Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Entradas etiquetadas como “El hijoputa del sombrero

“El hijoputa del sombrero” en el Teatro Príncipe Gran Vía

Juan José Afonso nos trae a la cartelera la obra de Stephen Adly Guirguis, con 6 Nominaciones a los Premios TONY que sigue triunfando en Nueva York. Juan Díaz encabeza el reparto formado por Raquel Meroño, Miguel Hermoso, Bárbara Merlo y Alberto Jo Lee. La música de los entreactos la pone “El Langui”, un conocido cantante de Hip Hop.
Afonso ha apostado por traer a la cartelera madrileña una propuesta muy interesante que puede ser una gran desconocida para el público español, que no está acostumbrado a estar al día de los últimos éxitos teatrales americanos, además añade su grano de arena introduciendo la música de “El Langui” en la obra, con la que convive perfectamente e incluso potencia la sensación de realidad, a veces dura realidad,con la que vamos a encontrarnos frente a frente.
Muchas veces la vida nos pone en situaciones difíciles y tenemos que buscar salidas para huir de ellas. Adly analiza las diversas situaciones de dependencia y caída en adicciones, tanto de sustancias como de personas, provocadas por esos palos que nos da la vida y la sociedad a través de cinco personajes.    La puesta en escena es absolutamente contemporánea y resuelta con una escenografía versátil y dinámica que, junto con la música, nos traslada a una especie de serie televisiva en la que no hay cortes entre escena y escena y que no nos aburramos con huecos vacíos.

Los actores aportan también esa frescura que se necesita para abordar una obra con temas actuales, sin caer en engolamientos teatrales pero tampoco en excesiva naturalidad a la hora de interpretar, es decir, actores bien dirigidos y muy preparados que son la guinda para este texto. Cabe destacar la actuación de Juan Díaz en el papel de JACKIE, y de Raquel Meroño, que se afianza como actriz con esta obra. Pero la verdad es que todos los actores dan el DO de pecho y son base fundamental para tener al público interesado durante la hora y media que dura la obra, que, al estar bien construída, tanto en personajes como en escenarios, nos produce una completa inmersión dentro de los problemas y críticas que se plantean en la misma.

En definitiva, una buena propuesta para acercarse al teatro, disfrutar de una propuesta actual y apta para todos los públicos. Pero… ¿Quién es el hijoputa del sombrero?

 

Luis Mª García Grande.115263_th_max

captura-de-pantalla-2013-08-25-a-las-16-12-11imagesCAB456S0 imagesCA1WCDCO alberto-jo-lee-el-hijoputa-del-sombrero 0


Rocío Osuna en verano…

osuna¿Qué balance artístico haces de este año?…
Si es a nivel personal, muy bueno, de mucho crecimiento.
Si es a nivel general, sobre el panorama teatral, no podría hacer mucha valoración, debido al trabajo no he tenido tiempo de ver casi nada.

¿Cómo estás pasando el verano?…
Por suerte trabajando, con ensayos y algún breve respirito.

¿Has visto algún espectáculo interesante?…
Durante el año, La casa de Bernarda Alba en el Teatro Tribueñe y
en este verano aun no, espero que me sorprenda El hijoputa del sombrero.

osuna-1

¿Qué libro estás leyendo?…
Pues leo tres … El sabotaje amoroso de Amélie Nothomb, El idiota de Dostoievsky y uno sobre el Teatro del siglo de oro.

osuna-4

¿Proyectos para el otoño?…
Por los ojos de Raquel Meller en el Teatro Reina Victoria, a partir del 10 de septiembre.

osuna-6


El hijoputa del sombrero en el Principe Gran Vía

La responsabilidad de la madurez, la amistad y el amor son los temas que Stephen Adly Guirgis a través de la versión de Miguel Hermoso, plantea en El hijoputa del sombrero, una obra dura y amarga, que se presenta de un modo que te hace reír, pues está claro que la vida real se llena de risas en situaciones de lo más trágico, dejar atrás la adolescencia o perder de vista la insolencia de la juventud que no repara en consecuencias, es un paso decisivo en la vida de quien en ese momento ya ha adquirido responsabilidades de pareja, quien ya arrastra experiencias tremendas como la cárcel y la rehabilitación de las adicciones y todavía se comporta con la inmadurez propia de la primera juventud. Todo esto se refleja perfectamente en El hijoputa del sombrero, una puesta en escena de Juan José Afonso, ágil y dinámica, con unas transiciones musicales a cargo de El Langui, que recolocan el espíritu; y unos actores, capitaneados por Juan Díaz, cada día más grande en los escenarios, que llegan y convencen, creíbles, vivos, con conflictos de verdad, una Raquel Meroño, guapísima e inteligente, dura y convincente sin ninguna afectación y una escenografía de Elisa Sanz, que es práctica, moderna y nada recargada que nos hace ir a cada unos de los sitios donde transita la obra. Un buen espectáculo teatral necesario para la cartelera de Madrid.
Ángel Savín

elhijoputa