Revista digital de Artes escénicas -Año 8-

Entradas etiquetadas como “Rebeca Matellán

Lucientes de Rakel Camacho en Teatro del Arte

Dicen que cuando uno está a punto de morir, ve pasar la vida como en una película. Me pregunto que habrán visto en ese film último los grandes genios del arte…¿Su vida?¿Su obra?… En Lucientes, la pesadilla de Goya antes de huir…¿De la vida?¿De España?… Hay un ritual que podría haber imaginado Artaud, donde las pinturas del genial aragonés cobran vida, construyéndose y destruyéndose ante los ojos del espectador. Es un gran ceremonial donde los actores son muñecos de un guiñol en el que se burlan de la historia y la vida. No es habitual ver en nuestros escenarios obras comprometidas con el arte y con el presente, aquí, en Lucientes, hay una mirada al pasado para ponerla frente a espejos esperpénticos, la única manera de ver la realidad tal como es según Valle Inclán. Por suerte para los espectadores de Madrid, hay propuestas que no ocurren sobre las banquetas de un bar o sobre historias superfluas, aquí hay una propuesta arriesgada que no dejará indiferente a nadie. Y seis actores entregados a muerte con el discurso escénico…Jorge Kent, Teresa Vallejo, Rebeca Matellán, Lorena Benito, Antonio Sansano, Aldo Lozano y la música en directo de Marcel Mihok.
Adolfo Simón

lucientes


Escriba su nombre aquí en la Sala Triángulo

Es bueno ver que pese a las inclemencias de los tiempos que corren, pese a recortes y demás zarandajas la gente del teatro sigue fuerte y valiente y pelean en todos los frentes, Escriba su nombre aquí, creación colectiva del grupo de actores que la representa, es una muy buena prueba de ello. Sin perder el sentido del humor y haciendo que el público se relaje y se ría, en algunos casos a carcajadas, hacen un recorrido por una serie de temas como la nacionalidad, el D.N.I., el registro de los recién nacidos a los que se les marca su destino, la xenofobia, la incomunicación, etc., desgranando todo ello en palabras y acciones coreografiadas por Rebeca Matellán y con un descaro que se agradece, ver a los actores disfrutando en escena es un parte muy grande de la propia diversión del espectador. La dirección corre a cargo de dos de los actores María Prado y Fernando de Retes, este último brillando en el escenario con luz propia, Pablo Huetos, que ya es un imprescindible de la escena, y que se siente como pez en el agua en el escenario y unas actrices que juegan sin descanso durante toda la representación Fátima Sayyad, Rebeca Matellán y la codirectora María Prado, un rato donde te olvidas por un momento de lo oscuro de la realidad para reírte de ella. Muchos aplausos al final muy bien merecidos.
Ángel Savín

escriba