Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

TEATRO

Número 0 [Nº0] NØcollective en Naves Matadero

Una máquina de 450 kg. hecha de aluminio y lámparas de gas cuelga en el escenario. Este artefacto, realizado pieza a pieza por Néstor Lizalde, genera contenidos lumínicos y sonoros en tiempo real y marca la estructura narrativa de Nº 0, interpretada por Borja Maestre, Consuelo Trujillo, Jorge Muriel y Pilar Gómez y dirigida por Julián Fuentes (elenco de la exitosa obra Cuando deje de llover). De esta forma la dramaturgia del guionista australiano Andrew Bovell y la corporalidad de actores y actrices están en perfecta simbiosis con la máquina, emulando nuestra vida y los dispositivos tecnológicos con los que nos rodeamos.
¿Es posible contar historias con el teatro como medio de expresión que incluyan el tipo de soportes tecnológicos que plantean los nuevos medios?…Esta es la pregunta que se ha realizado este equipo horizontal en tareas y propuestas. Hoy se ha presentado el primer boceto de una propuesta que se desarrollará durante meses y de la cual irán mostrando, fragmento a fragmento, cada paso del trayecto.
Adolfo Simón

Anuncios

Cuidado con el perro de Eva Redondo en Cuarta Pared

Un perro que huye de su dueño en mitad de la Walking Street de Pattaya. Una despedida de soltera en la que los amigos de siempre deciden jugar a Tinieblas. Una madre que arroja al río el feto de su hija. Una joven que es fotografiada desnuda con un móvil. Los personajes se imponen y reclaman con urgencia que sus crónicas sean reveladas y representadas. Una propuesta en la que se narra la acción como acento dramático de cada secuencia.
Adolfo Simón


SCRATCH de Javier Lara en Nave 73

SCRATCH es una historia cosmogónica, de superación y crecimiento, contada entre dos hermanos. La crónica onírica de un joven que huye a Londres en busca de nuevos horizontes, cuya experiencia de distancia y soledad le obliga a dibujar un mapa de aprendizaje nada ortodoxo, una espiral de sucesos iniciáticos cercanos a la muerte. Una reivindicación del caos como búsqueda, del ruido como calma, y de la oscuridad como iluminación. Javier Lara, en paralelo a sus trabajos como actor en diferentes espectáculos de éxito, se permite el lujo de hacer paréntesis para contar sus historias; aquellas que, a partir de una dramaturgia del “yo” consigue contruír texturas dramáticas donde la realidad se funde con una visión mágica de los recuerdos que, a veces, parece que solo podrían existir en la mente alterada de un joven funambulista. Una pieza que mezcla lo tecno con lo costumbrista y que, mezclado, da una visión del mundo rica y convulsa: El tempo de nuestro tiempo. Javier Lara está estupendo desdoblándose a cada momento y le acompaña Fernando Delgado-Hierro con buen pulso.
Adolfo Simón


Europa, que a sí misma se atormenta de Andrés Laguna en el Teatro de la Abadía

En 1543, Andrés Laguna hizo una conferencia performática en Alemania sobre Europa, viendo el espectáculo que Ana Zamora ha creado al frente de su compañía Nao d´amores me hace pensar que aquella triste y enérgica Europa de entonces, se ha vuelto, con el paso de los siglos, en una sombra de la que fue; poco ha cambiado a mejor, más bien sigue tropezando en la misma piedra. Es curioso pero la conferencia sigue vigente, no hemos resuelto la posibilidad de crear un espacio común de respeto. La propuesta escénica es muy sencilla y ese es su gran acierto, un actor que juega a desdoblarse en Andrés Laguna y en Europa es acompañado de dos músicos femeninos que a veces le dan la réplica en escena. El resultado es didáctico y emotivo y nos reconcilia con la idea de un mundo a la deriva que podría dar un giro en el trayecto, para llegar a buen puerto.
Adolfo Simón


Martes fronterizo – Últimos golpes de José Sanchís Sinisterra en Galileo Teatro

Martes fronterizo – Últimos golpes, una obra que aborda la violencia de género desde la voz de una mujer maltratada, escrita por José Sanchís Sinisterra y producida por la compañía madrileña Nuevo Teatro Fronterizo. Un dilema que habita y despliega Beatriz Grimaldos, actriz que da rostro a este monólogo de un yo fragmentado que aspira a unificarse. Desde una puesta en escena sencilla, se ubica al espectador en el espacio íntimo de una víctima de género, sus reflexiones en voz alta le ayudarán a tomar una decisión determinante en su vida. Una obra que huye del efectismo para centrar la tensión dramática sobre la red de dudas donde se encuentra atrapada el personaje. Un ejercicio valiente y necesario hoy en día.
Adolfo Simón


Segunda semana en Teatralia

Sigue el festival para la infancia y la juventud más importante de nuestro país. En esta segunda semana, espectáculos para todas las edades y gustos…
*The Bockety World of Henry and Bucket (El descacharrado mundo de Henry y Bucket) de Barnstorm Theatre Company en los Teatros del Canal…Una pieza que inspira a los asistentes sobre la posibilidad de crear a partir de materiales de desecho y que esa actitud en la vida puede suponer una forma vital de enfrentarse a situaciones con obstáculos que superar.

*Al hilo de lo invisible de La Casa Incierta en Centro de Recursos Educativos de la ONCE…Una experiencia sensorial que ayuda a desarrollar los sentidos mediante estímulos sonoros y táctiles. Una propuesta entre el laboratorio y la vivencia sensorial.

*Tic Tac Tic Tac de Casa degli Alfieri – Universi sensibili de Antonio Catalano en Teatro Pradillo…En esta obra se nos anima a jugar con los materiales como mundos imposibles de limitar y que la imaginación, al final, es la llave para ser feliz y disfrutar de las pequeñas cosas.

*Je suis William (Yo soy William) de Théâtre Le Clou en los Teatros del Canal…No es fácil encontrar una obra dirigida al público adolescente y que, además, nos anime a respetar la igualdad entre hombres y mujeres. Una anécdota en la vida familiar de Shakespeare nos permite conocer a la hermana brillante del gran autor de teatro que siempre vivió a la sombra de este.

*Euria (Lluvia) de Markeliñe en Cuarta Pared…Un paraguas colgado como recuerdo en un perchero. Un personaje sumido en la tristeza por la pérdida de su pareja. La emoción es tan fuerte que se la imagina junto a él como si nada hubiera pasado. Un día, a la salida de un cine, ve un paraguas roto y abandonado y decide llevárselo a casa para arreglarlo. A partir de ese momento, su vida empieza a cambiar. Ese paraguas representa su alegría perdida y le ayudará en el proceso de superar la adversidad.
Adolfo Simón


Carta al padre en los Teatros Luchana

Dramaturgia de Sanchis Sinisterra sobre la Carta al Padre de Franz Kafka. Una inmersión autobiográfica del genio de todos los tiempos en las esferas de las relaciones paterno-filiales. Una carta irónica, descarnada, desnuda, lúcida… una carta que se atreve a decir cosas que los labios nunca dirían. Una carta que Kafka jamás entregó a su padre. Quizá por todo lo dicho, quizá porque el destinatario de la última metamorfosis era el propio Franz Kafka. A diferencia de otras propuestas en las que el hijo escribe la carta a un padre ausente, en esta ocasión, tanto padre como madre están en escena, escuchando en silencio cada uno de los comentarios o reproches que el hijo verbaliza. En algún momento, el padre apostilla algo o realiza un gesto como respuesta, pero la carga dramática recae en la originalidad de ubicar a la madre en un rincón, casi en penumbra, desde donde atiende ese combate dialéctico entre padre e hijo, asumiendo ese tiempo de escucha desde la impotencia de la quietud física y emocional. Una versión curiosa sobre este texto que se ha representado en multitud de ocasiones.
Adolfo Simón