Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Entradas etiquetadas como “Laví e bel

Frágil en el Teatro Alhambra de Granada

El pasado 7 de abril, la veterana compañía granadina Laví e Bel (veinticuatro años en
activo, algo que ya es un mérito en sí mismo en un mundo como el teatral) estrenaba en el Teatro
Alhambra su espectáculo Frágil, escrito y dirigido por Emilio Goyanes. Su fórmula habitual de
teatro, de creación propia y con la mirada siempre puesta en el cabaret, muta en esta ocasión para
ofrecer un espectáculo curioso en su propia extravagancia. El punto de arranque impreso en la
sinopsis del programa puede ofrecer una idea al respecto: “Violeta, Jazmín y Clavel nacieron en
1916. Se pasaron la vida cambiando de personalidad y sexo para sobrevivir al siglo XX y vivirlo con
intensidad”. Lo que encuentra el espectador es un montaje de carácter híbrido, cambiante hasta la
extenuación del espectador, en el que se encontrará un diálogo apenas hilvanado que, tomando
como excusa las azarosas vidas de las protagonistas, presenta una memoria sonora y visual del
siglo XX, en los labios de los tres personajes, esto último entendido literalmente, ya que buena
parte del montaje es desarrollado en playback sobre grabaciones históricas.
Laví e Bel sienta a parte del público en el propio escenario para presentar de una manera lo
más cercana posible el motivo que atraviesa el espectáculo de principio a fin: la afirmación de que
la vida, a pesar de todo, con todas sus tristezas y avatares, merece la pena vivirse. Que la vie est
belle, en definitiva. Veinticuatro años después, siguen encontrando en el impulso original de propia
compañía la energía para seguir adelante. Como las protagonistas de Frágil.
Rafael Ruiz Pleguezuelo.Lavi-e-Bel-Frágil-552x310

Anuncios

Escenario ambulante de Laví e Bel en Cuarta Pared

El Escenario Ambulante navega a la deriva por un mar de arenas movedizas. Va cargado de buenos deseos e indignación. Desde el proscenio, Flavia “la mujer bala”, Walter el Rojo y Alegre Nain alias “El Camaleón” miran desconcertados el horizonte infinito. El viejo oficio de las tablas se enfrenta a la vida con alegría y creatividad. La realidad se siente en todas las costuras. A partir de estas premisas, los integrantes del grupo invitan al público a participar de un viaje enigmático de incierto destino. Una propuesta en la línea de los últimos trabajos de la compañía.
Adolfo Simón

ambulante


Juan Vinuesa en verano…

vinuesa¿Qué balance artístico haces de este año?…
Muy bueno y motivante. He tenido la suerte de poder trabajar en diferentes espacios escénicos como actor, coautor y codirector, al lado de artistas a los que admiro. Más allá del progreso personal, lo que me queda es la sensación de que el engranaje, la rabia y las ideas de quienes formamos parte del oficio teatral están en marcha. Se ha revelado como común una fuerza que creo que está abriendo nuevos caminos y eso es muy valioso: la autocreación y la autogestión van a ser más importantes que nunca.

¿Cómo estás pasando el verano?…
Tranquilo, rodeado de gente a la que necesitaba ver y entre lugares cercanos: Granada, Málaga, Almería… Y, aunque son malas fechas para ello, acabo de empezar (llevo cuatro días) un plan de dieta y de ejercicio estricto que me había propuesto hace tiempo. Yo engordo raro, descompensado, y se me estaba poniendo una cara que, o me sorteaban en una tómbola, o no me iba a querer ni mi familia.

vinuesa-1

¿Has visto algún espectáculo interesante?…
Destacaría dos que creo que todo el mundo debería ver. Por un lado “Lear”, de Pepa Gamboa, versión de “El rey Lear” que se adentra en las luces y sombras que subyacen en el universo familiar y en la que sus actores y actrices desestabilizan magistralmente y sin miramientos la emoción del espectador… Sin duda, un elenco en estado de gracia. Por otro, el disparatado “Cabaret Popescu” de Lavi e Bel, espectáculo de más de tres horas que, unido a la cena que lo acompaña, provoca que debamos hablar más de una genuina experiencia que de función teatral. Esta compañía granadina tiene el don de cambiar el ánimo.

vinuesa-3

¿Qué libro estás leyendo?…
“Todo lo que era sólido” de Antonio Muñoz Molina. Un estupendo ensayo para entender qué nos ha pasado y hacia dónde nos dirigimos.

vinuesa-4

¿Proyectos para el otoño?…
En breve comienzo un complejo proyecto de residencia artística en El Sol de York. Lo haré de la mano de Jose Padilla, autor a quien la crítica y público ya ha colocado como una realidad del sistema teatral español, pero yo creo que aún no ha dicho ni la mitad de lo que le late dentro. El proyecto se compone de varias fases y culmina con el estreno del montaje el 14 de febrero y su consecutiva programación en temporada. Además, seguiré con el periodismo teatral. Creo muy importante el contaminarse de diferentes experiencias para crear tu propia perspectiva, y el periodismo escénico me ayuda a ello gracias al número de funciones a las que tengo que acudir y, además, a la generosidad y al saber de los entrevistados. Es enriquecedor entrevistar una mañana a un Premio Nacional de Teatro que te cuenta cómo era este arte hace 40 años y cómo ha sido su adecuación a estos tiempos. Pero lo maravilloso es que esa misma tarde, charlas con otro joven actor que acaba de salir de una escuela y, aunque carece de oficio, le sobran ganas para comerse el mundo y buscar la mano de ese Premio Nacional de Teatro. Como dijo Donoso Cortés: “Hay que unirse no para estar juntos, sino para hacer algo juntos”.

vinuesa-5


La barraca del zurdo de Laví e Bel en la Cuarta Pared

En un cabaret puede ocurrir de todo…que aparezca un lanzador de cuchillos, una vedette trasnochada y también payasos…estos no son exclusivos del circo…el cabaret es un espacio de libertad, diversión y por qué no…compromiso. Los nietos del zurdo que invocan al pasado y recorren de la mano de su familia la historia de nuestro país, podrían ser también los nietos de Kurt Weil y recorrer con su barraca los pueblos de Alemania allá por la mitad del siglo pasado. Laví e Bel ha ido desarrollando un lenguaje propio que bebe de múltiples lenguajes. En esta propuesta consiguen el más difícil todavía…Crear una obra personal, hermosa y nostálgica…y sobre todo comprometida con el pasado y con nuestro presente que a veces, olvida todas las luchas que se realizaron en otros tiempos para poder tener una sociedad más justa. Y todo esto lo hacen desde el juego, la locura…y la cordura…y sobre todo, lo realizan para el placer del público que se emociona y divierte a partes iguales. A las penas puñalás parece proponernos Laví e Bel de la mano de Emilio Goyanes y su potente equipo artístico.
Adolfo Simón

la barraca


Emilio Goyanes reflexiona sobre la trayectoria de Laví e bel en vísperas del estreno de La barraca del zurdo en Cuarta Pared

PRESENTACION DE ESCUELA DE CIRCO.-20101018 - FOTOGRAFIA: GONZALEZ MOLERO¿Cómo surgió Laví e bel?…¿Cuáles son las premisas para seleccionar los proyectos de la Compañía?…
Hace 20 años estaba trabajando en la Expo Sevilla 1992 en la Cabalgata de Comediants, después de diez intensos años en Cambaleo de Madrid. Al acabar la Expo tenía claro que quería montar mi propia compañía y decidí hacerlo en Granada. Madrid y Sevilla me venían grandes. Nunca me he arrepentido de esta decisión.
A lo largo de estos últimos 20 años hemos hecho 22 espectáculos más o menos la mitad para niños y jóvenes y el resto para adultos, muchos de ellos de cabaret. Los criterios para hacer un espectáculo han partido la mayor parte de las veces del deseo de comunicar, es decir del capricho. Eso ha tenido dos consecuencias: la primera: a veces hemos acertado y otras hemos pinchado. La segunda: hemos creado un lenguaje propio, sin concesiones, a nuestro modo y eso nos permite hoy tener un equipo que cree realmente en lo que hace.

¿Qué balance haces de estos diez años de existencia de la Compañía?…
La vida de una compañía no es fácil. Hace… escribiendo la historia de esos 20 años, me di cuenta de la enorme cantidad de historias, personas, lenguajes, espectáculos, viajes… que habíamos hecho: Cuba, Colombia, Méjico, Francia, Portugal y todo el país de cabo a rabo. Es realmente una historia épica llena de encuentros y desencuentros, de dolor y alegría, de fracasos que te hunden y de alegrías que hacen venirte arriba. Vivimos en un país donde no es nada fácil, para una compañía como la nuestra, que basa su trabajo en su propia creatividad, sobrevivir. El balance es un enorme cansancio y unas ganas inexplicables de seguir adelante, cada vez con más fuerza.

¿Qué evolución ha hecho la Compañía a lo largo de las diferentes producciones realizadas?
Tengo la sensación de que hemos ido aprendiendo unos de otros como trabajar cada vez con más fluidez y alegría. El lenguaje se ha ido consolidando en un lento proceso. Los actores que hoy están en la compañía, llevan en algunos casos 10 años y cada vez nos ponemos en cuestión menos cosas sobre lo que buscamos y hacia dónde vamos. El camino de la compañía se está decantando en los últimos tiempos hacia el cabaret, con la música en directo en primera línea. Con el tiempo nos hemos hecho más radicales, nos importa menos salirnos del molde, no pensamos ya en ello. Hacemos lo que nos canta, pensando principalmente en el placer del público. Quizás ese sea uno de los elementos más importantes en la evolución de la compañía: la presencia del público.

laví1

¿Es importante tener unos colaboradores habituales en el equipo artístico y técnico?… ¿Participan del proceso de creación?…
Para nosotros es vital tener unos colaboradores habituales: escenógrafo, vestuarista, iluminador, forman parte de la familia de Laviebel. Me conocen perfectamente, saben lo que busco solo con mirarme. Cada espectáculo tiene un sabor muy especial, muy distinto a los anteriores y ellos saben adaptarse y revolucionarse igual que actores, músicos, técnicos. La verdad es que ahora es un placer abordar un proyecto y meterse en la sala de ensayo. Una pena que la situación nos esté llevando a todos a este estado de agotamiento.
Todo el equipo participa en la creación. ¿Se puede hacer de otra manera?. Yo dejo espacios vacíos suficientes como para que cada uno pueda ocuparlos desde su propia manera de ver. Mi trabajo es que todos caminemos por la misma vía. Ya sabemos todos que esto no es fácil, que implica mucha tolerancia y escucha y renuncia. Ese es el juego.

¿Os ayuda tener un espacio estable de trabajo para realizar los procesos de creación?…¿Se trabaja con menos presión y mayor apoyo en una ciudad como Granada?…
Tenemos una sala de ensayo bastante agradable en un complejo industrial de principios del XX, en una antigua azucarera donde hay muchos otros artistas. Granada es una ciudad de un tamaño medio con un número de artistas por metro cuadrado bastante grande, la vida es más barata, el ritmo es distinto a una ciudad como Madrid. Por tanto la presión atmosférica, digamos, es menor. En cuanto al apoyo, tenemos tan poco apoyo aquí como en el resto del país. Ya sabíamos que a las instituciones les importamos poco, pero en los últimos años, con la crisis hemos visto que no les importamos lo más mínimo. Todo lo que hemos conseguido y lo que estamos elaborando ahora mismo, es a pesar de las instituciones.

¿Cómo es el trabajo con el equipo artístico durante el proceso?…¿Hay una línea ética y estética en la Compañía?…
Somos eclécticos y gamberros. Como decía nos llevamos muy bien, nos respetamos y queremos como artistas y seres humanos. A partir de ahí todo es posible. Yo marco las líneas, invento los proyectos, escribo las ideas de partida. Luego todo fluye en un ambiente muy suelto. Todos pueden opinar porque saben que yo tomo las últimas decisiones. Escucho, valoro y decido y eso alivia mucho la presión. No se puede hablar de creación colectiva, sino de una creación en colectivo sobre la que el director tiene un control absoluto. Soy un líder firme y blando a la vez.
Eso marca la línea ética, se podría decir. La estética la marcan las necesidades que traen las ideas, pero la gente dice que está muy claro cuando ven uno de nuestros espectáculos, que es reconocible. Yo aún no sé dónde está el misterio.

laví2

¿Se pueden realizar propuestas combativas y alternativas en estos tiempos de crisis?…
Nuestro trabajo, las ideas para los espectáculos siempre han partido de una lectura de la realidad, hemos hecho lo que hemos hecho por que nos sentíamos inmersos en la sociedad. Ahora mismo la agresión que estamos sufriendo como ciudadanos y gente de la cultura es tan fuerte que dan ganas de tirarse a la calle. Esta situación se cuela en nuestros espectáculos de diferentes maneras. LA BARRACA DEL ZURDO es un canto a la resistencia en el oficio, en la alegría, una manera de ponernos en valor, de levantar la cabeza y decir: nuestro oficio es más viejo que el sistema bancario, que la propia política. Será por algo, será porque somos necesarios.
Por otro lado CABARET POPESCU es un canto a la alegría, busca el placer del espectador, busca recomponerlo, levantar su ánimo, en este momento en que el desánimo parece ser una de las principales armas del sistema.
Claro que se puede y se debe hacer un nuevo teatro político, un teatro político poliédrico y sano, artístico y abierto a los tiempos.
Como la mayor parte de los ciudadanos estamos indignados, muy indignados. Dan ganas de… de todo.

¿Ayudan los premios para poder trabajar con mayor libertad?
Los premios animan, uno se siente reconocido en muchos casos por la propia profesión, que valora quizás este largo trabajo, la constancia en un estilo y una forma de hacer y eso está muy bien, pero la libertad es una sensación, un ejercicio constante de reafirmación. Cada día tenemos que decirnos: ¿Y ahora por donde tiro?, ¿cuál es el camino para seguir vivos?, para sobrevivir y seguir vivos. ¿Dónde está el límite de la corrección?… A veces lo conseguimos y otras nos dejamos llevar por el desánimo, luego nos miramos y decimos: Adelante.

¿Qué proyectos tienes entre manos?…
En este momento estamos muy centrados en Granada. Del 6 de junio al 18 de octubre estaremos haciendo varios espectáculos con cena. Cabaret años 30, Cabaret Popescu 2013 y la Barraca del Zurdo, más un concierto para bailar con copas. Todos con el público sentado en mesas y sillas y con una cena espectacular delante. Por otro lado estamos planeando con un esquema parecido varios ciclos cortos en febrero, marzo y abril. En definitiva, estamos generando nuestro propio trabajo y encuentro con el público al margen de la gira.
Por otro lado estamos abriendo una línea de Eventos. Tenemos recursos de sobra para entrar en este ámbito con fuerza y en ello estamos.
Más a largo plazo vamos a montar un cabaret estable, un local elegante y bien armado. Este es el gran sueño. Me temo que quien quiera vernos va a tener que venir a Granada.

laví3

¿Crees que los recortes y el aumento del I.V.A. van a afectar a los proyectos de teatro?…
Ya están afectando de una manera brutal. Al teatro, la danza, la música, el circo, el cine. Es un atraco a mano armada a la cultura. No es ya que no les importemos, es que no les gustamos, eso es evidente. El 21 % en las entradas afecta de una manera impresionante a cualquier proyecto que se base en la taquilla y los recortes en los ayuntamientos, comunidades, etc, los impagos descarnados, no están dejando otra opción. Para hacerse una idea, el Estado se queda una quinta parte de nuestro trabajo, obliga a subir los precios y deja los márgenes por los suelos. Déjame que lo diga con claridad: los políticos son unos cerdos incultos y torpes, insensibles y egoístas. ¿Para cuándo la famosa ley de mecenazgo que nos permita colaborar con las empresas privadas?. Una de dos o no se enteran o lo tienen muy claro. Portugal tiene un IVA si no me equivoco del 13% para la cultura. Me paso el día enfrentando este problema y es indignante como nos chupan la sangre.

¿Qué montaje que hayas visto últimamente, te ha interesado?¿Por qué?…
Tengo 2 hijas pequeñas y muchos proyectos como habrás visto que atender y que ahora más que nunca me llevan demasiado tiempo, pero de vez en cuando saco un rato para ir al Teatro Alhambra que sigue teniendo una programación magnífica. Con todo sigo acordándome de un espectáculo que vi hace 20 años: Black Rayder de Wilson, con música de Tom Waits. De mayor quiero hacer algo así.