Revista digital de Artes escénicas -Año 5-

Entradas etiquetadas como “William Shakespeare

“Ricardo III” en el Teatro Español

Eduardo Vasco lo tiene muy claro: “El mundo está vuelto del revés, tiene la cabeza donde tiene que tener los pies”. Así es. Este montaje en el que se nos muestra la condición humana a través del mismísimo diablo encarnado en Ricardo III gracias a Arturo Querejeta, es una pequeña joya que necesita de un público que la arrope y la admire. Vasco ya tiene experiencia tras cinco montajes de Shakespeare en recrear el mundo de las intrigas, emociones y contradicciones que se nos propone en las obras de El Bardo de Avon.

Un montaje brillante con escenografía sencilla, a base de mostrar y ocultar maletas y baules y de telas nos sumerge en la sanguinolenta mente del duque de Gloucester, que aspira a ser rey de Inglaterra, y lo consigue tras ir dejando a su paso los cadáveres ensangrentados, no solo de sus enemigos, son también de amigos y parientes traicionados. Todo tiene sentido en el montaje, hasta regalar un reino por un caballo dentro de una batalla naval… porque el sinsentido, el mundo del revés es el producto de la maldad producida por la mente humana…y aquí se demuestra que hay mucha.

Y hablando de sinsentidos… ¿Cómo puede ser que el teatro no se llene, no se regale, no se comparta y las calles estén llenas de Ricardos en busca del regalo navideño perfecto?

Luis Mª García Grande

ricardo-iii

 

Anuncios

Trabajos de amor perdidos en los Teatros del Canal

Actualmente podemos ver en los teatros del canal la obra “Trabajos de amor perdidos” de William Shakespeare, una propuesta enmarcada en una comedia burlesca que invade la vida de estos personajes. Con una puesta en escena interesante, vemos como la escenografía retoma pinceladas de los nuevos diseños de este siglo XXI, sin dejar pues, de trasladarnos a aquellas incesantes ocurrencias que enmarca este texto. La energía que se desprende se ve transformada en un canal comunicativo que abren al espectador una respuesta a modo de carcajada. Así pues, podemos añadir que perdernos por los amoríos de estos seres es una buena forma de acercarnos a aquellos clásicos que poco tienen que ver con antiguos, pues la realidad es que aquellos valores viajan hasta nosotros de manera directa, solo que en este caso, la comedia nos sirve de barco para navegar y acabar perdiendo el norte.
https://entradas.teatroscanal.com/janto/?Nivel=Evento&idRecinto=TDC&idEvento=TRABAJOSTC2016
África Animú

trabajos-de-amor-perdidos

 


Sueños y visiones del rey RICARDO III De William Shakespeare en el Teatro Español

¿Es posible encontrar la emoción sanadora, allí donde residen las palabras más dolorosas y terribles? ¿Nos sentimos transportados, fascinados, al contemplar la devastación total? ¿Qué hay allí, en la frontera entre la razón y el desvarío? ¿A qué desoladas playas del misterio nos arroja? ¿Por qué el dolor está tan cargado de hermosas palabras? ¿Es posible que, en lo más profundo de la tragedia, allí donde el ser humano ha sido arrastrado por el caos, el miedo, la angustia, la turbación máxima, sople una brisa depurativa y se escuche una catártica y embriagadora letanía de mujeres bañadas en duelo? ¿Queda algo tras la destrucción brutal, tras el paso del más feroz huracán emocional? ¿Es posible encontrar respuesta allí, donde algo se rompió en nuestras entrañas, allí, donde habita la enfermedad, el más desgarrador trauma, la deformación? ¿Es posible encontrar allí, un momento de conciencia total y definitiva?. Todas estas preguntas se ha hecho el director de escena Carlos Martín para abordar este clásico de Shakespeare en versión de José Sanchís Sinisterra, creando una propuesta de atmósfera opresiva y desasosegante.
Adolfo Simón

ricardo3


Medida por medida de Declan Donnellan en el CDN

William Shakespeare es el mayor dramaturgo de la historia del teatro porque su obra es de una complejidad fantástica y al tiempo, nos cuenta la vida de forma sencilla, como un cuento. Esto hace que cada vez que un equipo artístico se enfrenta a sus textos, tenga que mantener el equilibrio entre la complejidad y la sencillez, de otro modo, fracasará totalmente en el intento de llevar sus piezas a la escena. Declan Donnellan hace fácil lo difícil, en esta ocasión con la compañía que ha creado en Rusia. Ha conseguido que desarrollen un lenguaje propio con el sello de Donnellan que nunca es el mismo, no tiene un molde para el éxito, tiene la curiosidad de cómo traducir y expresar, para el espectador de hoy, las grandes obras de la literatura dramática, en este caso ha sido Shakespeare pero podría ser Jarry como ocurrió el año pasado. En esta ocasión crea un paisaje con los actores y los mueve en escena como piezas de un juego que ha inventado, donde la trama va desarrollándose ante los ojos del espectador, haciendo que una historia compleja nos llegue como si de un cuento para niños se tratase.
Adolfo Simón

medida


Otelo de William Shakespeare en el Teatro Bellas Artes

Nadie duda de la modernidad de William Shakespeare por eso se sigue representando una y otra vez sus obras en todos los teatros del mundo. Y siempre sobrevive a cualquier lectura y a menudo descubrimos una visión novedosa sobre sus tramas. Otelo siempre se ha llevado a escena como la historia de ese moro celoso que mataba de forma brutal a Desdémona. Pero como en toda gran obra, si se lee entre líneas, podemos descubrir muchos matices y capas que nos mostrarán la complejidad de los seres que habitan esa ficción que no es más que un reflejo de la realidad. La propuesta desde la adaptación de Yolanda Pallín y la dirección de Eduardo Vasco, crea un pulso de poder y locura entre Yago y Otelo que resulta muy interesante, creando una situación donde hay más coralidad en la obra que en otros montajes que ahora mismo recuerde. Y además, se hace hincapié en que la mujer es una víctima de los excesos de ambición y poder de los hombres; si un hombre mira todo lo que hay a su alrededor como objetos, no será feliz y hará desgraciado a su entorno. El espacio es sencillo y simbólico y por él transitan los actores en un trabajo ensamblado donde todos forman el puzle perfecto para contar este drama histórico con gran eco actual.
Adolfo Simón

otelo


LA NOCHE Y EL DÍA DE LOS MUSEOS, QUE SE CELEBRAN EL 17 Y 18 DE MAYO

In Verona veritas se podrá ver el domingo 18 de mayo en la casa Museo Lope de Vega. El público será testigo de la conversación que William Shakespeare y Félix Lope de Vega mantienen sobre la leyenda medieval italiana que inspiró a ambos para escribir sus obras Romeo y Julieta y Castelvines y Monteses, respectivamente.

Lugar: Casa Museo Lope de Vega

Dirección: Cervantes, 11

Municipio: MADRID
Más info en: http://www.madrid.org/agenda-cultural

casalope


Exposición: William Shakespeare dibujado en el Museo ABC

Pablo Márquez ha creado dos series de dibujos a partir de las obras La Tempestad y El sueño de una noche de verano.
Más info en: http://www.abc.es

sueño