Revista digital de Artes escénicas -Año 4-

Entradas etiquetadas como “Teatro Alfil

“The Primitals” en el Teatro Alfil

Yllana produce otra nueva comedia con los Primital Bros. que va a dar mucho que hablar: una comedia musical a capella. Después de haber visto “El experimento”, con la que ya disfrutamos con esta fórmula, cuatro aborígenes aparecen sobre un escenario sencillo, básico, ya que lo importante es lo que cuentan, cantan y expresan. De Handel a Led Zeppelin, estos trogloditas son capaces de montar una historia musical solamente con canciones y onomatopeyas. El resultado es maravilloso, tanto por la calidad de la dramaturgia como por la dirección y actuación, gestual y vocal de sus componentes.

Una tribu que va a conquistar no sólo el poder y las tierras sino también al público que asista al Alfil con su chamanismo cantado.

Luis Mª García

the-primitals

Anuncios

“Chaplin XXL” en el Teatro Alfil

Dicen que el tamaño gigante lo inventaron los estadounidenses y es muy probable que se trate de una verdad absoluta. Pero cuando hablamos de calidad y no de cantidad, no podemos dejar de ojear aquellos clásicos que marcaron una generación. Charlie Chaplin fue de esos maestros que cautivo el pensamiento y la sensibilidad humana. Fue su humor característico y su genio los que hicieron historia, llegando a ser el gran cómico del cine mudo, bajo el bombín del señor Charlotte. Actualmente podemos ver en el teatro Alfil un extracto de aquellos tesoros que nos regaló Don Chaplin, un repaso por algunos de aquellos grandes éxitos. “Chaplin XXL” no sólo es un collage de historias, sino una visión tridimensional del eco que hoy recogemos de este personaje. Ya que, aquellas cosas que se quedan grabadas en las retinas no hay palabras que las traduzca.
África Anamúchaplin


A media luz los tres en el Teatro Alfil

“A media luz los tres”, de Miguel Mihura, cuenta las aventuras de Alfredo, un ligón cuyo único objetivo en la vida es saciar su sed de conquista. Tres mujeres, Mariví, Elena o Lulú, son objetivo para este “cazador de mujeres”, que solo podremos describir como “elegante-hortera”. Sin embargo, el comienzo de sucesivas catástrofes amorosas, en comparación con las de su buen amigo Sebastián, un pobre diablo sin maldad y de aspecto sumiso, provocan una pequeña crisis de fe en Alfredo, que empieza a cuestionar su más que apreciada seguridad y control sobre el terrible arte de la seducción. Una revisión contemporánea sobre la divertida comedia de Mihura.
Adolfo Simóna-media-luz-los-tres-20407


Farsa escénica

A veces, la realidad, actual o de un tiempo reciente, solo se puede mirar a través del sarcasmo, del humor negro o ácido. Esta semana que está terminando he asistido a varias propuestas de este tipo. Una mirada musical y disparatada de lo que fue el 23-F en el Teatro del Barrio. En la obra se recorren los acontecimientos de aquella situación complicada para la futura democracia de este país y, en el montaje, se dejan preguntas en el aire sobre quién movió los hilos de aquel teatro de guiñol. En el Teatro Alfil, doble pirueta dominguera, la enloquecida The Gag Father donde la mafia y la policía son caricaturizados de manera jocosa consiguiendo un juego cómplice con el público que disfruta de las provocaciones y locuras que les brindan los actores desde el escenario. Tras esta función, Éxtasis, donde la ridiculización de las parejas y sus contradicciones son el eje del montaje.
Adolfo SimónThe-Gagfather-mascaras


Canciones y humor surrealista en el Teatro Alfil

Últimamente, el teatro Alfil nos está deparando unos ratos muy agradables…este lunes de puente, se coló en la cartelera la propuesta “El lamento de las divas” que normalmente se puede disfrutar en otra franja diaria de la semana. Tres micros, tres actrices-cantantes fantásticas y tres músicos excepcionales consiguen, durante hora y media, hacernos viajar por la historia de los grandes temas de la música pop, protagonizados en su día, por divas y divos de gran espectacularidad. Pero no se engañen, no es un recital de versiones, no.…es un espectáculo lleno de situaciones y diálogos delirantes que protagonizan las intérpretes…Al salir uno no puede dejar de pensar que las nuevas generaciones de artistas españoles, tienen una preparación y potencial excelente.
Y anoche, se estrenó: Un muerto en el acto de la Compañía Ornitorincs. Una obra construía de manera inteligente con escenas extraídas de textos escritos por Jardiel Poncela, Muñoz Seca y Arniches… Y si no lo dijesen en el programa de mano ni en el propio montaje…uno podría pensar que ha sido escrito por un digno heredero de aquellos insignes autores. La propuesta es sencilla pero ahí radica su mérito porque de ese modo, los actores juegan a doblarse y desdoblarse delirantemente ante los ojos del público.
Adolfo Simónmuerto


Ríete en el Alfil

El teatro Alfil de Madrid está caracterizado por que su programación haga las delicias de su público fiel. Durante toda la semana hay propuestas de humor, impro y cabaret. Este fin de semana me he dado el gusto de empezarlo con una propuesta absolutamente enloquecida: Nano Cabaret. ¿Se puede ser original y transgresor hoy en día?…Bueno, hay pocas posibilidades pero siempre hay sorpresas, este espectáculo sencillo y disparatado ha sido una de ellas porque los dos intérpretes de la obra se multiplican y transforman para deleite del patio de butacas, no tienen reparos en rallar el mal gusto porque eso todavía hace que lo contemplemos más boquiabiertos si cabe…Ah! y encima cantan de maravilla…¿Algo más se puede pedir?, pues tal como está el patio de la cartelera, creo que está muy bien….Pero el fin de semana se puede cerrar con otra experiencia en el mismo escenario…Esta vez, el actor Joan Estrader recrea una sesión de magia imposible en la que muestra el truco y la retranca, riéndose de sí mismo, del público y hasta del apuntador que no hay en Mister Kebap…No lo piensen y recomienden esta obra aunque el autor no lo pretenda.
Adolfo Simónnano-cabaret-


Una “Cerda” a la italiana en el Alfil

De nuevo podemos disfrutar de una de las obras que ha revolucionado el off del teatro madrileño desde La casa de la portera y que ahora se nos presenta en un formato a la italiana sin perder un ápice de su humor, surrealismo y de su crítica social. Carolina Herrera se incorpora al reparto para reencarnar a Cicilia, sustituyendo a Inma Cuevas y aportando su granito de arena.

El Teatro Alfil nos brinda la oportunidad de volver a sumergirnos en el loco mundo del Convento de la Orden de las Siervas del Santo Membrillo creado y dirigido por Juan Mairena, uno de los dramaturgos contemporáneos que más está dando que hablar últimamente. Una orden en la que reina la extravagancia y el absurdo para adentrarnos en un tema tan actual como el robo de niños por las órdenes religiosas.

Pero para abordar estos temas tan escabrosos no hay nada mejor que un buen maquillaje y mucha vaselina, que de eso ciertas iglesias saben mucho. Seguramente que en muchos conventos y centros de clausura se cometen más disparates que en Cerda, donde la Madre Superiora agota los botes de laca Nelly para conservar su regia hegemonía y donde los fantasmas del pasado no necesitan a Iker Jiménez para aparecer nítidos y expresar sus sentimientos, deseos e intenciones con el corazón en la mano.

La dramaturgia creada por Mairena es una montaña rusa en la que las subidas y bajadas vertiginosas del discurso te hacen transitar de la poesía y el discurso más oscuro al pop y travestismo más audaz.

Pero, ustedes se preguntarán… ¿Por qué esta obra se titula Cerda? ¿Qué hace Dolly vestida de monja? Buff, es un poco largo de explicar, acérquense al Alfil y descúbranlo.

Luis Mª García

Cerda1