Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

OPINIÓN

Todo por un sueño!…

“Veinte años no son nada, que febril la mirada”…¿Cuál sería el tango para las tres décadas de viaje al misterio que ha realizado Mónica Runde, La Runde?. Cuando a alguien del mundo del arte se le llama por el apellido con el artículo delante…Es otra cosa. Hoy, a las 13 horas, en Cuarta Pared se ha cerrado el círculo de la semana de celebración de los 30 años de 10 @ 10 Danza. Se podría haber hecho una fiesta sin más complicación, unos vinos, unas risas y un brindis, pero no, La Runde no puede decir adiós mientras se pierde en el oscuro del escenario así como así. Ni corta ni perezosa ha creado una nuevo espectáculo viajando por toda su trayectoria y no es un collage ni un fragmento tras otro, no, es la relectura de cada pasaje, pasados por el filtro de lo que hoy es: Una mujer libre en escena. Supongo que después de tanto tiempo, uno puede sentir que el escenario es “su lugar” y no hay duda…Aunque es un tópico, el escenario es el lugar donde La Runde pisa por derecho. Feliz cumpleaños!… y a por los 40!.
Adolfo Simón


Storywalker historias de Qingtian a Usera

¿Sabes que en Madrid habitan otros mundos?…Si siempre te mueves por los mismos lugares de la ciudad, te perderás la oportunidad de descubrir barrios que han cambiado y que parecen la prolongación de otro país, de otra cultura. Si te acercas al barrio de Usera, por un momento, creerás que te han tele transportado a una ciudad de China. Sus calles, sus tiendas y habitantes tienen hoy, el color y el aroma del país del sol naciente. Hace un tiempo, en lo que fue la sala Kubik Fabrik, se empezó a gestar una experiencia insólita, indagar sobre la vida cotidiana de estos nuevos madrileños y de sus orígenes, de ahí surgió Storywalker Usera, un viaje por determinados lugares para escuchar historias de aquí y de allá. Este fin de semana se ha vuelto a reproducir la experiencia y a pesar del frío que hacía, fue emocionante y pintoresco el recorrido real e imaginario.
Adolfo Simón


“Tocando al frente” en el SOJO Laboratorio Teatral

Siempre es una buena noticia la aparición de un nuevo espacio escénico, en este caso, muy cerca de la Puerta de Toledo, ha iniciado su actividad el SOJO Laboratorio Teatral con una programación muy variada y dirigida a todo tipo de públicos. El sábado pasado asistí a la representación de “Tocando al frente”. Un monólogo viajero en el que un actor nos va descubriendo poco a poco el descubrimiento de un país inmenso como es Argentina y mientras va desgranando su periplo, en él se van desvelando cuestiones personales que ni sospechaba antes de iniciar el viaje que, como dice el poeta, siempre es más interesante el recorrido que no el punto final del viaje. Pieza sencilla llena de imágenes y canciones que nos evocan una experiencia inolvidable.
Adolfo Simón


Sueños de pasado y futuro en el Festival de Otoño

Ya se ha inaugurado la nueva edición del Festival de Otoño, en esta primera semana he podido acudir a dos propuestas no convencionales. Por un lado la sugerente pieza de “Todo lo que está a mi lado” de Fernando Rubio en la que el “público” experimenta un momento íntimo con una actriz, compartiendo unos minutos bajo un edredón, en una cama que destila sueños del pasado, anhelos y caricias perdidas…un viaje a la emoción profunda, alejándonos de un tiempo frenético en el que estamos instalados. Y por otro lado, “GEN Z: searching for beauty” de Salvatore Calcagno /garçongarço. Una ocasión única para descubrir ¿Qué piensan los jóvenes europeos sobre el mundo que les rodea?. GEN Z es el diminutivo de la “generación Z”, marco en el que se sitúa a los jóvenes nacidos desde 1995 y punto de partida del nuevo trabajo de la compañía belga garçongargon, fundada por Salvatore Calcagno, una de las figuras emergentes más destacadas de la escena contemporánea europea. Durante cerca de dos horas, asistimos a una ceremonia privada donde los jóvenes se permiten expresar sus deseos y sueños de futuro sin remilgos, pidiendo las oportunidades a la que tienen derecho.
Adolfo Simón


“Tic Tac Tic Tac” de Antonio Catalano en La Casa Encendida

Micronarraciones, pequeñas acciones, movimientos delicados, susurrados, sin palabras. Historias marcadas por particulares relojes que hablan sobre el paso del tiempo y el tiempo que permanece. Con esta pieza se ha inaugurado una nueva edición de las Semanas Internacionales de Acción Educativa que siempre forman parte de la excelente programación del ciclo En Familia de La Casa Encendida.
Adolfo Simón


Mauthausen en Nave 73

No creo que hoy haya sido la última función de Mauthausen en Madrid; más allá de la gira que deseo sea larga. Digo que no creo que sea la última función porque, además de haber estado el teatro lleno hasta arriba, es necesaria una función como esta constantemente en los escenarios…Como dice el personaje protagonista: “Alguien tenía que contarlo”…Y si, ya que la memoria es tan frágil, hay que estar repitiendo el horror que ocurrió no hace tanto, para que no se repita; crucemos los dedos. Alguien podrá pensar que ya nos han contado lo que sucedió, de una forma u otra y tal vez tengan razón, pero hay que seguir volviendo a nombrar los nombres y aquellas muertes y torturas terribles. El texto es ágil y nos lleva, imagen tras imagen por aquellos acontecimientos. Y la puesta en escena es de una sencillez metafórica de potencia teatral impactante. Y la actriz que transita por mil y un estados y lugares…prodigiosa.
Adolfo Simón


OVERLOAD en CONDE DUQUE

La atención es una forma de alienación: la cuestión está en saber qué te aliena. Por eso siempre nos vemos perdidos en la búsqueda de algo, incluso cuando solo hacemos algunos gestos imperceptibles. No entiendes quién escucha y habla, quién trabaja y quién se divierte, quién descubre algo y quién está confundido. ¿Has llegado hasta aquí sin despegar la mirada? ¿De verdad? ¿No te resulta insoportable este esfuerzo por hacer una sola cosa a la vez? Mira a tu alrededor: ¿cuántas otras cosas atraen tu atención? Ahora mírate desde arriba… Lo sugerente de esta propuesta es que no solo convocan al público para participar si no que, desde la butaca, tenemos la sensación de estar siendo los protagonistas de ese mundo caótico, sin comunicación real. Estamos tan saturados de información y estímulo que ya no disfrutamos de nada de lo que ocurre a nuestro alrededor; nos sentimos como en el patio de butacas, bombardeados por la presión del dato y la imagen.
Adolfo Simón