Revista digital de Artes escénicas -Año 8-

Entradas etiquetadas como “Goya

“La Escuela de los Vicios” en el Nuevo Teatro Apolo

Hablar de más tiene sus consecuencias y complicaciones y si no, que se lo pregunten a Quevedo, que por hacer unas satirillas y sonetillos lo llevaron a la cárcel. Simplemente por criticar a unos magistrados, banqueros y ministrillos sin escrúpulos. Parece mentira, pero hoy en día seguimos en las mismas.  Morfeo Teatro ha elaborado un sutil montaje en el que a través de estos versos de Quevedo se hace crítica social actual, poniendo en entredicho las actuaciones de muchos personajes que se dice que “nos representan”. Sí: La pluma de Quevedo era afilada como un bisturí capaz de clavarse en nuestro estómago y sacarnos las tripas hasta, incluso, en la actualidad. 

El montaje escénico nos traslada a un espacio indefinido, donde dos buenas personas van a ser adoctrinadas por el mismísimo Bercebú para alcanzar esos ideales en la vida que muchos padres quieren para sus hijos: ser ministros, banqueros, magistrados… es decir, gente de “reconocido prestigio”. El espacio es contemporáneo, con pocos elementos, un fondo medio cabaretero y decadente y un armario siniestro presidido por una calavera que esconde los artefactos necesarios para la enseñanza de los vicios. Escenografía y vestuarios bien pensados y tan versátiles que nos pueden sugerir cuadros de la época negra de Goya o las pinturas de Solana para reflejar una España hundida, pesimista y degradada.

Los actores han hecho un gran esfuerzo para transmitir y poner en escena unos textos bastante densos, a los que hay que sumar la complejidad de la rima y la utilización por momentos de técnicas de clown y comedia dell’arte.

En definitiva, una obra comprometida socialmente, bien estructurada y que merece la pena disfrutar, sobre todo si les gusta esa poesía del Siglo de Oro español.

Luis Mª García Grande


Lucientes de Rakel Camacho en Teatro del Arte

Dicen que cuando uno está a punto de morir, ve pasar la vida como en una película. Me pregunto que habrán visto en ese film último los grandes genios del arte…¿Su vida?¿Su obra?… En Lucientes, la pesadilla de Goya antes de huir…¿De la vida?¿De España?… Hay un ritual que podría haber imaginado Artaud, donde las pinturas del genial aragonés cobran vida, construyéndose y destruyéndose ante los ojos del espectador. Es un gran ceremonial donde los actores son muñecos de un guiñol en el que se burlan de la historia y la vida. No es habitual ver en nuestros escenarios obras comprometidas con el arte y con el presente, aquí, en Lucientes, hay una mirada al pasado para ponerla frente a espejos esperpénticos, la única manera de ver la realidad tal como es según Valle Inclán. Por suerte para los espectadores de Madrid, hay propuestas que no ocurren sobre las banquetas de un bar o sobre historias superfluas, aquí hay una propuesta arriesgada que no dejará indiferente a nadie. Y seis actores entregados a muerte con el discurso escénico…Jorge Kent, Teresa Vallejo, Rebeca Matellán, Lorena Benito, Antonio Sansano, Aldo Lozano y la música en directo de Marcel Mihok.
Adolfo Simón

lucientes


Shintaro Hirahara nos habla de Shun Project aprovechando su estancia en Madrid donde han presentado el proyecto “Recuerdo” con Carmen Werner

shintaro¿Cómo surge el proyecto de Recuerdo?…¿Cómo se realiza la co-producción España-Japón?
He permanecido en contacto con Carmen desde que nos conocimos, en 2004, y he participado en las obras que ella ha creado en Japón.
En 2012 se me ocurrió la idea de empezar algo nuevo en Japón. Parecía natural pensar en un proyecto con Carmen y ella estuvo de acuerdo en crear una pieza en colaboración. Eso es lo que pasó.

¿Cómo ha sido el proceso de creación?¿En qué medida habéis participado los bailarines en la dramaturgia y la puesta en escena?…
En un principio Carmen me dio el título: Recuerdo. Yo le envié un vídeo con sugerencias de movimientos en respuesta a esa palabra. Ya con Carmen en Japón, los bailarines improvisaban y sugerían ideas durante los ensayos, de las que Carmen elegía elementos que incorporaba para desarrollar la estructura de la pieza.

¿Cuál es la trayectoria de Shun Projet?… ¿Tiene un estilo definido?…
“Shun-Project” es una compañía con sede en Hokkaido, la parte norte de Japón, compuesta por tres bailarines, una fotógrafa y un músico. Funciona en proyectos ocasionales. Su estilo es único en el uso de la fotografía en las artes escénicas y nuestras actuaciones tienen un ambiente muy vivo.

¿Colaboráis habitualmente con otros creadores como en el caso de Carmen Werner?…Como Shun Project es la primera colaboración con otros artistas. Shintaro Hirahara sí ha colaborado a título individual con coreógrafos y bailarines extranjeros como Alessio Silvestrin, Shintaro Oue o el artista residente en Nueva York Midori Harima.

¿Cómo es la danza contemporánea en Japón?…¿Tiene apoyos estatales y por parte del público?…
La danza contemporánea está considerada en Japón un género menor. Tuvo un momento álgido entre finales de los 90 y 2005 y parece que se ha estabilizado. Uno de los motivos es que sólo existe una compañía residente financiada por un gobierno local. Existen becas gubernamentales pero exigen mucho papeleo y es complicado acceder a ellas. A causa de esto, las becas están limitadas a compañías consolidadas que disponen del personal administrativo especializado, por lo que parece que existen menos opciones para artistas jóvenes y compañías pequeñas.

Recuerdo

¿Qué idea se tiene, culturalmente de España, en Japón?…¿Se conoce algo más que el flamenco?…
Creo que en España existe mucha madurez en el terreno de la cultura artística. Existen muchos artistas muy conocidos, como Gaudí, Picasso, Dalí o Goya. También son famosos en Japón. Las culturas de España, como los bares, el jamón serrano, el vino o los equipos de fútbol, son familiares para la gente de Japón. Allí hay muchos aficionados a la comida y los equipos de fútbol españoles. España y Japón mantienen relaciones diplomáticas desde hace mucho tiempo, por lo que en Japón existe una sensación de afinidad con España. Pensamos que la gente aquí es simpática, amable y apasionada. Por la gran distancia geográfica que nos separa, no es fácil para los japoneses venir de visita a España y esto hace que sea uno de los países a los que los japoneses más anhelan viajar.

¿Has visto algún espectáculo en Madrid?¿Qué te pareció?…
Es my típico pero he ido a los museos y me ha conmovido la originalidad y singularidad del arte español. Creo que los artistas españoles tienen un sentido muy fuerte de lo humano.

¿Conoces la obra de otros creadores de danza contemporánea en España?…
Daniel Abreu es un bailarín en el que estoy realmente interesado. Estoy deseando poder ver su trabajo en Japón algún día.
Conozco a bailarines españoles como Jone San Martín y Ander Zabala, de la compañía Forsythe.

¿Qué referentes internacionales tienes en la danza contemporánea?…
Me remito a los diseños escénicos de ROSAS y aprendo de las construcciones ambientales de las piezas de Peeping Tom.

werner

¿El I.V.A. para la cultura, en Japón, es tan elevado como en España?…
No existen impuestos a las artes. Sin embargo, las entradas para las artes escénicas son muy caras y creo que ésta es la razón de que la partida para programas culturales en los presupuestos gubernamentales sea inferior al 1%, tan solo el 0,11%. En Japón, el precio medio de una entrada para una función de ballet clásico es 80 euros, 30 euros para danza contemporánea y 60 para teatro. Para una persona normal, es imposible ver actuaciones a diario. No hay impuestos pero las entradas son caras incluso para los museos o teatros tradicionales japoneses, como Nou o Bunraku. Esto reduce las oportunidades de que la gente aprecie el arte. El resultado es la disminución del interés de la gente por el arte en Japón durante los últimos 20 años. Parece que hay una marcada decadencia en comparación con otros países desarrollados. Si en España continúa el aumento de los impuestos a las artes, el interés de los españoles por el arte también podría verse afectado.

¿Proyectos?…
Como Shun Project nos gustaría hacer exposiciones de fotografía, aunque no hemos decidido las fechas todavía. Como Shintaro Hirahara produzco y organizo actuaciones con el nombre de OrganWorks. Mostraré mis nuevos trabajos en marzo, abril, junio y septiembre. Además, apareceré en un programa de televisión de la NHK(Japan Broadcasting Corporation) el 1 de enero.

shintaro-3