Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

PÚBLICO INFANTIL

El Unicornio de La Mínima en Lagrada

¿Se puede bailar un cuento?¿Puede un niñ@ viajar a través de la danza por un arco iris de colores?…Si y lo pueden disfrutar todavía en Lagrada Teatro. Vayan los mayores y los pequeños y déjense acariciar por pompas de jabón, por colores y movimientos…Seguro que sus pupilas encontrarán el unicornio que habita dentro de cada uno de nosotros. ¡Baila cuento!…
Adolfo Simón


Nómadas de Teatro Paraíso en Rompiendo el cascarón

El mundo es un gran territorio por descubrir. Por él, caminan curiosas dos mujeres nómadas cuyo afán es explorar nuevas tierras, en busca de otras experiencias. Saka y Tamán, en su deriva por el mundo llegan a un emplazamiento extraño, desorganizado y caótico, lleno de sorpresas. Allí encuentran un enorme huevo al que cuidarán amorosamente, el tiempo de espera a que el huevo florezca, hará que estás mujeres vivan experiencias de complicidad y juegos estéticos, una delicia para los pequeños.
Adolfo Simón


Ploc, ploc…PLIK! de Pasadas las 4 dentro de “Rompiendo el cascarón” en el Teatro Fernán Gómez

¿La ropa tiene sonido mientras se seca al sol?…¿El agua puede viajar por el mundo y recopilar sonidos de los diferentes países que visite?…De todo esto, con juegos y elementos plásticos, la Compañía Pasadas las 4 hace que los más pequeños de la casa se sorprendan de lo que puede conseguir soplando aire o corriendo tras pelotas azules que emulan al agua. Una propuesta que se suma al ciclo de Rompiendo el cascarón.
Adolfo Simón


Cuentos y poesía para publico familiar

La cartelera está llena de propuestas para todos los públicos donde los cuentos, la poesía y la música son los ingredientes que hacen las delicias de los espectadores durante el fin de semana.
En el Teatro Real se ha vuelto a reponer su exitosa versión de El gato con botas. Una propuesta por la que no pasa el tiempo gracias a la colorista y divertida estética de Agatha Ruíz de la Prada en el vestuario y la escenografía.
El Lagrada Teatro se puede disfrutar de una versión ajustada al cuento original de Peter Pan. Un grupo nutrido de actores se transforma en todos los personajes para realizar cada una de las escenas que nos hacen viajar al país de nunca jamás.
Y en los Teatros Luchana se ha estrenado Deambulantes, un juguete cómico-musical cargado de poesía para homenajear a la gran Gloria Fuertes. Una pieza interactiva que provoca a los más pequeños la necesidad de balbucear rimas.
Tríptico variado en estéticas y formas para seguir estimulando al público infantil.
Adolfo Simón


Creación y artes multidisciplinares para público familiar

No me cansaré de decir que, hoy en día, en las propuestas para público familiar hay mucho más riesgo e investigación que en otros tipos de teatro. Este fin de semana, hemos podido disfrutar de un ramillete de espectáculos en los que mi idea se confirma.
En Rompiendo el Cascarón del Centro de Arte Fernán Gómez…Pinxit de Baychimo Teatro, proponen un viaje a través de las artes plásticas en directo sobre proyectores de video que, al reflejarse en una pantalla en el suelo, hicieron las delicias de los pequeños que bailaban y saltaban sobre colores.
En Titerescena del CDN…Arturo y Clementina de Titiritrán Teatro, con una técnica similar al anterior espectáculo, solo que, en esta ocasión, las imágenes que se crean son dibujando sobre arena proyectada a la que se incluían sombras y transparencias. Con música en directo, nos deleitaron con la historia de amor de dos tortugas peculiares.
Y como cierre de Teatralia, dos propuestas diferentes alrededores del universo del títere, por un lado, en La Casa Encendida, se representó la función El zapatero y los duendes de la Compañía Manicomio de muñecos; haciendo guiños a los más pequeños de la necesidad de la fantasía para que la creación sea posible. El sábado a la tarde, incluida dentro de la programación de La Noche de los Teatros en el hall del Canal, el grupo Periferia Teatro representó Huellas en una delicado teatro circo en miniatura para cincuenta espectadores. Aquí, animaron al ser humano a no olvidar que su mejor amigo es y será: el perro.
Adolfo Simón


Elisapi y las auroras boreales en Teatralia

Elisapi y las auroras boreales es un espectáculo íntimo arropado por luz, sonido y emociones. Dentro de un iglú, la compañía canadiense Théâtre Motus invita a los más pequeños a adentrarse en el mundo de los inuit, población indígena que habita en las regiones árticas de Canadá, Alaska, Groenlandia y Siberia.
Un viaje de inmersión en una cultura fuertemente arraigada a la naturaleza extrema, que se nos presenta a veces amable, como la visión de la aurora boreal o de las estrellas, y otras veces terrible, como el frío que congela o el ataque de un oso polar. Esta propuesta ha sido una de las más hermosas y emocionantes que se han visto en Teatralia 2017 y también en la cartelera de Madrid de los últimos meses…Un espectáculo de una belleza inusual.
Adolfo Simón


Pensamiento y poesía en Teatralia

Ya hemos atravesado el ecuador del Festival de este año y siguen sorprendiendo las propuestas seleccionadas. Por un lado, nos invitaron a mirar desde otro ángulo los cuentos infantiles, como hace Suzanne Lebeau con su Hansel y Gretel de la reconocida compañía canadiense Le Carrousel. El texto de Suzanne Lebeau, preciso y lleno de imágenes, de giros inesperados y de juegos que interpelan a la inteligencia de su joven público, provocando emociones sorprendentes. El relato de los hermanos Grimm toma otro cariz y propone una reflexión acerca de esa realidad perturbadora, pero también profunda y tierna, que provoca la llegada de un nuevo hermano o hermana, los celos se instalan en casa y el miedo en los sueños nocturnos en la sala Verde de los Teatros del Canal.
Lučka, grah in pero (Lamparita, Guisante y Pluma), inspirado en La Princesa y el guisante de Hans Christian Andersen, es definido por sus creadores como una “canción de cuna de títeres”. Un espectáculo delicado y suave que embelesa a los niños pequeños y los sitúa en un agradable estado emocional. A ello contribuyen la colorida escenografía y algunos efectos sensoriales como las notas que salen de un arpa o de pequeñas campanas y la repetición de sonidos simples, sílabas y palabras. El escenario complejo e interactivo consigue atrapar la atención de los bebés, mientras que niños de más edad podrán disfrutar de un entendimiento mayor de la historia basada en el cuento de Andersen. Aunque los niños pequeños aún no hayan desarrollado completamente aspectos racionales de la percepción, podrán disfrutar plenamente del espectáculo. Sus imágenes visuales se basan en conocimientos científicos en el campo de la percepción visual de bebés y niños pequeños. Malabares y poesía en el escenario central de Cuarta Pared.
Rudo es un hermoso espectáculo que habla del riesgo que conlleva la existencia misma. La obra habla, pero no con palabras sino con acciones y equilibrios imposibles, de un único protagonista que derrocha presencia escénica. Poco a poco construye con gestos y movimientos un personaje gruñón, tosco, pero también tierno y audaz, obsesionado con construir torres utilizando unas pesadas cajas de madera. Se encarama sobre sus construcciones, frágiles e inestables, maravillosas y sorprendentes, al tiempo que mira desafiante a un público muy cercano, ubicado en la grada que rodea el espacio, algo que favorece una atmósfera íntima que permite experimentar como nunca los vértigos y la adrenalina del circo. El esfuerzo titánico del intérprete es un arma arrojadiza contra el espectador, con el que crea una complicidad inusual e hipnótica. La música es otro elemento fundamental de la pieza, el contrapunto a la rudeza. El violín y el violonchelo, interpretados en directo por dos músicas, añade poesía y emoción. Un espectáculo sorprendente, original y de gran creatividad que atrapa al espectador. Un circo de poesía áspera y diferente que no dejó indiferente a nadie en el Círculo de Bellas Artes.
Adolfo Simón