Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Entradas etiquetadas como “Chris Levine

Antony and the Johnsons presentaron Swanlights en el Teatro Real

No es la primera vez que Antony Hegarty pisaba las tablas del Real, ya había pasado por allí con el espectáculo The Life and Death of MArina Abramovic, dirigido por Robert Wilson hace poco. Esta vez hemos tenido la gran oportunidad de ver el espectáculo “Swamlights”. en 2012 el MoMA le encargó una obra para una única representación en el Radio City Music Hall de Nueva York, en la que Antony, en colaboración con el artista Chris Levine, el iluminador Paul Normandale y el escenógrafo Carl Robertshaw transformaron el escenario en el interior de una montaña blanca repleta de cristales y luces fragmentadas…

Un espectáculo mágico en todos los sentidos: por la voz única de Antony , por su presencia, por la de sus músicos, por la de la orquesta titular del Teatro Real, por la de la escenografía e iluminación…

Como en todos los conciertos de Pop que se precie tiene que haber un telonero, en esta ocasión, el prólogo fue ‘Ascension’, una pieza coreográfica interpretada por Johanna Constantine, que nos introdujo a ese mundo surrealista creado para dar placer a nuestros sentidos.

Acto seguido, sobre el escenario pudimos ver cómo un Antony iba apareciendo entre nubes verdes creadas con laser  en una atmósfera completamente imaginaria que nos recordaba a Superman en las montañas de hielo al lado de la kryptonita.

Un Antony entregado y libre, en estado de gracia que fue interpretando las canciones que ha ido creando a lo largo de su trayectoria, partiendo del pop y elevándose hasta la categoría de un espectáculo más que digno de las tablas del Teatro Real. Una voz única, espiritual que puede mover montañas y  elevar a un público a un mundo imaginario, su mundo, el que Antony ha creado. Como dijo en la rueda de prensa previa: “Se espera que el pop solo hable de fantasías románticas, pero puede ser tan profundo como quieras” y efectivamente así lo ha demostrado, ha infundido toda su personalidad para demostrarnos que el pop puede ser tan clásico y tan sublime como La Boheme.

Porque el pop puede hablar de nuestra realidad y tener un trasfondo político, social y humano y a Antony le preocupa transmitir a la sociedad su forma de pensar y de vivir, desde la máxima humildad y timidez que le caracteriza y que le ha elevado hasta el punto en el que está, casi casi en el cielo, como los ángeles, esos que cantan tan bien.

Luis Mª García Grande.