Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

TEATRO MUSICAL

Europa, que a sí misma se atormenta de Andrés Laguna en el Teatro de la Abadía

En 1543, Andrés Laguna hizo una conferencia performática en Alemania sobre Europa, viendo el espectáculo que Ana Zamora ha creado al frente de su compañía Nao d´amores me hace pensar que aquella triste y enérgica Europa de entonces, se ha vuelto, con el paso de los siglos, en una sombra de la que fue; poco ha cambiado a mejor, más bien sigue tropezando en la misma piedra. Es curioso pero la conferencia sigue vigente, no hemos resuelto la posibilidad de crear un espacio común de respeto. La propuesta escénica es muy sencilla y ese es su gran acierto, un actor que juega a desdoblarse en Andrés Laguna y en Europa es acompañado de dos músicos femeninos que a veces le dan la réplica en escena. El resultado es didáctico y emotivo y nos reconcilia con la idea de un mundo a la deriva que podría dar un giro en el trayecto, para llegar a buen puerto.
Adolfo Simón

Anuncios

“Inestable” de Sutottos en el Teatro Alfil

Este espectáculo del dúo Sutottos toma como eje el miedo y sus derivados; paranoias, fobias, obsesiones y ansiedades. Una puerta mal cerrada o la humedad en una pared son puntos de partida que conducen a la neurosis y que terminan atrapándonos en nuestros propios temores. Inestable es una sucesión de estados de ánimo que nos hace confundir los límites entre lo real y lo irreal. Pero Inestable es mucho más, humor absurdo e inteligente, con una energía vertiginosa que se instala en los intérpretes y en el público provocando delirio y disfrute en el patio de butacas. Esta pieza llegada desde Argentina bebe de los espectáculos de boulevard, del cabaré irreverente y del absurdo cotidiano elevado a poética filosófica. Solo están en Madrid hoy jueves, aprovechad la oportunidad por si no vuelven, aunque deberían hacerlo. A veces hay que optar por lo diferente y sorprendente en la cartelera, algo que no ocurre habitualmente.
Adolfo Simón


Vocaloid Opera -The End de Keiichiro Shibuya + Hatsune Miku en Naves Matadero

Una ópera sin orquesta, sin actores, sin escenario. Una ópera que no emerge de la cuerdas vocales de ningún intérprete humano sino que se compone de música electrónica producida por ordenador e imágenes proyectadas en seis pantallas. The End es una ópera llena de vida y de muerte, y la primera ópera Vocaloid (aplicación software de síntesis de voz capaz de cantar) de la historia. Con “el final” como tema, los artistas Keiichiro Shibuya, YKBX y evala abordan los problemas de realidad e ilusión que tenemos alrededor de nuestra vida y muerte, con un trabajo multifacético que aúna arte tecnológico, cultura pop japonesa y artes escénicas. El futuro ha llegado a la escena, si hace un tiempo me hubieran preguntado por el futuro de lo escénico, habría pensado que seguiría siendo un ritual vivo, como en su orígen griego pero, tras ver la propuesta de The End, creo que en unos años, a la velocidad que van los cambios y novedades virtuales, el teatro dejará de ser un evento vivo para estar enlatado, sin perder calidad ni efectismo. Evidentemente, siempre quedará un público que solo asistirá a momentos de intimidad, pero viendo quién ocupaba los asientos de la Nave 11 de Matadero, está claro que hay un nuevo espectador que busca que le emocione la música electrónica fusionada con imágenes de un relismo inquietante a pesar de ser creadas por ordenador. Tal vez nada muera y todo se reinvente, habrá que estar atento a estos cambios y transformaciones en los lenguajes dramatúrgicos.
Adolfo Simón


Estoy pensando en tortugas de Claudia Faci en Naves Matadero

Claudia Faci piensa en tortugas cuando escribe en voz alta…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando se sale del foco…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando fuma en la puerta de emergencia…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando baila el silencio…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando dialoga con la mirada con Oscar…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando se pelea con cuerpos imposibles…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando mira lejos y cerca…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando hace filosofía del desaliento…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando piensa en sexos de terciopelo…
Claudia Faci piensa en tortugas cuando pide otra voz para el poema final…
Claudia Faci puede pensar en tortugas o lo que quiera, su sola presencia da sentido a la escena…
El resto, son ecos de su imaginario que desdibujan la herida que ella provoca en nuestra mirada.
Adolfo Simón


¡Oh Cuba! en el Centro de Arte Fernán Gómez

En ¡Oh Cuba! participan más de 20 artistas que rinden homenaje al paso de Federico García Lorca por Cuba. ¡Oh Cuba! es una obra en la que se fusionan músicas flamencas y cubanas; creando pulsos rítmicos. Con textos de Federico García Lorca, clásicos e inéditos que el poeta “granaino” dejó en la isla y con poemas de su amigo Nicolás Guillén se crea un collage con aire contemporáneo y con guiños al universo simbólico de Lorca.
Adolfo Simón


Moeder de PEEPING TOM en los TEATROS del CANAL

Las obras de Peeping Tom combinan danza, teatro, música. Su nueva producción se mueve a través de una serie de espacios como una sala de maternidad, un tanatorio, un estudio de grabación, un museo… Lo público y lo privado se entrecruzan. Pasado, presente y futuro intentan aferrarse desesperadamente al tiempo cíclico de una figura materna arquetípica. El luto por la madre es el punto de partida para hablar de la ausencia, las carencias y las ansiedades sin renunciar a un humor mordaz, habitual en esta compañía.
A estas alturas de la película es muy difícil que nada sorprenda desde una escenario, sin embargo, parece que ese es el objetivo de la programación de este año en los Teatros del Canal: Sorprender!. Y cuando ya parece que todo está visto, cuando la cartelera muestra obras que se repiten y clonan, aparece esta compañía que, en otras ocasiones también nos deleitó, con una propuesta sin límites, con froteras finísimas entre lenguajes; cuando parece que es un espectáculo de danza, se convierte en una propuesta musical o de experimentacion sonora, cuando creemos que estamos sumergidos en un drama cruel, el humor atraviesa como un rayo la escena. Una maravilla, lástima que esté todo agotado porque son esas obras que hay que recomendar sin duda.
Moeder (Madre) es la segunda entrega de una trilogía sobre una familia, que comenzó con Vader (Padre, en 2014) y terminará con Kinderen (Hijos).
http://www.teatroscanal.com/espectaculo/peeping-tom/
Adolfo Simón


El dúo de la Africana del Proyecto Zarza en el Teatro de la Zarzuela

¡Por fin aire fresco en el Teatro de la Zarzuela!. Hay que empezar diciendo que el nuevo equipo de dirección de este teatro se está tomando en serio la revisión y acercamiento de nuestro género musical más popular al público de hoy. Desde las vallas publicitarias que podemos encontrar en el metro, en las que se aprecian guiños simpáticos para atraer a unos espectadores ávidos de formas diferentes y actuales en la escena. En las puestas en escena para el público adulto ya han realizado intentos de dar un giro a la dramaturgia y puesta en escena para que las obras no parezcan sacadas de un baúl cerrado durante mucho tiempo. En la versión libre que se ha presentado esta semana pasada, dirigida especialmente al público jóven, había gran cantidad de elementos atractivos. Por un lado, la utilización de la estructura del Dúo de la Africana para poder jugar con ella a una metatrealidad sencilla, el ensayo de una gala y de paso, incluír otros temas, además de los que hay en la zarzuela original, canciones que hoy están en la mente de todos y que nos provocaban sonrisas y tarareo en el patio de butacas. Pero, además de la versión del libreto, el marco estético funcionaba de maravilla, sencillo, con toques de escenario de concierto musical y con elementos estéticos pop que le daban mucho juego a la propuesta. Y, sobre todo, un elenco de cantantes jóvenes, con unas facultades excelentes para cantar, bailar, actuar…qué placer da ver al futuro de nuestras voces para la zarzuela. Y por último, una jóven y reducida orquesta que sonaba como si fueran cien músicos. Cierro como empecé…¡Por fin aire fresco en el Teatro de la Zarzuela!
Adolfo Simón