Revista digital de Artes escénicas -Año 8-

Entradas etiquetadas como “Teatro Cofidis

Tríptico sobre El Brujo

brujoMe hago la pregunta de por qué estos textos cuando asisto a esta triple representación de Rafael Álvarez, El Brujo, en el Teatro Cofidís de Madrid. Francisco de Asís, Cristo y San Juan de la Cruz son los personajes seleccionados. ¿Cuál es el motor que para el intérprete puede haber tras esta selección de textos? ¿Hay un estudioso tras el juglar que a sí mismo se autodenomina? ¿De dónde nace el impulso que le lleva a contarnos esa visión suya tan particular de estos y otros personajes históricos?.
¿Hay un denominador común en ellos? ¿Qué hace para acercárnoslos? En muchos casos, quizá por primera vez.
Ayer mismo, en la última de las tres representaciones a las que tuve el gusto de asistir: “La luz oscura de la Fe”, él decía: “Esto es lo que pasó, bueno, en el libro no está contado así, pero es lo que pasó”.
Los espectadores que acudan por primera vez se encontrarán con este aspecto didáctico que a veces nos muestra el teatro, y además a un intérprete que es el relato en si mismo porque poco a poco nos va embaucando introduciéndonos en él, al tiempo que su presencia se muestra dividida entre lo que nos viene a contar y lo que allí mismo se va generando. No se le escapa una de entre las reacciones en el patio de butacas, y trata de jugarlas cada vez que puede, le divierte, se le nota. Así asistimos a la representación única porque siempre está viva por ese contacto de inmediatez con el público y a la consecución de una serie de escenas con varios personajes que él va relatando uno a uno.
Ellos aparecen en los espacios que nos regala en el paso a paso del relato y comprendemos de inmediato lo bonito de la convención, eso de que en el teatro lo que se dice es. Es decir, la imaginación en su estado puro. Ya todo colabora. Estás dentro.

brujo1

Acompaña una luz, maravillosa por sencilla de Miguel Ángel Camacho. En “San Francisco, Juglar de Dios” unas bombillas que cuelgan del peine hasta prácticamente el suelo harán las veces de un montón de lugares. En “La luz oscura de la Fe” asistimos a la celda angosta del santo y a la plenitud de un cielo de estrellas o de una constelación infinita, según se mire, porque pareciera que tras el relato puede haber varios niveles de entendimiento, tantos como preguntas pueda tener alguien al enfrentar el misterio de la vida, del hombre, de lo más elevado de cada uno de nosotros.

brujo2

Hay momentos muy poéticos, y otros de ironía, chiste, crítica, actualidad. El sentido del humor que siempre conecta con el público; cuando se ríe de sí mismo y su gesto se transforma en el de un niño travieso haciendo de las suyas, es también verle tocar el cielo porque conecta con la propia inocencia que todos queremos seguir llevando dentro.

brujo3

La música en directo a veces sutil, determinada otras. Los que asistimos al “Evangelio según San Juan” disfrutamos de un grupo de músicos espléndidos y yo especialmente me sentí muy bien acogida al inicio de la representación por una especie de espiritual negro que podría venir del Mississippi, o un blues, no sé exactamente. Lo que si se es que me predispuso a lo que iba a ver a continuación.

brujo4

Crear atmósferas a través de los sentidos, impresiones recibidas, un olor a incienso en otro momento, casi imperceptible pero penetrante al olfato. Estímulos y empatía, aprendizaje de una parte de la historia, divertimento, y misterio. Se queda corta la descripción porque además de pasar una agradable velada, y esto ya sí que es muy personal, permitan la licencia, a mi estos textos, personajes, historias y su manera de contar el cuento me inspiran, me motivan, me dejan más preguntas, me animan a comprender un poquito más lo inabarcable. ¿A ver qué les parece a ustedes? Les animo. Es toda una experiencia.
Chusa Barbero


LOCOS POR EL TÉ en el Teatro COFIDIS

La castiza calle de Alcalá de Madrid se vuelve loca por el té en el Teatro Cofidis, Julián Quintanilla adapta la obra de Danielle Navarro-Haudecoeur y Patrick Haudecoeur “Locos por el té”, con una iluminación de Alfonso Ramos y una escenografía y vestuario de Elisa Sanz espléndidos. Quino Falero dirige a un estupendo elenco y nos hace reír a carcajadas en un delirante vodevil que se retuerce en sí mismo para saltar al patio de butacas en forma de hilarantes olas de humor y bien hacer. El motivo de esta fiesta de la risa no es otro que la preparación del estreno de una obra de teatro, donde el actor principal nunca ha pisado un escenario y la diva es una experimentada actriz que va camino del retiro, desde el punto de vista serio y flemático de una directora inglesa que tiene que poner orden en ese desbarajuste, aceptando responsabilidades que sobrepasan sus obligaciones de director, hasta aquí puedo decir porque no quiero desvelar nada. Juan Antonio Lumbreras es Juan, hacía tiempo que no veía brillar tanto a un actor, ágil, simpático, medido y volando. Esperanza Elipe es Claire, la directora y desde su flema inglesa y su acento tiene que hacerse entender en un mar de locos y se muestra en una clave corporal trabajada, compone un personaje creíble dentro de ese deliro. Óscar de la Fuente es Víctor y nos proporciona momentos delirantes, todos están maravillosos José Luis Santos, Ángel Burgos y Rocío Calvo. Dejo para el final a una María Luisa Merlo que vuela desde el principio, que hace del escenario su casa, que está guapísima y que mueve el vestido de época como si llevara una minifalda de tan ligero que parece y eso es muy difícil. Señores si quieren ser felices aunque solo sea un par de horas, no lo duden en la calle de Alcalá, te vuelves loco por el té.
Ángel Savín

locos


Los hijos de Kennedy de Robert Patrick en el Teatro Cofidis

Los hijos de Kennedy son cinco historias para cinco actores, la clave está en elegir bien el reparto y en este caso es bastante acertado. En realidad son cinco monólogos que se intercalan e interrumpen el uno en el otro en un espacio fantasmagórico que podría ser un bar abandonado tras la hecatombe ocurrida en una gran ciudad de Norte América. El texto de Patrick nos sumerge en la mente de cinco juguetes rotos de un tiempo que ni en el recuerdo consigue ser mejor de lo que fue. Esta obra analiza, a partir del asesinato de Kennedy, lo que hay tras la fachada de una aparente sociedad feliz y próspera; nos muestra los fracasos de los deseos que a veces, equivocamos tener. Hay tres personajes que se prestan más a jugar interpretativamente…La señora que vive de sus recuerdos que interpreta Emma Suárez con precisión y la aspirante a Marilyn que hace Maribel Verdú, emparentada con el actor off al que da vida Fernando Cayo, los dos personajes que sueñan con el éxito son un verdadero viaje entre el deseo y el fracaso que realizan magistralmente los dos actores. Los personajes a los que han de dar vida Ariadna Gil y Alex García tienen menos aristas dramáticas a las que dar contraste escénico.
Adolfo Simón

kenedy


“Mi Primer Teatro” en el Teatro Cofidis

“Mi Primer Teatro” nace con la luz de un nuevo día, crece a través de elementos sencillos y cercanos y se transforma en un sueño hecho poesía. Teatro para bebés de 0 a 3 años.
Más info en: http://www.gruposmedia.com/cartelera/mi-primer-teatro/

miprimerteatro


La verdad de Florian Zeller dirigida por Josep María Flotats en el Teatro Cofidis

La verdad de Florian Zeller, dirigida por Josep María Flotats, en el Teatro Cofidis
No es de extrañar que uno de los mandamientos prohiba mentir. La verdad no ayuda mucho al protagonista de esta función, más bien le convierte en un cazador cazado. Josep María Flotats regresa de nuevo al presente con esta pieza, para mostrarnos individuos de hoy, dispuestos a pagar cualquier precio por el triunfo, por conseguir todos sus caprichos, cueste lo que cueste. Pero la verdad es como el agua, por mucho que uno intenta contenerla en las manos, se cuela entre los dedos, dejando al descubierto a esos niños grandes que juegan al amor haciendo trampas constantemente, viviendo una vida de ficción. El montaje es pulcro, todo funciona como un mecanismo de relojería…Todo de un blanco impoluto, para advertirnos, que bajo esa capa de pintura hubo otras paredes pintadas, de habitaciones de otro tiempo, en las que seguro que también se mintió, porque el ser humano ha mentido siempre y siempre mentira.
Adolfo Simón


Mujeres de Shakespeare de Rafael Álvarez “El brujo” en el Teatro Cofidis

Teatro Alcázar-Cofidis
“Mujeres de Shakespeare”
Interpretación y dirección: Rafael Álvarez

Decir…”Se estrena una nueva propuesta de El brujo…” ya es garantía de una buena sesión de comunicación teatral…Aunque uno sabe qué se va a encontrar al acudir a ver a Rafael Álvarez, no puede evitar ir de nuevo…Da igual la excusa…en realidad, cada temporada es necesario recibir una nueva dosis de encantamiento escénico de El brujo…Aparentemente se escribe la obra durante la representación, con el tintero del público…pero todo lo que en escena parece fruto de la casualidad, en realidad es el resultado de muchas horas de escenario. Rafael Álvarez maneja a la perfección la narración clásica cruzada de la actualidad más rabiosa…Provoca la risa constante para dejarnos el paladar con sabor a hiel…Aquí, en Mujeres de Shakespeare, en un espacio ritual y con solo un violín como compañía, recorre el tiempo del bardo y el nuestro, consiguiendo que aquellas mujeres de ficción nos permitan conocernos mucho mejor a los ciudadanos de hoy. Nadie duda que tendrá un encuentro sagrado teatral al acudir al rito de El Brujo…una de las más antiguas experiencias…un actor frente al auditorio: El TEATRO.
Adolfo Simón