Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

TEATRO MUSICAL

Sociedad dignificada en el TEATRO

El Teatro es un espacio donde se puede entretener pero también ha de provocar reflexión sobre injusticias y desigualdades. Hoy, en dos lugares muy diferentes, se han denunciado situaciones en las que los seres humanos no tienen una vida digna. En el Museo Thyssen, Sonia Megías ha realizado una performance musical para dignificar la memoria de las tribus indígenas de Latinoamericana a las que se les ha arrebatado las raíces desde hace muchos siglos. Y en Lagrada Teatro, Perigallo Teatro nos hace reflexionar con “Espacio disponible” sobre la situación en la que se encuentran muchos mayores a los que no se les facilita una recta final en sus vidas, con unas condiciones mínimas de respeto en su día a día. Teatro y perfomance contra la desigualdad.
Adolfo Simón


El muro de la Teta Calva en MADferia 2020

Basado en la obra The Wall, del grupo británico Pink Floyd, se han dejado llevar por el oscuro mundo de Pink, el protagonista del disco de 1979. En este caso no es Pink si no Rosi, una víctima más del bombardeo diario en el que el ser humano sucumbe ante sus sueños frustrados, viviendo en una realidad paralela. Un anti musical de humor astracanado.
Adolfo Simón


La señora y la criada en la Compañía Nacional de Teatro Clásico

No es habitual ver una comedia de Calderón en nuestros escenarios, siempre se escenifican los grandes dramas. Para hacer honor a las piezas cómicas del Siglo de oro, en esta ocasión, el enredo amoroso es la clave. Como el lío viaja de un lado a otro, en una suerte de vodevil enloquecido, la propuesta dramaturgica se empapa de canciones italianas que le dan un toque festivo y gracioso. Los actores se desdoblan y se embarcan en un divertimento que al público deja boquiabierto.
Adolfo Simón


El ladrón de sueños en el auditorio de Casasimarro

Suelo acudir a ver programación familiar en la cartelera madrileña, me interesa ver qué propuestas se crean para el público más difícil, ese que tiene en el patio de butacas a espectadores de 0 a 100 años. A menudo veo obras que pecan de infantiles en las que actores adultos imitan a personajes para que los niños participen de las historias que les cuentan; es como si al niño hubiera que mostrarle las historias desde una mirada adulta infantilizada. Creo que es un error pensar que los niños de hoy no están preparados para recibir y participar en historias complejas o ricas en su elaboración artística. Aprovechando viajes fuera de Madrid me gusta acercarme a ver propuestas que se presentan en pueblos con el único objetivo de deleitar a sus paisanos. Humildemente se embarcan en aventuras arriesgadas que son mucho más interesantes que las que se suelen ver habitualmente, primero porque conectan escuelas de diferentes disciplinas, música, danza, teatro y artes plásticas y se ponen a trabajar en común para llevar a cabo un proyecto colectivo, así hay un proceso de aprendizaje conectado con la creación de una música original a la que se suma un libreto, interpretación, coreografías, espacio escénico, vestuario e iluminación. El resultado es un musical original con música en directo donde los niños que participan han vivido un proceso de aprendizaje que desemboca en la representación de la obra. Esto que parece muy sencillo, es de una gran complejidad ya que es un proceso de meses donde participan no solo los artistas si no también los alumnos de cuatro a dieciséis años y sus padres. El teatro propicia entonces comunidad creativa y comunicación. Gracias Teresa Valeriano por haberme invitado a conocer en directo el trabajo que has desarrollado durante meses con un equipo ejemplar, enamorado de las artes escénicas y además, ver como el pueblo se vuelca en cada una de las funciones, un lujo.
Adolfo Simón


GHOST el musical en el Teatro EDP Gran Vía de Madrid

Basado en el oscarizado drama romántico de 1990, el argumento de Ghost el Musical gira en torno a la relación entre Sam y Molly tanto en vida como tras el fallecimiento de él en un atraco. Después este incidente, Sam no desaparece de la vida de Molly, sino que queda atrapado entre ambos mundos para proteger a su amada de la misma amenaza que le arrebató a él la vida y que ahora también le acecha a ella. Sam conseguirá ponerse en contacto con Molly a través de Oda Mae, una estafadora que se hace pasar por vidente y que inesperadamente desarrolla la capacidad para hacer de puente entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Esta trama que en el cine consiguió muchos adeptos, al trasladar la al musical no ha perdido ni un ápice de la peripecia amorosa. Un espectáculo ágil que tiene todos los componentes para gustar al gran público y que, los efectos mágicos dejan boquiabiertos a los espectadores.
Adolfo Simón


NISE, LA TRAGEDIA DE INÉS DE CASTRO en el TEATRO de la ABADÍA

A partir de Nise lastimosa y Nise laureada, de Jerónimo Bermúdez, la directora Ana Zamora construye una dramaturgia unitaria que nos permite profundizar en esta visión del mal gobierno, a través de una de las historias más conocidas de la tradición hispanolusa, la leyenda de Inés de Castro, amante del infante don Pedro de Portugal, asesinada en aras de la política del bien común y coronada, después de muerta, como reina del país lusitano. Un nuevo espectáculo de Nao d’amores, como compañía asociada a La Abadía, con su sello inconfundible en el que la música, dirigida por Alicia Lázaro, juega un papel importante. Ana Zamora es el ejemplo claro de la constancia y la fidelidad a un determinado lenguaje teatral que, más allá de modas, ella apuesta por un teatro en el que cree y que necesita que llegue a los espectadores sin desvirtuarse. En Nise alcanza cotas importantes estética y poéticamente, una pieza imprescindible para el público de hoy.
Adolfo Simón


Tres sombreros de copa en el Teatro de la Zarzuela

El Teatro de la Zarzuela vuelve a ser escenario de un nuevo estreno: la zarzuela Tres sombreros de copa, una de las obras más ambiciosas de Ricardo Llorca, se representa por primera vez en Europa en este coliseo.
Una vez más volvemos a ese mundo de la melodía y a ese teatro del absurdo: una estupenda combinación escénica que no solo resultará divertida, sino también aleccionadora para todos nosotros. Para llevar a cabo estos objetivos se ha realizado una gran producción donde la escenografía y demás elementos técnicos adquieren un volumen a la altura de los grandes musicales americanos.
Adolfo Simón