezas más impactantes del fin de semana, seguramente, fue Así habló Zaratrusta de Circo Interior Bruto en Naves Matadero. Después de más de una década en la que este colectivo ha estado alejado de los escenarios, han regresado para realizar una pieza que es todo un manifiesto artístico por su parte. Absurdo, poesía, delirio y humor negro fueron transitando por la escena sin respiro.
Y en diferentes sedes de Madrid, se mostraron los trabajos finales del Master de Creación Escénica y Audiovisual de Museo Reina Sofía.
Un fin de semana cargado de modernidad y riesgo.
Adolfo Simón


La Sección en el Teatro del Barrio

En La Sección, se presentan aspectos que tuvieron una importancia capital en el devenir de la existencia de tantas mujeres cuyas vidas fueron marcadas por unas imposiciones educativas-políticas-religiosas y de género durante el Franquismo y que tuvieron un calado hondo en la sociedad española del momento. Uno de los personajes, en una escena, dice…”La derecha ganó gracias a que la izquierda se desmembró”…oír algo así en estos tiempos post electorales, provoca un escalofrío en la espalda. Porque, desgraciadamente, la historia se repite constantemente y estamos en unos tiempos de incertidumbre donde sería terrible volver a aquella España en blanco y negro. La propuesta es muy sencilla y didáctica pero positivamente ya que, van desglosando, gracias al trabajo impecable de las actrices, los entresijos que urdió el poder para manipular una sociedad, dejando fuera de juego a la mujer.
Adolfo Simón