Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

PERFORMANCE

Storywalker historias de Qingtian a Usera

¿Sabes que en Madrid habitan otros mundos?…Si siempre te mueves por los mismos lugares de la ciudad, te perderás la oportunidad de descubrir barrios que han cambiado y que parecen la prolongación de otro país, de otra cultura. Si te acercas al barrio de Usera, por un momento, creerás que te han tele transportado a una ciudad de China. Sus calles, sus tiendas y habitantes tienen hoy, el color y el aroma del país del sol naciente. Hace un tiempo, en lo que fue la sala Kubik Fabrik, se empezó a gestar una experiencia insólita, indagar sobre la vida cotidiana de estos nuevos madrileños y de sus orígenes, de ahí surgió Storywalker Usera, un viaje por determinados lugares para escuchar historias de aquí y de allá. Este fin de semana se ha vuelto a reproducir la experiencia y a pesar del frío que hacía, fue emocionante y pintoresco el recorrido real e imaginario.
Adolfo Simón


Sueños de pasado y futuro en el Festival de Otoño

Ya se ha inaugurado la nueva edición del Festival de Otoño, en esta primera semana he podido acudir a dos propuestas no convencionales. Por un lado la sugerente pieza de “Todo lo que está a mi lado” de Fernando Rubio en la que el “público” experimenta un momento íntimo con una actriz, compartiendo unos minutos bajo un edredón, en una cama que destila sueños del pasado, anhelos y caricias perdidas…un viaje a la emoción profunda, alejándonos de un tiempo frenético en el que estamos instalados. Y por otro lado, “GEN Z: searching for beauty” de Salvatore Calcagno /garçongarço. Una ocasión única para descubrir ¿Qué piensan los jóvenes europeos sobre el mundo que les rodea?. GEN Z es el diminutivo de la “generación Z”, marco en el que se sitúa a los jóvenes nacidos desde 1995 y punto de partida del nuevo trabajo de la compañía belga garçongargon, fundada por Salvatore Calcagno, una de las figuras emergentes más destacadas de la escena contemporánea europea. Durante cerca de dos horas, asistimos a una ceremonia privada donde los jóvenes se permiten expresar sus deseos y sueños de futuro sin remilgos, pidiendo las oportunidades a la que tienen derecho.
Adolfo Simón


OVERLOAD en CONDE DUQUE

La atención es una forma de alienación: la cuestión está en saber qué te aliena. Por eso siempre nos vemos perdidos en la búsqueda de algo, incluso cuando solo hacemos algunos gestos imperceptibles. No entiendes quién escucha y habla, quién trabaja y quién se divierte, quién descubre algo y quién está confundido. ¿Has llegado hasta aquí sin despegar la mirada? ¿De verdad? ¿No te resulta insoportable este esfuerzo por hacer una sola cosa a la vez? Mira a tu alrededor: ¿cuántas otras cosas atraen tu atención? Ahora mírate desde arriba… Lo sugerente de esta propuesta es que no solo convocan al público para participar si no que, desde la butaca, tenemos la sensación de estar siendo los protagonistas de ese mundo caótico, sin comunicación real. Estamos tan saturados de información y estímulo que ya no disfrutamos de nada de lo que ocurre a nuestro alrededor; nos sentimos como en el patio de butacas, bombardeados por la presión del dato y la imagen.
Adolfo Simón


Mónica Valenciano y las ausencias

Mónica Valenciano se ha inspirado a partir de la obra de Elena del Rivero, generando materiales nuevos de pensamiento y performance. Valenciano inaugurará el 13 de noviembre El archivo del polvo con una pieza pensada para ello: Es Luna Llena en la Cicatriz. Hoy hemos podido asistir a un ensayo de la pieza y como siempre, Mónica es fiel a su lenguaje aunque en esta ocasión parta de la obra del Rivero; un gran lienzo construido con materiales afectados por los atentados del 11-S en New York. Siempre es impactante ver a Mónica Valenciano en la escena, ella transforma cada detalle, cada objeto, cada sonido y cada palabra en una partitura enigmática donde seres ausentes dialogan con la coreógrafa, susurrando a sus oídos retazos de poemas delirantes que se convierten en acción y movimiento.
Adolfo Simón


Hacer el amor en Cuarta Pared

Después de En la ley, estrenada en Cuarta Pared, llega el último trabajo del tándem Juan Ollero / Ángela Boix, al que se incorpora Francesco Carril, actor habitual en la filmografía de Jonás Trueba.
¿Se puede ensayar el amor?…
¿El amor es una cuestión solo de dos?…
¿Puede el público “escribir” una historia de amor para la escena?…
Estas y muchas otras cuestiones plantea esta pieza que está en el borde del precipicio entre la vida el teatro. Una improvisación sobre el amor, una dramatización de los fantasmas de los actores…un acto sutil sobre el amor.
Adolfo Simón


“PRENDERSE” de CLAUDEL DOUCET & COOPER LEE SMITH en CIRCO en OTOÑO

Prenderse (Se Prendre) no tuvo lugar en un rincón del Circo Price, sino en un rincón del circo escondido de esta ciudad: un apartamento al que el espectador/a accedía mediante instrucciones. Acrobacia confinada, adaptada a la vida cotidiana. Experiencia próxima para espectadores y espectadoras aventureras, Prenderse (Se Prendre) nos lleva por los meandros de la intimidad de dos acróbatas. Los seguiremos de habitación en habitación, en el dolor y en la dulzura, desde la curiosidad o transportados por su fulgurante presencia. El Circo Price, en esta nueva etapa, está proponiendo espectáculos que vuelan más allá de los límites de la carpa de Embajadores. En esta ocasión, nos propuso una experiencia diferente, las acrobacias no solo las vivieron los actores, también para el público era una acrobacia emocional ya que lo vivíamos con ellos, cada salto, cada mirada o respiración es casi la misma que experimentamos nosotros. La temperatura física y sensorial que ellos viven la sentimos también nosotros. Una propuesta que ha dado un nuevo vuelo para eliminar los tópicos y limites del circo. Deseamos más propuestas de este tipo porque seguro que harán mucho bien al circo del futuro.
Adolfo Simón


KOURTNEY KARDASHIAN en el CONDE DUQUE

Kourtney Kardashian es el cierre de una trilogía de piezas escénicas acerca de los conceptos de realidad y «reality», arte y celebridad, al tiempo que reflexiona lúcidamente sobre la sensación de pérdida de control sobre el mundo que nos rodea. Imaginemos que arrancamos los decorados artificiosos de la ópera, que quitamos los trajes y maquillajes ostentosos, el teatro en el patio de butacas y la opulencia vocal y musical en el escenario… ¿Y qué queda?, podríamos pensar que si hablamos de una función de ópera, pues no quedaría nada…la escena muerta. Y sin embargo, con esta propuesta que hemos visto y oído en Conde Duque, a lo que nos transportan es a un espacio mental y sensorial donde la emoción es mucho más intensa ante el estímulo de los personajes, sus historias y la música. Tenemos la ocasión de realizar “nuestra” ópera en la cabeza. Una experiencia diferente, sin bombo y platillo, en esencia.
Adolfo Simón