Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

PERFORMANCE

Paseando de museo en museo

La casa-museo Lope de Vega se encuentra situada en el carismático barrio de las letras. Este lugar no solo organiza visitas guiadas por la estancia, si no que gestiona actividades paralelas como la ocurrida esta mañana. En este caso se tratada del acercamiento a uno de los primeros manuales referidos a las danzas de la época, llegando a recoger más de setenta tipos y normas estrictas en cuanto al protocolo que debía llevarse con rigurosidad. Una actividad de lo más curiosa, aunque no la única. La Casa América expone actualmente una propuesta llamada “Chaco Ra’anga“ que recoge un proyecto colectivo sobre doce viajeros de Argentina, Bolivia y Paraguay, dónde recorrieron el Gran Charco Americano. En este caso nos podemos empapar de un material altamente sensible y rico, pero también de una forma que invita al visitante a recorrer las salas con mayor expectativa. Una forma que traza un puente entre lo aborigen y lo tecnológico, donde los sentidos acaban cobrando protagonismo. A unos metros de distancia y ya empezada la tarde, podemos acercarnos al Palacio de Velázquez para acompañar a Esther Ferrer en una de las performas que realizará esta semana. Hoy hemos partido desde el Retiro para recorrer, parte de el mismo y la ciudad de Madrid. Durante dos horas se ha podido ver deambular a un grupo polifónico que causaba tal expectación que iban acompañados con las miradas sorprendidas los turistas. Si por el contrario no nos apetece deambular podemos optar por La Casa Encendida, dónde ahora mismo se puede visitar la exposición de Marcel Dzama “Dibujando una revolución”, que nos ofrece un amplio catálogo de técnicas que van desde el dibujo al video-performance, sumergiéndonos en su particular universo. Todo ello unido por la ironía, los disfraces, la violencia, el sexo, la muerte, la música y la danza; que se entremezclan para darnos reflexiones acerca de nuestro propio mundo actual. Por si fuera poca la carga de esta última opción, a unos pocos metros, en el Reina Sofía, podemos cerrar la tarde con la propuesta de Thiago Granato “Trança”. Se trata de una investigación y creación, sobre que ocurre cuando se rompe la barrera entre el yo y el otro. Una danza que teje las líneas entre las fuerzas internas, sentimientos y sensaciones, para darles cuerpo en escena. Un viaje por el tiempo y el cuerpo.
Patricia Jorge

Anuncios

Madrid, ciudad sin fin.

Dicen que Madrid es la ciudad que nunca duerme y no le falta razón. Si a uno le gusta transitar y dejarse embaucar por todo lo que esta ciudad puede ofrecer, sabrá que la pequeñez se queda en una mera idea. Un sábado del mes de noviembre es capaz de ofrecernos jornadas como la llevada a cabo por el “Coño’s Project” en la Tabacalera. Un día entero dedicado a actividades, conciertos, puestos, talleres, comida, arte y demás entretenimientos; para reunirnos en torno a la mujer y el papel que esta juega hoy en la sociedad. Avanzando y adentrándonos en la tarde, La NeoMudejar, otro espacio imprescindible, nos trae un visionado de vídeo-performance de la mano de Pancho López, que hace un recorrido por numerosas propuestas Iberoamericanas y abre la veda a la reflexión y el intercambio de opiniones sobre este modelo de arte. Si estos dos eventos no fueran lo suficientemente atractivos, cosa que resulta casi imposible, se puede optar por acudir a alguna de las salas de teatro alternativo que más esta resonando esta temporada, el Teatro Pradillo. Este espacio recoge numeras apuestas por la creación y la investigación a nuevos lenguajes. En este caso se trata de “Pickpocket” una arriesgada reflexión acerca de lo que podríamos denominar “cultura”. Un autentico pulso a la belleza y a la libertad, un cántico desafinado que resuena en el vacío. Sin nada que perder se adentran en una lucha más que reflexiva que no deja indiferente a vencedores o vencidos. Un gran cierre para poner punto y final a un sábado cargado de tanta variedad como opciones posibles.
Patricia Jorge


Missing de Gecko en los Teatros del Canal dentro del Festival de Otoño a Primavera

Aclamada por medios como The Guardian o The Times, Missing es una creación sobre la memoria y la identidad, sobre cómo nuestro pasado moldea el tipo de personas que somos. El montaje es un viaje a la mente de Lilly, una mujer normal que recuerda el día de su boda, sus lecciones de flamenco, sus fiestas, las raíces de sus padres… Hechos inconexos a los que el espectador dotará de significado dependiendo de sus propias vivencias. Y la propuesta es tan compleja y abierta que permite que el público, de manera individual, escriba su propio diario, extrayendo de las imágenes y fantasmagorías que se crean, su propio periplo vital. Danza y fisicidad, teatro de objetos y espacios construyen en Missing un universo que nos remite al mundo diario pero cargado de sueños donde nos redescubrimos más profundamente; allí están las respuestas a las preguntas que nunca nos hacemos.
Adolfo Simón


Out of Context / For Pina de ALAIN PLATEL / LES BALLETS C DE LA B en los Teatros del Canal

Un homenaje a la obra de la coreógrafa Pina Bausch, fallecida en 2009, un año antes de que Alain Platel estrenara Fuera de contexto, su pieza más exitosa de la última década.
En Out of context, el director Alain Platel continúa buscando un lenguaje del movimiento conectado a lo inconsciente, lo arbitrario, lo descontrolado. El material de movimiento cubre una amplia gama de distonía, o lo que es lo mismo: espasmos, convulsiones, tics. Estos pueden ir desde mover ligeramente la boca, castañear los dientes, sacar la lengua, pestañear, fruncir el ceño, hacer muecas, mover los dedos como si estuvieran tocando el piano, menear ligeramente los músculos, el torso, la pelvis o la cabeza, sacudir el abdomen o el diafragma, entorpecer el equilibrio y caerse, hasta un repertorio sinfín de formas absurdas de caminar. Pequeños tics alternados rápidamente con grandes pasos. Incansablemente, de forma agitada.
Para ello, Platel escoge a virtuosos bailarines. No se siente tan atraído por el inconsciente en sí como por la tensión entre la amplia gama de movimientos descontrolados y los componentes tradicionales de la coreografía, como la ejecución de movimientos sincronizada (simultánea). En ese entre-deux, esa zona de tensión entre el inconsciente y el superconsciente, se abre un espacio muy interesante no solo para el director, sino también y sobre todo para los bailarines con los que tanto tiempo lleva ya trabajando.
Hay ocasiones que, al salir de un espectáculo, es necesario vagar por los alrededores del edificio, como retomando la orientación de nuevo. Cuando en el patio de butacas se pierde el equilibrio sensorial y emocional, lo que está pasando en la escena es de un orden sobrenatural. No me extraña que este espectáculo sea un homenaje a la gran Pina; es como si Alain Platel hubiera atrapado por un tiempo el espíritu del genio de la danza teatro. Que los intérpretes lleguen desde el patio de butacas para desprenderse de su piel social y se transformen en lo más primitivo que hay en nosotros para transitar por el tiempo, el dolor y la ternura y mostrarlo abiertos en canal…es impagable. Y al final, todo vuelve al orden inicial, a la máscara social. Buen inicio de la nueva etapa de los Teatro del Canal.
Adolfo Simón


“Blod” en Teatro Pradillo

“Blod” es la transformación en estado presente, un encuentro entre lo que es y lo que está siendo. Con la capacidad de enfrentarse al cambio, va creciendo y muriendo en un mismo espacio de tiempo. Se alimenta, se reproduce, se caga; y todo ello en una órbita de miradas que lo envuelven. La contextualización de esta pieza se queda en el fondo de nuestras dudas, porque aquí no importa el encuadre, ya que se trata de una “cosa” en su propia dimensión. Una dimensión que nos da la oportunidad de des-catalogar y poder sentirnos cómodos con ello, con la imagen, con la emoción o con las ideas; que no encuentran armadura. Y es que se trata es de no poder definir, de la incapacidad que se nos presenta ante esto que hacen llamar Blod.
Patricia Jorge


MA.drid por Curro DT en DT Espacio Escénico

MA.drid por Curro DT en DT Espacio Escénico
Madrid. Noviembre. 1936.
¿Que recordamos de esta fecha? ¿es importante?
¿Alguien vio, oyó o sintió lo ocurrido por esas fechas?
Un recuerdo. Una memoria por la urbe. Un diario que se abre mediante el cuerpo y su valor para expresar multitud de cosas. Una lente que informa. Unas voces que emulan los días de aquellos bombardeos que parecen ser olvidados bajo el imperioso paso del tiempo. De nuestro presente.
Un Noviembre de 1936, que después de 81 años, sigue teniendo para los intérpretes un ruido penetrante.
Una combinación de partituras corporales que empastan con la voz de aquellos escritos obtenidos de la indagación.
Y tres preguntas para meditar:
¿Por qué Madrid resistió?
¿Por qué nadie lo recuerda?
¿Por qué pasean por Madrid?
Desde luego ahora pasearé por las calles de Madrid intentando redescubrir su historia.
Amérika Liyun

 


“Cercos” en Dt Espacio Escénico

“Cercos” es una propuesta de Marianela León y Mario Bastián, dónde se reúne el trabajo de ambos en la simbiosis de sus particulares lenguajes expresivos, dando como resultado una propuesta cargada de líneas dramatúrgicas. En este caso se nos presenta una pieza a partir de conceptos como el cuerpo, el objeto y el individuo; todo ello guiado a través de una composición sonora que genera una atmósfera y que recoge los pozos de las cosas olvidadas. Hablamos de un viaje que transcurre por territorios desconocidos para la sensibilidad cotidiana, un espacio dónde los elementos danzan sin partitura y el cuerpo violentado, trata de encontrar la salida. Los límites se mueven, están vivos, tanto como aquello que delimita, aquello que cansado de abarcar la forma modifica las leyes y juega con la delimitación de su propio espacio. Cuando uno cree haber atravesado la línea que delimita el molde, encuentra que estas líneas no son fijas, que el rizoma es un concepto mental que muchas veces nos trata de prisioneros. Que por mucho que tratemos de superar ese bucle conceptual, hace falta echar toda la carne en el asador, para que el cuerpo encuentre, aunque por un instante, el verdadero territorio que habitar.
Patricia Jorge