Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

PERFORMANCE

#PUNK de Nora Chipaumire en La Casa Encendida

#PUNK, es un espectáculo de danza contemporánea lleno de energía que trata sobre la identidad y que, animado por el carácter contracultural del movimiento punk, lucha contra los estereotipos africanos. El patio de La Casa Encendida se convierte en un escenario callejero o nocturno donde los dos intérpretes cantan y bailan frenéticamente entre, con y alrededor del público, que conecta con el discurso radical y salvaje, denunciando las desigualdades de este mundo y sus consecuencias sociales.
Adolfo Simón


Sea Wall en el Teatro de la Abadía

¿No has tenido la sensación, más de una vez, de cruzarte con alguien en la calle que, a pesar de su aspecto normal, puede esconder una gran tragedia en su interior?…¿Qué pensará y sentirá esa persona que está sentada frente a ti en el vagón del metro?…¿Conocemos a quién lleva durmiendo años a nuestro lado?… Sea Wall es el encuentro con un tipo corriente, estamos sentados en sillas diferentes, alrededor de él, como en un parque imaginario; de esos donde un desconocido, sin pedir permiso, empieza a contarte una historia en apariencia divertida, llena de anécdotas sobre sus últimos años…Todo es meticuloso, como si fuese mirado a través de un microscopio…de fondo hay un silencio terrible, como ese que sentimos cuando nos sumergimos en el fondo del mar y la oscuridad nos devora… Cuando menos lo esperamos, como pasa en la vida…algo provoca un giro que helará nuestra sonrisa en los labios…y, del mismo modo que llegó a nuestra vida, ese joven, desaparecerá para perderse en las fauces de la ciudad. No es una obra de teatro al uso, por eso, tal vez solo algunos paladares la degusten.
Adolfo Simón


10 % de Tristeza en Cuarta Pared

Comer, cagar y volver a empezar…este es el subtitulo de un espectáculo que transita entre la performance, la reflexión ética y estética…y el juego como una forma de huir de un tiempo confuso y caótico donde hemos perdido el origen del que provenimos y el futuro hacia el que nos encaminamos. Una propuesta transgresora que no dejará indiferente a nadie.
Adolfo Simón


La construcción de un universo. Alegoría I de Le corps D´Ulan en el Teatro Montalvo Cercedilla

“No hay lugares deshabitados, hay lugares poco imaginados” con este lema se da la bienvenida a todos los que atraviesan el umbral de este milagro escénico. Estamos acostumbrados a pasar por solares o lugares en ruinas donde nos dicen que allí hubo un cine o un teatro. Estamos demasiado acostumbrados a dejar que la memoria desaparezca y que los espacios que albergaron poesía y humanismo, sean silenciados. Por suerte, a veces, pocos veces. surge un colectivo de locos que decide apuntalar las paredes que contienen los secretos de nuestros orígenes. En Cercedilla, un pueblo lleno de rincones con encanto había un cine abandonado y por suerte, para el lugar y para todos los que podemos acercarnos hasta allí, un grupo de profesionales de la creación contemporánea decidió recuperar lo y reconstruir lo respetando su fisonomía original. Así, se ha ganado un espacio para darle vida renovada. La idea es arriesgada porque no se plantean realizar un programa de actividades conservador si no que, suman propuestas para disfrute de los lugareños con proyectos arriesgados donde los lenguajes contemporáneos son el eje cada pieza. Es un milagro que existan estos lugares cuando lo habitual es ver como se convierten en bingos o bancos.
Ayer tuvimos la suerte de asistir a la previa de la nueva creación realizada por David Julián Vigó, uno de los impulsores del proyecto. La construcción de un universo. Alegoría I de Le corps D´Ulan es una pieza de danza y performance que podría estar en muchos programas de cualquier teatro o festival, es arriesgada y no busca complacer al público si no estimularles para que su mirada sobre el arte se amplíe y evolucione. Una labor pedagógica también que tiene muy en cuenta la opinión de los vecinos con los que hacen encuentros habitualmente.
Ya no hay que quedarse en las grandes ciudades para ver propuestas de búsqueda y laboratorio, ahora hay espacios vivos en muchos lugares que propician el dialogo entre tradición y vanguardia.
Adolfo Simón
http://www.teatromontalvo.com/


Cuerpos laberínticos en la cartelera

En las últimas semanas están coincidiendo una serie de propuestas no convencionales en la cartelera teatral, donde la mente y el cuerpo son espacios de búsqueda, de indagación…Un viaje a los laberintos donde se esconden misterios y preguntas.
En “Hay que tirar las vacas por el barranco” en la sala pequeña del Teatro Español, la compañía La Máquina nos sumerge en una conferencia a varias voces para descubrir los precipicios de la locura. Varias voces y varios cuerpos para desglosar el paisaje desdibujado de un grupo de mentes.
En “La Wagner” de Pablo Rotemberg en la sala principal del Teatro Español, un grupo de cuatro mujeres desnudas de cuerpo y alma, conducen el paisaje de su piel sobre territorios agrestes y salvajes. La música épica provoca que sus coreografías y composiciones provoquen estremecimiento en el patio de butacas.
Y como cierre de este triptico sobre el cuerpo y sus fronteras, en el ambigú del Teatro Pavón Kamikaze… “Y el cuerpo se hace nombre”, una co-creación de Consuelo Trujillo y Andrés Waksman con la participación esencial del resto del equipo de performers. A través de una caricia que araña, nos introducen en un nuevo mundo a través del rito, para descubrir que nada es lo que parece y que si uno se cree hombre o mujer, posiblemente pueda o es, otra cosa. Pieza performática y festiva, llena de imágenes perturbadoras en las que el público y su presencia es esencial.
Adolfo Simón


One Gesture en Conde Duque

One Gesture es una obra sobre la Lengua de Signos. Es una pieza sobre la comunicación con el mundo, con el mundo de las personas que escuchan y también con el mundo del resto de Personas Sordas.
¿Cómo funciona la comunicación? ¿De qué formas se producen, se transmiten y se procesan el conocimiento, las emociones y la cultura? Si el lenguaje es la única realidad a la que tenemos acceso, y si como decía Wittgenstein “los límites de mi lengua son los límites de mi mundo”, ¿qué podemos aprender de las Personas Sordas?… Puedo asegurar que con esta obra he sentido que me comunicaban muchas más cosas que con otras que emplean la palabra… muchas veces…”hueca y sin emoción”. En One Gesture hay un viaje emocional y sensorial a través de la biografía de los cuatro actores…y sin darnos cuenta, nos introducen en su mundo de ¿silencio?…yo diría, más bien que de un lenguaje más profundo, del alma…Si quieren vivir otro tipo de experiencia en un teatro, vayan hoy viernes, es la última función.
Adolfo Simón


Otras estéticas escénicas en la cartelera madrileña

Este fin de semana han coincidido en la cartelera madrileña varias propuestas que se enmarcarían en lo que se viene denominando, nuevos lenguajes escénicos. La mezcla de estéticas y disciplinas con temas de mayor o menor calado, provocaron resultados sugerentes en casi todas las piezas presentadas.
En Conde Duque…Ivo Dimchev con I Cure planteó un juego muy serio envuelto en un formato disparatado. El dolor y el desasosiego en estos tiempos locos se jugaban en escena desde la ironía y el cabaret trasnochado.
En El más frío de los monstruos fríos de La leñera teatro dentro de Una mirada diferente, nos sumergieron en la poética de Heiner Müller para crear, con cuerpos diferentes. una propuesta que se acercaba un precipicio de emociones desbordadas.
En La Quinta-Espacio Abierto, el Teatro do Chapitô presentó una pieza para jóvenes con estética de teatro gestual y clown en la que reflexionaban sobre la vejez y la falta de sensibilidad por los mayores de hoy. Una obra imprescindible para un público que no suele ser atendido convenientemente.
Una de las piezas más impactantes del fin de semana, seguramente, fue Así habló Zaratrusta de Circo Interior Bruto en Naves Matadero. Después de más de una década en la que este colectivo ha estado alejado de los escenarios, han regresado para realizar una pieza que es todo un manifiesto artístico por su parte. Absurdo, poesía, delirio y humor negro fueron transitando por la escena sin respiro.
Y en diferentes sedes de Madrid, se mostraron los trabajos finales del Master de Creación Escénica y Audiovisual de Museo Reina Sofía.
Un fin de semana cargado de modernidad y riesgo.
Adolfo Simón