Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

OPINIÓN

La ópera Bastián y Bastiana de Mozart se representó en Camporrobles-Valencia

El espectáculo que se ofreció en Camporrobles se engloba dentro del proyecto Arts Volant del Palau de les Arts Reina Sofía y es parte de la programación de las actividades desarrolladas por la Unión Musical “Mar Chica” en la conmemoración de su Centenario, entre las que se podrá disfrutar del Encuentro Comarcal de Bandas de la Tierra del Vino, Concierto de la Banda Municipal de Valencia, Concierto de Presentación de la Madrina de la Música, Exposición en el museo “Cien Años de Música”, Concierto de pasodobles, Conciertos de música de cámara e intercambios de bandas juveniles entre otras muchas actividades previstas.
Camporrobles disfrutó de “Bastián y Bastiana”, una de las óperas más emotivas e interesantes de Mozart, que narra la historia de amor entre dos jóvenes en una humilde aldea de pastores. Los cantantes del Centro Plácido Domingo protagonizaron esta obra que se interpretará con acompañamiento de piano en un camión-escenario acondicionado con iluminación, sonido y escenografía adaptada, para dotar de la máxima calidad escénica la representación.
Con esta representación, Camporrobles pudo asistir a un espectáculo, la ópera, que es un bien cultural reconocido como patrimonio de la humanidad.
Inspirada en la compañía de teatro ‘La Barraca’, de Federico García Lorca, que representó obras de teatro clásico español en más de 70 pueblos al principio de los años 30, Les Arts ha creado a tal efecto su propia compañía itinerante que viajará en un gran camión adaptado para transformarse en un escenario móvil capaz de acoger una función de ópera en directo.
La ópera que se representó en Camporrobles suma dieciséis pequeños números musicales, con una entrada instrumental, un recitativo, once arias, dos duetos y terceto final, además de incluir partes habladas.
El libreto, basado en ‘Les amours de Bastien et Bastienne’, de Favart y Harny de Guerville, narra la historia de amor entre dos jóvenes que transcurre en una humilde aldea de pastores. Ambos están enamorados el uno del otro, pero la inseguridad les hará recurrir -cada uno por su cuenta- al brujo Colas para que con sus poderes mágicos provoque que ambos vuelvan a sentir atracción. Bastiana provocará los celos de Bastián, haciéndole creer que está enamorada de otro joven, y él intentará atraer su atención amenazando con suicidarse. Al final habrá reconciliación y preparativos de boda.
Es muy importante que la cultura viaje y se desplace de los focos habituales, estar de vacaciones o visita en lugares pequeños de nuestra geografía y poder disfrutar de piezas de teatro, conciertos o exposiciones que tienen calidad e interés, es una forma de ayudar a que la ciudadanía se sensibilice y enriquezca su día a día. Allá donde encuentren el anuncio que informe de esta representación, acudan a verla porque les sorprenderá.
Adolfo Simón

Anuncios

Qué pasó con Michael Jackson en Cuarta Pared

Michael Jackson es el espejo roto en el que La Teta Calva (fans del rey del pop) se refleja para contar esta historia de un tipo que se vio empujado al éxito y no pudo con él. Un tipo que consiguió la fama. Una fama que se convirtió en verdugo. Pero, ¿qué es la fama? Salir en la obra del colegio. Sacar un diez. Tocar los bongos en el coro de la iglesia. Tocar la guitarra en el campamento. Llevar el estandarte de la falla. Salir en las noticias porque tu perro va en monopatín. ¿Cuántas visitas en YouTube marcan nuestra respetabilidad? ¿Cuántos “me gusta” en Facebook nos sacian para dormir satisfechos? ¿Cuántos followers podemos conseguir?…En una propuesta curiosa, hacen coincidir el set de un programa de televisión con la intimidad de la habitación del recuerdo…y todo, con toques musicales que dan ligereza a la tragedia. Una farsa emocional que termina cuando esperamos respuestas para entender el mundo en que vivimos.
Adolfo Simón


EL LATIDO MUDO dentro de ciclo IGUALES en Nave 73

El latido mudo es una acción como la que llevó a cabo Larry Kramer en su lucha. Este líder dijo que su vida, su obra y su activismo eran lo mismo, y predicó con ello hasta las últimas consecuencias para encontrar una nueva definición de la palabra “gay”. El latido mudo es la historia de “una persona que dijo no, y alguien más dijo no a su lado, y alguien más se unió y dijo no. Así se empieza un movimiento y así se cambia el mundo.” La pieza se conforma como un puzle que se compone a través de fragmentos dramáticos que van componiendo el imaginario combativo de este personaje real que provocó un antes y después en la lucha gay. Performance diálectivo y corporal como puesta en escena.
Adolfo Simón


¡24 horas mintiendo! en el Teatro de la Zarzuela de Madrid

Comedia musical en dos actos con música de Francisco Alonso, libreto de Francisco Ramos de Castro y Joaquín Gasa en versión libre de Alfredo Sanzol para esta puesta en escena. Esta obra fue estrenada en el Teatro Bretón de los Herreros de Logroño el 12 de junio de 1947 y ahora llega a la cartelera actual de nuestra ciudad con una puesta en escena arrevistada y enloquecida. Jesús Castejón que protagoniza y dirige la obra ha elegido una estética setentera que le da un aire pop y disparatado. También plantea una interpretación rayando la astracanada con la que consigue que los personajes estén al borde del abismo emocional. Un disparate no solo en la trama por el bucle de embustes que son el eje de la trama si no por las relaciones límite entre los personajes y las escenas en las que, de vez en cuando, se intercalan números musicales divertidos, a medio camino entre la revista y el cabaret. La música acompaña a la perfección este juego escénico en el que la mentira y la verdad se dan la mano a todos los niveles.
Adolfo Simón


Lo que mamá nos ha dejado de Ramón Paso en el Teatro Lara

César es un buen hombre que tiene tres hijas que son… de su padre y de su madre. Carmela, la mayor, formal, seca y responsable, cree que Natalia, la pequeña, sexy, gamberra y pasota, ha tirado su vida a la basura. Mientras que a Natalia sí le cae bien su hermana mayor, a quien no soporta es a Mar, la mediana, que es una zumbada. Y Mar, cuando no anda buscándose los chacras, despiojando auras o intentando abrirse un tercer ojo en la frente con un destornillador, adora a sus hermanas… y a su padre. El día en el que Carmela descubre que su marido le es infiel, se marcha, para ordenar sus ideas, a su cabaña en la sierra de Madrid. Allí, en contra de su voluntad, se encuentra con toda su familia… Este es el punto de partida de una obra que gira alrededor de la ausencia de la madre que, de algún modo, está presente en las formas que tienen para expresar sus sentimientos y relacionarse, tanto las hijas como el padre. Toques de locura y delirio en un lugar apartado del mundo para redescubrirse.
Adolfo Simón


Lucia di Lammermoor de Gaetano Donizetti en el Teatro Real de Madrid

Auténtico paradigma de la ópera italiana romántica, Lucia di Lammermoor, el más logrado y célebre de la extensísima lista de dramas líricos de Gaetano Donizetti, suscitó desde un inicio admiración por hacer del canto un vehículo para conmover y no una mera sucesión de fuegos artificiales vocales. La obra abrió al bergamasco las puertas de París, y fue la única de las que alumbró que se mantuvo en el repertorio antes del Donizetti Renaissance que, a partir de la década de 1950, consagraría definitivamente al compositor.
La trama gira en torno a una joven enamorada que cae en la más profunda desesperación al verse acusada por su amante de traición por haberse casado, contra su voluntad, con otro hombre. Lo que el amante desconoce es que las nupcias se celebraron bajo una falsa presunción de infidelidad. El dolor que inunda a la joven la abruma hasta el punto de hacerla enloquecer, dando pie a una de las escenas más célebres de la historia de la ópera, tanto por su genialidad musical como por el nivel de introspección psicológica que revela. El ineludible trágico desenlace rubrica una obra que, sin atisbo de duda, mantiene hoy intacta su capacidad para emocionar. A día de hoy ya hemos experimentado en teatro y cine muchas vivencias límite en las relaciones humanas, lo que se cuenta en el libreto de Lucia ya no es tan impactante como lo podría ser en el momento de su estreno. Pero, gracias a la puesta en escena llena de referencias estéticas y sociales, de una teatralidad impresionante, la obra adquiere una profundidad y atemporalidad inquietante que, sumada al fantástico reparto y a la dirección musical que consigue una atmósfera esencial gracias a una orquesta en esta de gracia, nos permite, en el patio de butacas, vivir un viaje trascendental poética e ideológicamente.
Adolfo Simón


Fuji Musume / Renjishi de la Compañía Heisei Nakamuraza de teatro Kabuki en los Teatros del Canal

En Fuji Musume el espectador podrá disfrutar del Shamisen, un instrumento de cuerda japonés. Infinidad de flores cuelgan del cielo como hojas de sauces, y de su interior surge una joven, cuya silueta podría confundirse con la de las propias flores.
Renjishi se representa en un escenario típico del teatro Nō llamado Matsuhamemono. La leyenda que bailan sus personajes cuenta que el león de melena blanca tira a sus hijos al fondo de un valle, y debe cuidar únicamente al hijo que consiga subir.
El teatro Kabuki nació en Japón hace más de 400 años, y hoy en día su mejor representante es la compañía Heisei Nakamuraza. En la Sala Roja de los Teatros del Canal, el público de Madrid tendrá ocasión de disfrutar del exotismo de un arte de gran tradición y respeto para los japoneses. Una posibilidad insólita en nuestros escenarios.
Adolfo Simón